Cargando, por favor espere...

Lord Byron
Fue un destacado poeta del Romanticismo británico que creció en una familia aristocrática. Con 18 años publicó su primer libro de poemas, "Horas de ocio", pero su sátira "Bardos ingleses y críticos escoceses" lo dio a conocer en el mundo intelectual.
Cargando...

Nació el 22 de enero de 1788 en Londres, Inglaterra; fue un destacado poeta del Romanticismo británico que creció en una familia aristocrática y heredó de su tío abuelo el título nobiliario. A los dieciocho años publicó su primer libro de poemas, Horas de ocio, y tras una crítica adversa contestó con su sátira Bardos ingleses y críticos escoceses que lo dio a conocer en el mundo intelectual.

En 1809, al alcanzar la mayoría de edad, emprendió una serie de viajes en los que recorrió España, Portugal, Turquía y Grecia; a su regreso publicó en La peregrinación de Childe Harold las memorias de su viaje y donde creó el “héroe byronianoˮ, un personaje que desafía la moral, las convenciones establecidas, nostálgico y de sentimientos exaltados; él mismo comenzó a vivir de acuerdo a su héroe y se volvió un símbolo de libertinaje y amoralidad para la sociedad de su época, por lo que acabó abandonando el Reino Unido para no regresar nunca y ser un poeta errante. Vivió en Suiza e Italia, donde se codeó con varios intelectuales y aristócratas, como la pareja Shelley y Goethe, con los primeros estuvo en la célebre noche en que se creó Frankenstein y con el segundo se carteaba. Goethe lo calificó como “el poeta del presenteˮ. En 1823 viajó a Grecia para unirse a la lucha por la independencia de ese país; luchó como parte del ejército rebelde sin adherirse a ninguna facción política oficial; antes de poder ejecutar cualquier estrategia militar cayó enfermo hasta que falleció, el 19 de abril de 1824, en Mesolongi, Grecia, tras un largo ciclo de fiebres y sangrías.

Su obra fue prolífica; su editor publicó 17 volúmenes de toda su obra, incluyendo su Don Juan, poema de 17 cantos escrito en octava real (ocho versos endecasílabos con rima consonante), Manfredo, poemas breves como Oscuridad, poemas líricos como Ella camina en belleza, poemas narrativos como El Prisionero de Chillon, The Vision of Judgment, etc.

 

IMITACIÓN DE CATULO

                                    Para Ellen

¡Oh! Si besar pudiera esos ojos de fuego,

un millón apenas si sofocaría el deseo:

sin cesar impregnaría mis labios de deleite,

y moraría una eternidad en cada beso:

sin cesar te besaría a ti aferrado:

nada separaría mi beso del tuyo;

sin cesar nos besaríamos y besaríamos para siempre;

aun cuando su número excediese

las innumerables semillas de la amarilla cosecha.

Separarnos sería vano empeño:

¿podría desistir? ¡Ah! ¡Nunca, nunca!

 

VERSOS GRABADOS EN UNA COPA HECHA CON UN CRÁNEO

Ni te sobresaltes ni creas que mi espíritu huyó;

en mí contempla al único cráneo,

del que, al revés de una viviente cabeza,

todo lo que fluye nunca es aburrido.

 

Viví, amé, bebí a grandes tragos como tú:

morí: que la tierra renuncie a mis huesos;

lléname: tú no puedes hacerme daño;

el gusano tiene labios más viles que los tuyos.

 

Mejor es contener a la uva burbujeante,

que criar la viscosa progenie del gusano terrestre,

y rodear en la forma de la copa

a la bebida de los dioses, que no al alimento del reptil.

 

Cuando por casualidad una vez mi ingenio brilla,

en ayuda de los demás, deja que brille;

y cuando, ¡ay!, nuestros cerebros hayan desaparecido,

¿qué substituto más noble habrá que el vino?

 

Bebe a grandes tragos mientras puedas: otra raza

cuando tú y la tuya, como la mía, se haya perdido,

puede que te rescate del abrazo de la tierra,

y rime y se deleite con los muertos.

 

¿Por qué no? Ya que mediante el breve día del vivir,

nuestras cabezas efectos tan tristes engendran,

redimidas de los gusanos y de la arcilla desgastada,

esta posibilidad tienen de ser provechosas.

 

¡RECORDARTE! ¡RECORDARTE!

¡Recordarte! ¡Recordarte!

¡Hasta que el Leteo sofoque la ardiente corriente de la vida,

el remordimiento y la vergüenza se aferrarán a ti!

¡Y te perseguirán como un febril sueño!

¡Recordarte! Sí, no lo dudes.

¡Tu esposo también pensará en ti!

¡Ninguno de los dos te olvidará,

para él fuiste engañosa, para mí un demonio!

 

PROMETEO

I

¡Titán! Ante cuyos ojos inmortales

los sufrimientos de la humanidad,

vistos en su triste realidad,

no eran como las cosas que los dioses desprecian.

¿Cuál fue la recompensa de tu lástima?

Un callado e intenso sufrimiento;

la roca, el buitre, y la cadena,

todo lo que el soberbio puede sentir de dolor,

la agonía que ver no deja,

la asfixiante sensación del infortunio,

que no habla sino en su soledad,

y luego es celosa, a menos que el cielo

posea un oyente, no suspirará

hasta que su voz eco no tenga.

 

II

¡Titán! La lucha te otorgaron

entre el sufrimiento y la voluntad,

que torturan cuando no pueden matar;

y el cielo inexorable,

y la sorda tiranía del destino,

el dominante principio del odio,

que para su placer crea

las cosas que pueden aniquilar,

te negaron hasta la dádiva de morir:

el desdichado don de la eternidad

era tuyo y bien lo has soportado.

Todo lo que Júpiter tonante te arrancó

no fue sino la amenaza que le devolvió

los tormentos de su tortura;

el destino muy bien previste,

pero no se lo dijiste para aplacarle;

y en tu silencio estuvo su sentencia,

y en su alma un vano arrepentimiento,

y un temor malvado tan mal disimulado,

que en su mano temblaron los rayos.

 

III

Tu crimen divino fue ser bondadoso,

el hacer con tus preceptos menor

la suma de las desventuras humanas,

y el fortalecer al hombre con su propia mente;

pero confundidos como tú fuiste desde las alturas,

aún en tu paciente energía,

en la resistencia y en la repulsa,

de tu espíritu impenetrable,

que ni tierra ni cielo pudieron agitar,

una poderosa lección heredamos:

tú eres un símbolo y un signo

para los mortales de su destino y su fuerza;

como tú, el hombre es en parte divino,

una corriente turbulenta de fuente pura;

y el hombre en parte puede prever

su propio destino fúnebre;

su desventura y su resistencia,

y su triste existencia sin aliados:

a la que su espíritu puede oponerse

y equipararse a todos sus desastres,

y a una firme voluntad y a un hondo sentido,

que hasta en la tortura capaz es de divisar

su propia recompensa concentrada,

triunfante cuando se atreve a tal desafío,

y haciendo de la muerte una victoria.

 

SONETO AL CASTILLO DE CHILLÓN

¡Eterno espíritu de la mente sin cadenas!

¡Libertad! La más brillante en calabozos eres,

pues en ellos es tu morada el corazón:

el corazón cuyo amor por ti solo puede atarlo;

 

Y cuando tus hijos se ven a los grilletes entregados,

a los grilletes y a la penumbra sin día de la cripta húmeda,

su país conquistan con su martirio,

y la fama de la libertad alas halla en todos los vientos.

 

¡Chillón! Tu prisión es un sitio sagrado,

y tu triste suelo, un altar, pues fue andado,

hasta que sus mismos pasos dejaron sus huellas

 

marcadas, como si el frío pavimento fuera césped,

por Bonnivard. Ojalá que nunca se borren esos trazos

pues ellos son testigos de la tiranía ante Dios.


Escrito por Redacción


Notas relacionadas

Los consuelos de la historia, de Anthony Wilks, es un documental que nos habla de la vida y obra del historiador británico Eric Hobsbawm y que nos describe a su vez la esencia de sus aportaciones a la historia de la sociedad.

Esta colección de ensayos políticos fue escrita para recoger, describir y evaluar lo que el propio autor llamó las “actas de los ideales colectivos” que el pueblo mexicano generó para sacudirse el colonialismo español.

Siendo negro –reconoce el autor–  pude haber pensado y actuado como blanco; habiendo surgido de las entrañas del pueblo, pude ponerme del lado de los explotadores, pero mi sombra (mi espíritu) eligió el camino de la congruencia y de la lucha.

Fue el poeta romántico más aclamado en la Europa del S. XIX, gracias a la publicación de más de 20 poemarios y a sus actividades como periodista, ensayista, creador de novelas cortas de folletín y una militancia liberal, republicana y socialista utópica.

Conocida por el sobrenombre de El Ruiseñor de India, fue una activista por la independencia de su país, defensora de los derechos civiles, de la emancipación femenina y antiimperialista.

Plaza Llamas fustiga a los políticos oportunistas de su tiempo, precursores de los actuales dirigentes partidarios. Han pasado 139 años desde su muerte, quien participara activamente en la lucha previa a la promulgación de la Constitución de 1857.

La conciencia que él tenía de su misión de portavoz del pueblo se refleja en su obra “Lo demás es silencio”, poemario que publicó en 1952.

Las plataformas contratan lo mismo a grandes realizadores que a buenos artesanos de la cinematografía dedicados a la creación de cintas de ficción, documentales, series completas, etc. para satisfacer un mercado cada vez más amplio.

Además de la lucha proletaria, el amor es un gran eje temático en la poesía del revolucionario peruano Valcárcel Velasco; ya en sus primeros versos abordaba el asunto amatorio desde la visión de la poesía pura.

"Mrs Shakespeare" es la nueva entrega de la guionista y directora de teatro Silvia Ortega Vettoretti. La obra no parte de un absurdo, sino de un estudio exhaustivo del dramaturgo del siglo VXI y del feminismo de los años 70.

"La decisión de cancelar el Seguro Popular por parte de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador es un error".

Michel de Nostradamus (1503-1566) fue un personaje histórico francés cuyo arte profético fue el menos relevante de sus otros oficios

La obra será expuesta en sedes de Sotheby's en Ámsterdam, Hong Kong y París antes de ser subastada en la capital francesa el 25 de marzo.

Clara Zetkin recuerda en sus memorias que teniendo una plática sobre el arte nuevo de Rusia, Lenin interviene para manifestar su postura: todo artista tiene derecho a crear libremente sin depender de nada.

La Sala Cristina Payán del Museo de Culturas Populares exhibe la exposición "Dolores Porras. Taller”, de dicha artista y artesana originaria del estado de Oaxaca.