Cargando, por favor espere...

"Mundo indígena", de Raúl Leiva
El poeta y ensayista Raúl Leiva fue miembro destacado de la Generación del 40. Con su trabajo periodístico y literario contribuyó a la revitalización cultural de su patria durante la Revolución Guatemalteca (1944-1954).
Cargando...

La historia de los pueblos, sus luchas, avances o retrocesos, siempre ha sido la fuente en que abrevan los grandes poetas para crear bellas obras al servicio de una idea superior; y la lucha libertaria de los pueblos latinoamericanos en la segunda mitad del Siglo XX inspiró a varias generaciones de poetas populares que, entendiendo la necesidad de poner su sensibilidad y talento al servicio de una causa justa, hicieron de la pluma arma de combate político. Éste es el caso del poeta y ensayista Raúl Leiva (Guatemala, 1916 – México, 1974). Fue miembro destacado de la Generación del 40, fundador del Grupo Acento y director de la revista del mismo nombre; formó parte del Consejo Directivo de la Revista de Guatemala y participó en la fundación del Grupo Saker-Ti. Con su trabajo periodístico y literario contribuyó a la revitalización cultural de su patria durante la Revolución Guatemalteca (1944-1954). A raíz del golpe de Estado contra Jacobo Árbenz se exilió en México, donde trabó amistad con escritores como Enrique González Rojo Arthur y Eduardo Lizalde, contribuyendo a la difusión de la obra de muchos de sus coterráneos, refugiados –como él mismo– para salvar la vida ante la persecución contra intelectuales y artistas revolucionarios desatada en su país. Su interés por el ambiente literario mexicano puede constatarse en su obra ensayística.

Cuando Mundo Indígena (Ediciones Saker-Ti, 1953) vio la luz, Raúl Leiva había publicado ya media docena de poemarios y no era un desconocido en la escena literaria de su país. El pasado común de Guatemala y México, la gran herencia maya y el sufrimiento de las comunidades indígenas es la materia prima de este libro. “Raúl Leiva (…) supo conjugar lo universal y lo americano (…) no es un simple espectador en el oscuro drama de nuestro indigenismo: consciente de su mestizaje, de su mayoritaria sangre americana, contribuye a dilucidar su misterio desde el plano de la obra de poesía, hablándonos con cálido aliento de sus propias e intransferibles experiencias”, se lee en la solapa de este importante fragmento de la historia poética de dos naciones hermanas.

Tecum Umán Magnífico es el poema que hoy compartimos con nuestro lectores; en él se invoca a los dos máximos héroes de la antigüedad de ambas naciones, Tecum Umán y Cuauhtémoc, para que desde su mítica altura se conviertan en guía de sus pueblos que, adormecidos, parecen haber olvidado su pasado grandioso, pero que tarde o temprano despertarán y, juntos, irán hacia un futuro luminoso.

Tecum-Umán magnífico,

en mí palpita tu fulgor de estrella,

tu deseo voraz, tu pesadumbre:

te siento vivo y alto por mi sangre

de indígena orgulloso;

coloras mi semblante acanelado,

alimentas mi amor y mi alegría

y también mi nostálgica esperanza.

Haces crecer mis odios,

tuya es mi rebeldía;

cada paso que doy sobre la tierra

recuerda el tum lejano y sollozante

de tu partido corazón en llamas.

No olvido yo tu nombre,

no olvido yo tu muerte,

héroe adolescente.

De la dormida historia emerges puro,

batallador y fiero,

caminando al encuentro de la muerte,

tú también, cual Cuauhtémoc

“único héroe a la altura del arte”.

Lección de rebeldía hoy olvidada

por torpes muchedumbres incoloras

que respiran la dura servidumbre

de una tierra rendida, zozobrante.

¿Qué vale ya tu muerte, héroe joven,

si no escuchan tu voz, si no interesa

tu vegetal y térreo grito herido

ante los falsos que tu nombre hieren?

Juventudes imbéciles te niegan

aunque el oscuro rostro les delate

la exacta procedencia de tu sangre.

El alto honor de perpetuarte tengo

en mi indígena sangre americana,

sedienta, ardiente, denodada, amarga,

que en lo profundo de mi ser te exalta.

Abuelo victorioso de la muerte,

no mueres ya: caminas lentamente

en la sangre de ciegas muchedumbres

que al fin te han de encontrar en el futuro.

Desde mi joven voz tu sombra crece

y crece y crece hasta llegar al cielo:

al cielo de la gloria, al cielo maya

que rásgase en crepúsculo y quetzales.


Escrito por Tania Zapata Ortega

COLUMNISTA


Notas relacionadas

La Ciudad de México y Corea del Sur son los invitados en esta ocasión. En la capital del país, la sede por demás emblemático será el  Salón Los Ángeles de la colonia Guerrero en la alcaldía Cuauhtémoc.

La extinción de la naturaleza en los bosques del Chichinautzin-Ajusco, significa también una condena de muerte para quienes habitamos el Valle de México; y no podemos ni debemos permitir que eso suceda.

Compadre Mon (1940), obra maestra del poeta Manuel del Cabral Tavárez, es un extenso poema épico dividido en tres partes en el que su autor fusiona con gran acierto la realidad y el mito.

Hoy compartimos una selección de los poemas escritos desde la prisión política por Antonio Guerrero Rodríguez (Miami, 1958), uno de los Cinco Héroes Cubanos acusados de terrorismo y presos injustamente en EE. UU. durante muchos años.

Situada en la desembocadura del Río Tajo, en el Océano Atlántico, con menos de un millón de habitantes, Lisboa es la ciudad más grande de Portugal; ha sido nombrada como el mejor destino turístico urbano según el “World Travel Awards” 2023.

El dramaturgo rechaza la idea de que “todo está escrito” y plantea que los hombres, a través de astucia y valentía (y también de un poco de suerte) pueden modificar sus circunstancias.

En esta segunda parte, el sabio español habla de Federico Nietzsche, el filósofo decimonónico que presuntamente inspiró al nazismo alemán que “provocó la II Guerra Mundial”. Su antipatía y desaprobación hacia él son contundentes.

En 2020 se cumplieron 100 años del nacimiento del Ruiseñor del Catuche, que con su obra demuestra que el hombre sencillo es capaz de entender el hondo mensaje de la poesía. Enemigo del autoritarismo, el lugar común y la hipocresía.

Uno de los diálogos de la Chabola de Bartra es protagonizado también por Parrés, pero en tal caso, su interlocutor no es su conciencia comunitaria, sino el anciano gigante Calibán...

Es poetisa, narradora, novelista Y autora de libros para niños. Sus poemas reunidos en "El nombre del pájaro" abordan la vida del pueblo con crudeza y franqueza, sin la romantización habitual de este tema.

Su infancia y juventud transcurrieron en la Revolución Mexicana, durante la cual trabajó como telegrafista de la División del Norte.

El trabajo cultural es un “componente esencial de nuestra forma de ver la vida, la sociedad y sus lacerantes problemas actuales, como la pobreza".

 La poesía es necesaria, no solo como modo de vida, destacó el escritor Eduardo Mosches, que este día celebró con un recital en Bellas Artes sus 35 años de trayectoria.

Michelet propone estas asociaciones de índole histórica: “Inglaterra y sus máquinas”; “Alemania y sus sistemas (filosóficos)”;  “Italia y sus obras de arte”; “Francia y el evangelio de la igualdad”…

Fue una escritora armenia, impulsora del desarrollo de la poesía socialista y feminista; fue descrita como quien le dio “voz a los sin voz” y ella misma veía su papel de poetisa como “profundamente político”.

Edición impresa

Editorial

Elecciones 2024: violencia incontenible


Las elecciones de 2024 serán las más violentas de la historia de México; y el crimen organizado jugará un rol importante en estos comicios, especialmente en estados y municipios.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad Anónima 1128