Cargando, por favor espere...

La trillada frase con la que AMLO sueña resolver los problemas
Avanzamos hacia una sociedad cada vez más desigual, más inequitativa, más injusta, más insegura y, por ende, más violenta, para las mujeres y para todos.
Cargando...

“El feminicidio se detiene con una sociedad mejor”, fue la lapidaria frase sacada del suministro de lugares comunes del presidente Andrés Manuel López Obrador, su salida segura ante las críticas por la alarmante multiplicación de feminicidios en México durante su gestión. Es cierto, “el feminicidio se detiene con una sociedad mejor” pero el presidente olvidó exponer cómo su administración está construyendo esa mejor sociedad, qué hechos concretos está emprendiendo su gobierno para contrarrestar la violencia contra la mujer, y en general, qué proyecto cambiará el rumbo de la sociedad mexicana para convertirla en una “mejor”.

Los simpatizantes de Obrador y militantes de Morena argumentarán que es mucho lo que el gobierno de la 4T ha hecho por las mujeres: programas directos, dinero a la gente, dinero a los adultos mayores, apoyo a madres indígenas, etc. Pero lo que habría que cuestionar es si esas acciones están encaminadas a construir un México mejor, más equitativo, más seguro para las mujeres y los grupos vulnerables. Lo único que nos puede dar la respuesta son los datos que arroja la realidad. Lamentablemente esos datos evidencian que, en vez de mejorar, vamos retrocediendo. Veamos.

De enero de 2019 al primer trimestre de 2022, el país registró un total de 3 mil 129 asesinatos de mujeres. En 2019: 947; en 2020: 949; para 2021 ya eran mil 4, y en los tres primeros meses de este año ya van 29 feminicidios (el Estado de México encabeza la lista), de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).  

Pero las cifras antes descritas son apenas la punta de iceberg, pues ante las agresiones que han arrebatado la vida a miles de mujeres se suma la de las desapariciones, jóvenes, niñas que posiblemente han perdido la vida, pero de cuyos cuerpos no se sabe nada; o mujeres que han sido sustraídas de su hogar con fines de explotación sexual u otros igualmente ilegales. Esos datos son aún más preocupantes. Información de la Comisión Nacional de Búsqueda afirma que en el sexenio de López Obrador 7 mil 901 mujeres han sido desaparecidas, en su mayoría de entre 15-19 años.

Querido lector, no me gustaría agobiarlo con datos, pero la tendencia al alza en cuanto a desapariciones es alarmante: en 2018 desaparecieron mil 687 féminas; en 2019, mil 890; en 2020, dos mil 250; y para 2021 la cifra casi se multiplicó al dos mil 795. Es decir, el incremento de desapariciones incrementó un 65 por ciento en el gobierno de Andrés Manuel.

Pero hay otros datos que echan por tierra la ilusión del México en progreso. Por ejemplo, nuestro país pertenece al 25 por ciento de los países con mayores niveles de desigualdad, esto quiere decir que mientras el estrato poblacional con menores ingresos percibe 101 pesos por día, el más alto ingresa en promedio mil 853 pesos, ¡18 veces más! Sigamos. A decir del Coneval, las mujeres que trabajan dedican, aparte de su jornada laboral, 40 días al año en labores domésticas; los hombres, sólo 16 días (pero resulta peor para las mujeres pobres, pues éstas dedican aún más: 45 días). Otro dato. En los últimos dos años, la pobreza alcanzó a otros 10 millones de personas, sumando así 56 millones de mexicanos pobres, luego de la falta de una estrategia económica ante la pandemia por Covid-19.

Y ante esta realidad el presidente solo se digna a responder con la frase más trilla de la historia política del país. Claro que todos los males del país (póngale usted el nombre que guste; delincuencia, corrupción, etc.) se solucionarían con una sociedad mejor. El problema es cómo se construye esa sociedad. Lo único que queda evidenciado por lo datos antes relatados es que nuestro país no está mejor ni cerca de estarlo. Por el contrario, avanzamos hacia una sociedad cada vez más desigual, más inequitativa, más injusta, más insegura y, por ende, más violenta, para las mujeres y para todos.


Escrito por Adamina M. Díaz

gyuio


Notas relacionadas

"Si sigue aumentado la próxima semana (a partir del 8 de noviembre), ya tendríamos que hacerlo", aseveró, dijo la jefa de Gobierno.

En avenida Juárez se encuentran desplegados elementos de la policía capitalina para resguardar los inmuebles

El presidente Andrés Manuel López Obrador miente al decir que “ya cumplió 99 de sus 100 promesas de campaña”, afirmó el excandidato presidencial, Ricardo Anaya.

El mandatario federal  acusa al INE de ser un aparato diseñado para el saqueo permanente del erario nacional por las mafias del poder.

En 2020, Macuspana recibió 159 millones y 116 millones del FAIS y del Fortamun, respectivamente, pero con inconsistencias por 120 millones.

El número de casos confirmados ascendieron a 74 mil 560, de ellos, 14 mil 718 son activos.

Quien crea que la protesta masiva en el Zócalo capitalino logrará que AMLO deje de atacar al INE y a la SCJN es porque no ha entendido que la 4T defiende al gran capital nacional y extranjero, a los grandes empresarios, no a las mayorías.

Ahora hace falta, urge la entrega de una renta básica universal a la población más necesitada. Ése es el clamor de millones de mexicanos que padecen hambre.

Para los 10 millones que trabajan en microempresas, y muy probablemente también para los cuatro millones de las pequeñas, la Ley Federal del Trabajo (LFT) es letra muerta.

La Federación está endeudando al país y comprometiendo el futuro de los mexicanos, luego de que Morena, PT y PVEM aprobara para el 2024 una deuda por 1.9 billones de pesos, la más alta en 10 años, según el CEFP.

Esta administración federal ha sostenido diversas controversias con las empresas generadoras de energías limpias.

Según el Presidente, ya se tiene identificado al presunto asesino de Meraz León, aunque afirmó, “todo indica que no hay relación con lo que ella hacía”.

Es muy insuficiente (y disminuye cada vez) el presupuesto asignado a infraestructura hidráulica para 2024; según expertos, México necesita 85 mil mdp durante 10 años continuos para garantizar el acceso al agua.

En solo dos años, 2019 y 2020, la administración morenista se gastó 282 mil mdp (de 323 mil mdp) de los fondos de ahorro gubernamental, para garantizar el sostenimiento de sus programas sociales y varios de sus proyectos "estrella", como el Tren Maya.

El arranque anticipado de la carrera por la sucesión presidencial en 2024 demuestra lo que señala nuestro Reporte Especial: las promesas presidenciales y la campaña electoral permanente tienen el mismo objetivo que en 2018.