Cargando, por favor espere...

Derecho y capitalismo
En el capitalismo no se hacen efectivas las leyes en favor de la justicia. Por ello, en lugar de censurar al derecho en sí, es necesario censurar al capitalismo, ya que éste impide casi siempre el correcto funcionamiento del derecho.
Cargando...

En el capítulo XXIV de El Capital, Marx expone que un ser humano es considerado esclavo solo bajo determinadas condiciones, de manera similar a como una máquina de hilar se convierte en capital solo bajo condiciones específicas. En su esencia, una máquina de hilar es un invento extraordinario que aumenta la productividad del trabajo y, por ende, amplía el potencial de descanso e inversión en tiempo “creativo”. Sin embargo, en el contexto capitalista de producción, la máquina de hilar se convierte en el instrumento más poderoso para extender la jornada laboral y acelerar el ritmo de trabajo. En sí misma, tal máquina representa una especie de liberación para la humanidad, pero bajo las condiciones capitalistas, impone al ser humano el yugo de las fuerzas económicas y, esencialmente, su función es crear ganancias. Este análisis de Marx aplica no solo en la maquinaria productiva sino también en las personas que, bajo ciertas relaciones económicas, se convierten en esclavas; y también aplica en el aparato jurídico y en las relaciones sociales.

Siguiendo tal lógica, el Estado y sus leyes pierden el objetivo primordial de construir una sociedad, en el sentido originario de la palabra: una agrupación de seres humanos que comparten instituciones sociales, interactuando entre sí para alcanzar los objetivos que beneficien a la comunidad en general. El Estado se considera la institución social fundamental, o una de las instituciones fundamentales, para asegurar el adecuado funcionamiento del sistema legal. Tales objetivos fijados para conseguir el bien común son olvidados una vez que se establece la sociedad capitalista; el proyecto político de la Ilustración, que buscaba un espacio público ciudadano en el que se discutieran los asuntos de la sociedad, fue restablecido, su lugar es ocupado por poderosas empresas privadas que no se sujetan a ninguna ley del Estado. El destino de los pueblos no se decide en asambleas y parlamentos ciudadanos, sino que se limita a seguir el rumbo que dicte la necesidad de ganancia de un grupúsculo capitalista que tiene la capacidad efectiva para condicionar a la mayoría de la población, por ejemplo, a través de la pauperización de las condiciones laborales, de la extracción de recursos o de la explotación de mano de obra infantil.

Dado que los derechos humanos son coartados en el sistema económico de hoy, éstos han sido menospreciados e incluso acusados de actuar, casi por sí mismos, en defensa de los grandes capitales. Sin embargo, la cuestión de que el derecho no funcione de manera adecuada en condiciones capitalistas de producción, o se convierta en una herramienta de dominación para las élites más poderosas, no implica que el derecho esté “viciado” desde su origen o que sea erróneo bajo cualquier circunstancia. De hecho, se podría argumentar que las leyes deben considerarse como fundamento de la libertad que, si se convierten en un instrumento dictatorial del poder bajo condiciones capitalistas, no se debe a su naturaleza intrínseca, sino a su impracticabilidad en tales condiciones. De modo que en el capitalismo, en general, no se hacen efectivas las leyes en favor de la justicia. Por ello, en lugar de censurar al derecho en sí, es necesario censurar al capitalismo, ya que éste impide casi siempre el correcto funcionamiento del derecho.

Resulta importante, pues, resaltar el rechazo al capitalismo, no enfocar nuestra atención en aspectos del derecho “siniestros por naturaleza”. En ocasiones, se utiliza al derecho, la democracia o la razón occidental para justificar atrocidades como la invasión de Irak. No obstante, esto no demuestra que el derecho posea una faceta criminal u oscura, lo único que revela es que los capitalistas, los mayores criminales del mundo, son también mentirosos, capaces de engañar con una fuerte dosis de propaganda (que siempre puede ser comprada), haciéndonos creer que una invasión criminal, terrorista y genocida se llevó a cabo en conformidad con el derecho y en aras de expandir la democracia. No obstante, las leyes no tienen la culpa de que se les crea. Es cierto que nuestro sistema jurídico puede presentar numerosas deficiencias e incluso ser una mera fachada de justicia; pero sus defectos pueden ser corregidos desde una crítica racional, no tendenciosa; es decir, cuestionarlo siempre en favor del establecimiento de la justicia, no en favor de su eliminación.


Escrito por Betzy Bravo

colaboradora


Notas relacionadas

La cinta es un alegato antifascista y antisupremacista. Sin embargo, falta a la verdad cuando presenta a EE. UU. como la nación que liberó a los países europeos y aplastó al nazismo.

El documental es una obra cinematográfica que muestra el proceso de creación y grabación de "Imagine". Opiniones de músicos, periodistas, etc., nos acercan con mucha objetividad a John Lennon y a su esposa Yoko Ono.

En este libro de ensayos del autor español, hay un texto dedicado a los escritores que no han tenido éxito comercial o que no alcanzaron fama, premios, puestos burocráticos o becas; y que, por lo mismo, viven casi en el anonimato.

Rubén Darío, el príncipe del modernismo, es un artista del color, del ritmo, de la opulencia.

Quizás su periodo más fructífero fue en la “época del cine de oro mexicano”, donde tuvo fuerte impulso de las instituciones gubernamentales, la academia, el estatus que estaba construyendo la industria fílmica de EEUU y la sociedad mexicana.

En su poema épico Nuevo mundo y conquista, Francisco de Terrazas da voz a la inconformidad de los criollos, descendientes de los conquistadores de la Nueva España, como él mismo fuera.

El argumento de Sócrates es sesgado, pues la memorización de las enseñanzas no es la única forma de ejercitar y desarrollar la capacidad del pensamiento abstracto; ni la aparición de la escritura imposibilita el ejercicio de análisis de la sociedad.

La cinta hoy comentada, aunque se realizó en 2005, aborda en forma realista la forma en que África ha sido considerada por los capitalistas europeos, en particular por las compañías británicas.

Los “poetas malditos” han reivindicado a François Villón como su antecedente más remoto.

Las vanguardias irrumpían en las letras hispanoamericanas con su ruptura de las normas y con su reto a la tradición.

De hecho, las tribus turcomanas, provenientes de Asia Central se fueron asentando en la antigua península de Anatolia.

El documental de  Rusia Today, (RT, agencia rusa de noticias) Palestina: El arte de la resistencia, nos brinda, como otros documentales sobre este tema, una imagen nítida de la heroica lucha de resistencia del pueblo palestino.

Su poesía se ha clasificado dentro del posmodernismo, trata temas de meditación lírica sobre la muerte, el desamor y las contradicciones sobre el bien y el mal, la belleza y el horror, etc.

Para entender lo que pasa en el mundo hoy día, es necesario recordar lo que ocurrió en la Segunda Guerra Mundial y cómo se ha desarrollado entre Rusia y Occidente. La cinta brinda una mirada profunda en ese sentido.

La música popular mexicana, del ingeniero Aquiles Córdova Morán, es un merecido homenaje a los cantantes, autores y compositores de nuestra música mexicana, tanto de la popular como de la clásica.

Edición impresa

Editorial

La salud mexicana al término del sexenio


Dinamarca es el punto de comparación que eligió AMLO desde el principio para prometer una atención médica de primer mundo para todos los mexicanos.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad anónima 1134