Cargando, por favor espere...

Belleza americana
La cinta, siendo un drama con ribetes de comedia llena de un humor ácido (corrosivo, incluso), retrata la decadencia de la familia americana y de los “valores morales” que la sustentan.
Cargando...

Fue un verdadero éxito, tanto desde el punto de vista de la crítica cinematográfica, como desde el número de premios ganados en la edición del año 2000 de la entrega de los famosos Oscar (cinco premios: mejor película, mejor director, mejor actor, mejor guion original y mejor fotografía), y muchos otros premios (Globo de oro, Bafta y los premios del Sindicato de actores). Pero también fue un éxito comercial, pues de una inversión de poco más de 15 millones de dólares, la cinta hoy comentada logró recaudar en un año 356 millones de dólares. Esta cinta es Belleza americana (1999) del realizador británico Sam Méndez. Sin embargo, el valor de una obra cinematográfica no se debe medir solo en términos monetarios, o en sus galardones, pues sabemos que, como todo producto comercial, una cinta hecha en un país como Estados Unidos, está sujeta a las leyes del mercado y las mismas premiaciones obedecen a los poderosos intereses comerciales. Se puede tener –como cualquier producto hecho en la sociedad capitalista–, además del “valor de cambio”, también un “valor de uso”, es decir aquel valor que las hace “útiles”.

Creo, amigo lector, que la utilidad de Belleza americana es que siendo un drama con ribetes de comedia llena de un humor ácido (corrosivo, incluso), nos brinda un retrato de la decadencia de la familia americana y de los “valores morales” que la sustentan.

Fue la ópera prima de Sam Méndez, quien hasta ese año se había dedicado a hacer comedias musicales para la televisión. Belleza americana narra la vida de Lester Burnham (Kevin Spacey), un empleado de una agencia de publicidad que es despedido de la compañía para la que trabaja, pues el nuevo gerente hace una limpia para que la compañía optimice sus ganancias (cuando es despedido Lester, chantajea al gerente, pues dice que él puede denunciar al principal ejecutivo de la empresa, quien ha gastado dinero de la misma en pagar a prostitutas).

Lester tiene una vida familiar gris, dado que su esposa Carolyn Burnham (Anette Bening) y su hija, Jane (Thora Birch), una adolescente de 16 años, lo consideran un fracasado. Lester acude a un partido de basquetbol en el que su hija participa como “porrista”. Al término del encuentro deportivo, Lester conoce a Ángela (Mena Suvari), una amiga de su hija, de quien queda enamorado. Jane se da cuenta de que un joven la filma constantemente cuando llega a su casa, incluso cuando está en su cuarto. El joven es Ricky Fitss (Wes Bentley), a quien Ángela considera un psicópata. Jane lleva a su amiga Ángela un día a quedarse en su casa. Ángela, ya en el cuarto de Jane, le dice a ésta que su papá es sexy y que “si hiciera ejercicio me lo tiraría”. Lester escucha, al pegar el oído a la puerta, esa conversación, lo que provoca en él la obsesión por hacer ejercicio y lograr un cuerpo atlético.

Carolyn es una vendedora de inmuebles fracasada que atribuye su fracaso a Lester. Ella admira a su competidor en la venta de casas, “El rey inmobiliario” (Buddy Kane), de quien termina siendo amante. El padre de Ricky es el coronel Frank Fitts (Chris Cooper), un exmilitar homofóbico, que se considera a sí mismo como un hombre de moral intachable y constantemente golpea a su hijo por su comportamiento (Ricky es vendedor de marihuana). Frank llega creer que su hijo tiene relaciones homosexuales con Lester, cuando en realidad solo le vende la droga a su vecino.

Al final de esta historia, resulta que, a invitación de Jane, Ángela se queda en casa de Lester, quien está a punto de tener relaciones íntimas con la adolescente cuando ella le confiesa que es virgen. Lester asume una actitud paternal hacia ella.

Cuando Lester reflexiona sobre cada momento de su vida, el coronel Fitts le dispara en la cabeza. Frank Fitss es homosexual y decide asesinar a Lester, dado que éste conoció su verdadera personalidad (Fitss quiso tener una relación sexual con su vecino). Sam Méndez logra una cinta llena de un humor cáustico, pero ese humor encierra la tragedia de millones de norteamericanos que viven en una sociedad donde el valor supremo es “lograr el éxito a toda costa”, lograr riqueza y posición social; “estar por encima de la mediocridad”, todo esto a costa de lo que sea. Una sociedad llena de hipocresía y de falsos “valores éticos”. Ése es el valor útil de Belleza americana.


Escrito por Cousteau

COLUMNISTA


Notas relacionadas

Algunas mujeres no se han conformado con ser una pieza más en el engranaje capitalista y han luchado, junto a sus parejas, con el pueblo, no solo para hacer más justa su vida, sino para cambiarla radicalmente.

Por sus 74 años de trayectoria artística, la Cámara de Diputados homenajeó a Víctor Zamarripa, quien tiene reconocimiento mundial por ser el único que maneja la técnica de la papiropoda.

La idea original, coreografía y dirección artística es de la maestra Lourdes Lecona, y se presentarán en una única función en el Teatro de la Danza “Guillermina Bravo”, del Centro Cultural del Bosque, en el INBAL, en punto de las 18:00 horas.

El libro es la denuncia de los extremos abusos laborales, agrarios y mercantiles que la empresa United Fruit Company cometió en Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Panamá y otras naciones de Centroamérica durante casi medio siglo.

Al final de su diálogo en La República, preguntaron a Platón dónde se encontraba el lugar perfecto que acababa de describir y él respondió que en u-topos, es decir, en ningún lugar.

Los trabajadores aseguraron que hasta 60 por ciento de académicos del instituto, laboran bajo un esquema de “plaza interina”.

Oubao-Moin es el nombre que los indios caribes dieron a Puerto Rico, significa “isla de sangre”; también es el título de uno de los poemas más conocidos del costarricense Juan Antonio Corretjer.

Fue una periodista, escritora y precursora mexicana del feminismo. En sus escritos reiteraba la importancia de la participación de la mujer en la educación, la cultura y la política, en el proceso de transformación de la sociedad.

La cinta es un alegato antifascista y antisupremacista. Sin embargo, falta a la verdad cuando presenta a EE. UU. como la nación que liberó a los países europeos y aplastó al nazismo.

La “rusofobia” quiere crear, al igual que las sanciones económicas contra Rusia, el clima favorable a un golpe de Estado en Rusia para imponer a gobernantes títeres del Imperialismo.

Hoy publicamos tres poemas feministas: ¿Qué diría?, un grito de rebeldía contra los convencionalismos sociales; Tú me quieres blanca, sobre el hombre y la mujer; e Irremediablemente, donde la poetisa se rebela a todo encarcelamiento de su espíritu.

El carnaval se realiza para despertar la fertilidad de la tierra con danzas al sonar de los cascabeles y el hombre llamado Yaa tee casiqui.

Conocido como el “poeta del pueblo”, consagró su carrera artística a la revolución y al amor, convirtiéndose en una celebridad de la cultura vietnamita y un poeta del humanismo revolucionario.

Las reflexiones del prominente realizador soviético Andrei Tarkovski, en su libro Esculpir el tiempo, ilustran con enorme claridad las profundas preocupaciones sociales y políticas que determinaron todo su quehacer artístico.

En sus escritos demuestra la importancia del análisis del arte en la transformación del mundo y la necesidad de crear ideas estéticas contrarias a la ideología dominante.