Cargando, por favor espere...

51% más agresiones a la prensa con AMLO que con Peña Nieto
En lo que va de 2022, han asesinado a 15 periodistas, lo cual es alarmante porque ha dejado de ser novedad. En este gobierno morenista las agresiones y asesinatos contra la prensa han ido al alza.
Cargando...

El lunes anocheció con una terrible noticia: el asesinato de Freddy Román, el 15° periodista asesinado en lo que va de este año. Según los reportes oficiales, Freddy fue víctima de un artero ataque que se registró cerca de las cinco de la tarde del 22 de agosto, sobre la calle Valerio Trujano, en el centro de Chilpancingo, Guerrero. Información recabada por Artículo 19 esclarece que el periodista fue interceptado por sujetos armados en motocicleta y fue asesinado con un arma de fuego.

Freddy Román era director y propietario del periódico “La Realidad”. A decir de sus familiares, el reportero varias veces manifestó su preocupación por la inseguridad que reina en el estado de Guerrero y cómo el crimen organizado ha ido ganando terrero ante la pasividad y omisión de las autoridades locales.

Desde que se dio a conocer su asesinato, diversas organizaciones de comunicadores, reporteros y periodistas condenaron los hechos y exigieron, una vez más, que las autoridades de todos los niveles garanticen la vida y seguridad de los que ejercen esta profesión. Los primeros en lanzar pronunciamientos son Artículo 19, Red Rompe el Miedo y Periodistas Víctimas de Desplazo Interno Forzado en México.

“En un contexto donde se agrede a la prensa cada 14 horas (…) exigimos a la @FiscaliaGro investigar este crimen de manera diligente, objetiva y expedita. Asimismo, conminamos al Mecanismo de Protección a Periodistas de la @SEGOB_mx a contactar a familiares de Freddy y a los medios donde colaboró, con el objetivo de brindar medidas de protección”, publicó en su cuenta de Twitter Artículo 19.

En lo que va de 2022, han asesinado a 15 periodistas: Armando Linares, José Luis Gamboa, Margarito Martínez, Lourdes Maldonado, Roberto Toledo, Heber López, Jorge Camero, Juan Carlos Muñiz, Luis E. Ramírez, Yesenia Mollinedo, Sheila García, Antonio de la Cruz, Ernesto Méndez, Juan Arjón y Freddy Román.

Esto es alarmante porque ha dejado de ser novedad. Desde el inicio de la actual administración morenista las agresiones contra la prensa y los asesinatos de reporteros han ido al alza. En el primer semestre de este año, Artículo 19 documentó el número de agresiones contra reporteros y personas que trabajan en medios de comunicación; las más recurrentes, intimidación y hostigamiento (101 reportes), amenazas (66) y uso ilegítimo del poder público (45). En total se registraron 331 agresiones contra periodistas y personas que laboran en medios de comunicación.

“En comparación, el primer semestre del 2016 ARTICLE 19 registró 218 ataques contra la prensa. Esto significa que en el mismo periodo del gobierno de Enrique Peña Nieto y de Andrés Manuel López Obrador hay un incremento del 51.83 por ciento de agresiones contra la prensa”, dice su estudio. Hoy México, en promedio, cada 14 horas registra un ataque contra reporteros y periodistas.

En este espacio hemos tratado en varias ocasiones el tema, pero cada vez que lo hemos hecho, somos ignorados, igual han sido ignorados muchos otros medios que también escriben, critican el problema. Pero no nos detendremos, seguiremos denunciando; es urgente que desde ahora las autoridades paren la ola de violencia de la que somos víctimas los periodistas, empezando por sancionar a los funcionarios de gobierno e instituciones gubernamentales que han incurrido en amenazas, intimidaciones, hostigamientos y abuso del poder en contra de la prensa y lo que trabajamos en esta profesión. Ya basta.

Para desgracia del Gobierno morenista, no es el crimen organizado al que los medios, periodistas y comunicadores debieran temer más, sino a las propias instituciones y funcionarios gubernamentales, pues como lo evidenció Artículo 19, son estos los que más agreden al gremio. No hay dónde esconderse. Si el gobierno, el Presidente en punta, sigue actuando como si nada pasara, como si el desprecio y el vituperio con el que se dirige a los medios no alentara a grupos criminales y al crimen organizado a actuar de igual o peor manera contra los comunicadores, México se convertirá en el peor para ejercer el derecho a la información, a la libertad de prensa y hasta de libre pensamiento. Vamos en caída libre hacia ese destino que solo conocen las dictaduras.   

No somos el primer grupo en ser agredido, es cierto; ahí están los doctores y los médicos pasantes, las universidades estatales, los investigadores y académicos del Conacyt, etc., que también son agredidos un día sí y el otro también. Todos nosotros, si no nos unimos, si no exigimos con mayor energía, con más vigor, con más precisión, si no paramos juntos esta avalancha de descrédito y difamación que viene desde Palacio Nacional y que ha devenido en violencia, no nos sorprenda que mañana seamos nosotros los que nos encontremos en la fría caja en la que hoy se encuentra Freddy Román.


Escrito por Adamina M. Díaz

gyuio


Notas relacionadas

Diputados de oposición en alerta porque Morena podría llamar a un periodo extraordinario y, con la ausencia de legisladores, dar “madruguete” y ratificar a Ernestina Godoy en la FGJCDMX.

Voces señalan que los tres nuevos “partidos” fungirán más como “satélites” de Morena en las elecciones de 2021 y 2024 más que como opciones políticas y programáticas diferentes.

Se habla de las pensiones al 100%, pero no se dice cómo fondearlas; de simplificación administrativa, pero el objetivo es desaparecer los organismos autónomos, se habla de derechos indígenas o de los animales, pero sólo es fraseología general.

Un “buen fin” sería que las empresas pagaran mejores salarios a los trabajadores y que las jornadas de trabajo fueran de 40 horas.

La renta de trenes para la Línea 12 que asciende a 22 mil millones de pesos

¿Por qué no se dice nada con respecto a la crisis sanitaria sin precedentes que coloca a México como el país con el peor control de la pandemia, y uno de los tres con más muertos? ¿Ahora callan porque las muertes superan el medio millón?

“No queremos deuda, queremos apoyo emergente”. Comerciantes denuncian que el jefe de gobierno de la CDMX, Martí Batres, dijo que ya los había apoyado, pero solo se le ha dado recurso emergente a una mínima parte.

El Gobierno Federal está dispuesto a prescindir de los servicios educativos de una institución que forma antropólogos, historiadores, lingüistas y arqueólogos del más alto nivel dedicados a resguardar y estudiar el patrimonio cultural mexicano.

La mayoría de los gobiernos estatales del partido oficial se han caracterizado por su alto índice de trabajo informal y los elevados niveles de endeudamiento público.

El gobierno de Claudia Sheinbaum se está sumando a otros gobiernos morenistas represores como el de Puebla de Miguel Barbosa o el de Veracruz.

Antes de regresar a las aulas la exigencia de los jóvenes es que se debe vacunar al total de la población o al menos a un 70 por ciento.

Los datos que daré a continuación evidencian el desinterés del Gobierno Federal y el local de la CDMX, cuya Jefa de Gobierno, por cierto, realizaba un evento de precampaña electorera en Michoacán mientras en la Línea 3 del Metro chocaban dos trenes.

Expertos analistas hablan esta semana acerca de la propuesta de reforma constitucional electoral de AMLO, su “Plan B” y el objetivo de continuar a como dé lugar en el poder durante el próximo sexenio.

¿Qué hay detrás de esta iniciativa? En principio, el gobierno no tiene dinero y lo busca en los más indefensos, los informales. Representa un mayor desperdicio de recursos, del más valioso, el trabajo; es empujar a la gente al ocio forzado, a la delincuen

El diputado federal por el PVEM, Javier López Casarín, es el precandidato elegido para competir bajo la coalición “Seguimos Haciendo Historia” por la alcaldía Álvaro Obregón en las elecciones de 2024.