Cargando, por favor espere...

Si no hay justicia para Ayotzinapa, no habrá paz para AMLO
Hoy se cumplieron ocho años del asesinato de los 43 normalistas de Ayotzinapa. El crimen sigue impune, a pesar de documentos que apuntan a José Luis Abarca, ex presidente de Iguala, como el autor intelectual del asesinato de los jóvenes.
Cargando...

Este 26 de septiembre se cumplieron ocho años del terrible asesinato de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero; el crimen sigue impune. Ahora salieron a la luz documentos que apuntan a José Luis Abarca, entonces presidente de Iguala, como el que ordenó el asesinato de los jóvenes. En dicho crimen tomaron un papel activo algunos mandos del Ejército mexicano y grupos delincuenciales locales.

Pero todo esto más o menos se sabía desde 2014, año en que ocurrieron los hechos. Sin embargo, el gobierno de entonces decidió ocultar la información y crear la llamada “Verdad histórica”; no procesó a los culpables y solo simuló que se impartía justicia. Lo más grave es que el actual gobierno ganó muchas de las simpatías de la gente por criticar la actuación de su antecesor, el ex presidente Enrique Peña Nieto, en el caso de Ayotzinapa. Sin embargo, hoy, el actual presidente López Obrador y archienemigo de Peña Nieto (al menos discursivamente), hace exactamente lo mismo.

Eduardo Luque retrata muy bien este actuar político en una de sus colaboraciones para El viejo Topo. “La falta de empatía y coherencia son algunas de las constantes en multitud de figuras públicas. En una sociedad donde el espectáculo, como diría Guy Debord, lo es todo, el político neoliberal o el populista de turno muestra, en época electoral, un rostro bondadoso besando niños y haciendo como que escucha las demandas de sus posibles votantes. Una vez conseguido el objetivo, se transmuta y, como en la novela de Stevenson, deja de ser el doctor Jekyll y asume el papel del señor Hyde. Es en ese momento post-electoral cuando conocemos realmente a esas figuras públicas”.   

Cuatro años de mal gobierno y administración morenista tuvieron que pasar para que los 30 millones de mexicanos que votaron por López Obrador conocieran el verdadero rostro del Presidente. Y ahora nos damos cuenta de por qué se ocultaba: la verdadera personalidad del actual mandatario federal resulta ser como la del señor Hyde, una aberración. La mayoría de los que confiaron en él están sorprendidos e indignados con la estafa bajo la cual se “vendió” el proceder del “gobierno de los pobres”, entre ellos los familiares, amigos y compañeros de los jóvenes de Ayotzinapa. 

            Ejemplos de su trasmutación hay por cientos, pero un ejemplo ilustrativo es su actitud ante el crimen de los estudiantes de Guerrero. En 2018, una de sus principales promesas de campaña fue dar justicia al caso, sin embargo, ocho años después, las familias de los estudiantes siguen sin localizar a sus hijos. Es entendible que ante la inacción del gobierno que les prometió y perjuró justicia, los estudiantes se hayan vuelto más enérgicos y radicales en sus protestas.

Por ejemplo, el pasado jueves 22 de septiembre acudieron a la Fiscalía General de la República (FGR) –resguardada por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC)– como parte de la Jornada Nacional de Lucha ante la Deuda de Justicia del Estado en el Caso Ayotzinapa. Ahí denunciaron que las autoridades ministeriales demoraron la ejecución de 19 órdenes de aprehensión contra 16 militares y tres exfuncionarios del exgobernador de Guerrero, entre ellos Ángel Aguirre Rivero, por su presunta participación en el asesinato de sus compañeros. Las cosas se salieron de control y hubo enfrentamientos entre las fuerzas del orden y los manifestantes.

Un día después los normalistas realizaron un mitin a las afueras del Campo Militar 1-A, donde hicieron pintas y colocaron carteles con las leyendas “Asesinos”, “Nos faltan 43″ y “Fue el Ejército”. Ahí también hubo agresión y enfrentamientos con las fuerzas del orden. La indignación y el coraje de los jóvenes manifestantes ante la injusticia y la falta de acciones para investigar el asesinato de sus amigos y compañeros, es evidente.

Y ante el cuestionamiento de la prensa de por qué se han vuelto más radicales, no dudan en responder que no los engañan con los presuntos “avances” que les ha informado el gobierno de AMLO. “Hoy podemos afirmar que la detención de Murillo (Karam) fue un relumbrón político, una estridencia mediática y no se trató de una ruta para esclarecer los hechos y saber la verdad para acceder a la justicia”, dijo Vidulfo Rosales Sierra, abogado del colectivo de padres y madres de los 43 normalistas.

Los familiares de los desaparecidos y los jóvenes de Ayotzinapa tienen muy claro que solo les están dando atole con el dedo, exactamente igual como les quiso jugar el dedo en la boca el gobierno anterior. Sin embargo, aseguran que no lo permitirán: “Como en el gobierno anterior, las autoridades nos mienten, mientras la prensa presenta las pruebas. Se usa nuestro caso para un golpe político contra otros. Pero que lo sepan de una vez: No hay justicia para Ayotzinapa, no habrá paz para el gobierno. Que nos escuche Andrés Manuel, que no nos siga engañando”, sentenciaron durante su manifestación frente al domicilio presidencial.


Escrito por Adamina M. Díaz

gyuio


Notas relacionadas

Las prácticas de entrega de dinero de la 4T no acabarán nunca con la pobreza, son tan viejas como el régimen romano de unos 200 años a. C. Esas ayudas son demagogia pura y extorsiones electorales.

Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente de Morena mencionó que "esta reunión es para mostrar un respaldo absoluto al presidente".

El lema "soberanía energética" es usado por AMLO para influir en los comicios de 2024, ya que análisis financieros y energéticos no avizoran factores reales que, en el corto plazo, hagan posible la “autosuficiencia energética” de México.

La política social de la 4T no prioriza a los pobres. Mientras en 2018 el 20% más pobre de los hogares recibía 33% de los recursos, en 2020 recibió solo 21%; en contraste, en 2018, el 20% más rico recibía 9% de los recursos y, en 2020, el 17%.

La manifestación ha sido resguardada por la policía capitalina, que ha impedido el paso de varios manifestantes, además de prohibir la instalación de equipos de audio de los trabajadores.

La carrera del coronavirus es muy veloz y las acciones del Gobierno para frenarla, muy lentas. El sistema de salud en México está por debajo del estándar reportado por la Organización Mundial de la Salud, que recomienda un médico por cada mil habitantes.

La cinta El juicio de los 7 de Chicago (2020) del realizador Aaron Sorkin, nos narra un episodio de esa larga lucha que han hecho las fuerzas progresistas en Estados Unidos.

Los iniciadores de la lucha por la Independencia de México, particularmente Miguel Hidalgo y José María Morelos, no solo se oponían al dominio español, eran convencidos luchadores por una nación más justa.

“Fueron censadas algunas familias y a otras no, a pesar de que se fueron al agua”, informó el Presidente del Comité Ciudadano Por Un Nuevo Tabasco sin Inundaciones, Marco Antonio Lázaro Cano.

Obreros mexicanos deben organizarse de forma independiente para encabezar la lucha del pueblo mexicano.

La Sader importó ese insumo, a través de Pemex de Indonesia, China y Ucrania, para ello, destinó un presupuesto total de mil 310 millones de pesos.

En cuanto al gasto per cápita, de acuerdo con el mismo informe, México destina apenas mil 100 dólares por cada mexicano, 3.6 veces menos de lo recomendado por la OCDE.

La actualización de casos por Covid-19 en el país hasta este martes es de 405, además hay ya 5 personas fallecidas.

El último reporte de la Red IRAG, de la SSa, asegura que siete de las 12 unidades médicas que reportan alerta por saturación notifican una ocupación del 100%.

La Fiscalía informó que decidió no ejercer acción penal en contra del extitular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en el Gobierno de Enrique Peña Nieto.