Cargando, por favor espere...

Crisis en Culiacán
Si se quiere acabar con el narcotráfico en México, hay que iniciar una lucha seria para dejar de depender del país vecino, y así se acabarán los casos como el de Culiacán, y México podrá ser la nación próspera, soberana y equitativa.
Cargando...

En estos días se vivió una crisis política y de seguridad en el país, la cual fue derivada de los hechos ocurridos en Culiacán. Amén de las más de seis versiones que ha manejado el Gobierno Federal: que si sabía Andrés Manuel López Obrador (AMLO), que si no sabía, que si se actuó con imprudencia y después con prudencia, etc., no he visto en algún medio ir al fondo del asunto.

Los enemigos de AMLO lo critican por las fallas del operativo; el riesgo en que se puso a la población por no medir las consecuencias; la falta de una respuesta enérgica del Estado ante lo que estaba pasando; es decir, que no hubo respuesta firme del ejercito ante tal estado de emergencia, pues se dice que el ejército no fue enterado del tema; que el presidente, en aras de una falsa austeridad, se queda incomunicado mientras viaja en su avión comercial; en otras palabras, que las Fuerzas Armadas de México se quedan sin instrucciones supremas, mientras el jefe de ellas, AMLO, viaja incomunicado en vuelo comercial; que debe reconocer que ya es el gobierno de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y que es su responsabilidad actuar y garantizar la seguridad de los mexicanos, entre otros asuntos por el estilo.

         Por su parte, los defensores del presidente le echan la culpa al pasado, a los gobiernos del Partido Acción Nacional (PAN) y del Partido Revolucionario Institucional (PRI).  Les recuerdan las fugas de narcotraficantes, pero no la recaptura. Les recuerdan lo que pasó antes sin hacer un análisis crítico de lo que sucedió en Sinaloa, es decir, se lanzan culpas al pasado para exculpar las actuales. Defienden a capa y espada lo que antes criticaban: que renuncie el jefe de la seguridad y que renuncie el Gabinete de Seguridad; sin embargo, aquí no se aplica el mismo criterio que antes, hoy se defiende a los funcionarios, aunque cometan graves y delicados errores como los de Culiacán.

         Ahora bien, una parte importante de la sociedad, con la que estamos en absolutamente de acuerdo, se pone del lado de los ciudadanos que cayeron en pánico, incluso, algunos que, sin deberla ni temerla, perdieron la vida lamentablemente. Efectivamente, ¿qué culpa tiene la población de las inexperiencias del Gobierno Federal? Ninguna, pero en tanto, ya “fue puesta” la gente en medio de un fuego cruzado que ella no provocó.

El problema es que los dos primeros “análisis” no van al fondo de la cuestión, se quedan en la superficie del ataque, o en la defensa del presidente López Obrador. Efectivamente, el problema tiene un origen y una causa más honda que ni los gobiernos anteriores, ni el actual han decidido combatir de fondo: nuestra dependencia a la política y a la economía de Estados Unidos (EE. UU.). El ingeniero Aquiles Córdova Morán, por escrito y en diversos discursos públicos, ha dicho que en EE. UU., a pesar de toda la tecnología y toda la capacidad que tiene el sistema norteamericano, no se ha detenido a ningún capo relevante y que, en cambio, nos exigen que combatamos a los capos en México; asimismo, hay en aquel país una muerte cada 19 minutos por sobredosis de heroína; el número de muertes por envenenamiento con drogas en EE.UU.  pasó de 16,849 en 1999, a 52,404 en 2015, según un informe especial presentado por Barack Obama en 2016; 183 millones de consumidores de cannabis, 35 millones de consumidores de opioides, 37 millones de consumidores de anfetaminas y estimulantes de venta con receta, 22 millones de consumidores de éxtasis, 18 millones de consumidores de opiáceos y 17 millones de consumidores de cocaína, según el mismo informe. “Se calcula que las ventas al por menor en los Estados Unidos representan unos 34 mil millones, de un mercado mundial de alrededor de 85 mil millones de dólares” (Economía del narcotráfico. OEA). No cabe duda de que se trata de un gran negocio.

Así que, ¿cómo se explica que nazcan cárteles y se combata enérgicamente a otros? Por ejemplo, ¿cómo se explica que a Pablo Escobar se le combatiera con el poder estatal e internacional, mientras que al cártel de Cali se le dejó esencialmente intacto? En México, de pronto nacen cárteles como desaparecen. A algunos los buscan para fines de extradición; otros operan sin restricciones. Asimismo, pasan toneladas y toneladas de drogas por las fronteras de Norteamérica, y resulta que nadie se entera. De ello se deduce que el negocio del narcotráfico está regenteado por altas esferas poderosas de EE. UU., que son “intocables”; y que el combate al narcotráfico en los países como México se hace a conveniencia de los intereses de los poderosos de Estados Unidos, así que, si se combate a un cártel y no a otro, debe leerse como que los intereses de Norteamérica así lo reclaman para tener el control total de su negocio.

 El peligro inminente que me preocupa a sobremanera es la posibilidad de una intervención abierta de los EE. UU. en México como ya lo hicieron en 1846 y en 1913; pero más grave como lo hicieron en Panamá o en Irak. Ese es el verdadero riesgo. Así que, si los mexicanos estamos dividiéndonos internamente y peleando para un “quítate tu para ponerme yo”; esa división interna será un factor esencial para que los norteamericanos, que ya nos obligan a cuidar la frontera sur con la Guardia Nacional, que nos amenazan a cada rato con subir aranceles si no hacemos lo que ellos digan y que no han querido firmar el Tratado de Libre Comercio, manden tropas militares a nuestro país.

En ese supuesto, la única manera segura de evitarlo consiste en que encuentren una fuerte resistencia interna de todo el pueblo de México y, a la vez, una fuerte reducción de la dependencia económica de México con EE. UU. y una apertura con otros mercados importantes como el de América Latina y o los de China y de Rusia. ¿Por qué en Cuba, en China o Rusia no se presentan problemas serios con el tráfico de drogas y problemas como el de Culiacán? Porque que son países que no dependen esencialmente de Estados Unidos.

Si se quiere acabar con el narcotráfico en México, hay que iniciar una lucha seria para dejar de depender del país vecino, y así se acabarán los casos como el de Culiacán, y México podrá ser la nación próspera, soberana y equitativa que está llamada a ser para con sus hijos.


Escrito por Brasil Acosta Peña

Doctor en Economía por El Colegio de México, con estancia en investigación en la Universidad de Princeton. Fue catedrático en el CIDE.


Notas relacionadas

La voluntad expresa del gobierno bolivariano y la aceptación de las oposiciones, abordan con cautela y confianza una agenda pactada con detalle. El reinicio de esa concertación en México es indispensable para construir una región pacífica y segura.

Al menos 25 personas murieron por las fuertes lluvias que provocaron desprendimientos de tierra e inundaron Zhengzhou, una ciudad del centro de China.

Hoy, México sufre un gobierno que ha convertido Palacio Nacional en una carpa de circo y que utiliza el poder para engañar, divertir y manipular a los mexicanos (shows mañaneros, rifa del avión presidencial, firmas para consultas populares).

La gira de Turetsky es una respuesta de “descontrariedad internacional” ante el panorama de conflicto entre Rusia y Occidente, que ha generado un clima de

El más reciente “Índice de Progreso Social 2021" presentado por México Cómo Vamos, revela que 2021 fue el segundo peor año en cuanto a progreso social, desde que se tiene registro, sólo después del 2015.

Las ganancias, es decir, la parte de la riqueza social producida que va a parar a unas cuantas manos poderosas en el mundo, en EE. UU.

Esta mañana cuatro policías fueron atropellados en Calzada de Tlalpan, a la altura del Metro General Anaya de la Línea 2, en la Ciudad de México.

El repudio del Gobierno Federal hacia la educación y la ciencia provocará que el país profundice aun más su atraso económico y social.

La obra literaria de Gustave Flaubert no ha sido olvidada y los textos más emblemáticos de este autor francés están a la mano de los lectores actuales en ediciones recientes.

Habitantes de al menos tres municipios de Tabasco que resultaron damnificados por las inundaciones generadas por las fuertes lluvias como consecuencia del frente frio número 9, denunciaron la indiferencia del gobernador Adán Augusto López Hernández.

Vecinos de la colonia El Refugio vivieron en carne propia la tragedia en la que murieron 57 migrantes. Según su versión, ni la Guardia Nacional ni el Instituto Nacional de Migración ni las autoridades estatales informaron sobre los hechos.

El pueblo debe participar en una nueva forma de gobierno y los políticos deben olvidar, definitivamente, que solo existe para emitir votos cada tres y seis años.

En poco más de cuatro meses del gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), la inseguridad y la violencia han aumentado

Si se quiere acabar con la pobreza y la desigualdad que azotan a millones de mexicanos, no hay más que reconocer los datos que las instituciones especializadas arrojan y actuar en consecuencia mediante la creación de un verdadero proyecto de nación

El imperio no perdona. Su largo brazo ha alcanzado a Julian Assange, fundador del portal WikiLeaks, quien reveló documentos y videos del gobierno de Estados Unidos

Edición impresa

Editorial

Crisis alimentaria, bomba de tiempo


La existencia de esta bomba ha sido detectada y advertida por especialistas.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad anónima 1138