Occidente quiere implicar a Rusia en crisis migratoria

Occidente intenta involucrar a Rusia en la crisis migratoria en la frontera entre Bielorrusia y Polonia y convertirla en un factor de acusaciones, declaró la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova.

Redacción

2021-11-22
Ciudad de México

"[En Occidente] buscan un factor externo para acusar a Bielorrusia, al Minsk oficial… Y empiezan a empujar a Rusia hacia la crisis migratoria, para tener un 'factor de peso' cuando necesiten contestar a la pregunta sobre quién tiene la culpa", dijo la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova.
Ella comentó que Occidente no está acostumbrado a reconocer los errores propios, "simplemente le falta esa función".

Nuevas medidas para resolver la crisis migratoria
El comisionado de la UE para Vecindad y Ampliación, Oliver Varhelyi, declaró que la Unión Europea está estudiando nuevas medidas para resolver la crisis en la frontera polaco-bielorrusa que se darán a conocer en el transcurso de esta semana.
Según el funcionario comunitario, la UE ya destina cientos de miles de euros a las organizaciones internacionales para aliviar la situación humanitaria, así como el reforzamiento de la campaña internacional para frenar el arribo de nuevos migrantes a su territorio.
"Estamos trabajando sobre las formas de ampliar aún más nuestra reacción [a la situación en la frontera polaco-bielorrusa] de manera puntual y efectiva, es algo que debe esperarse para esta semana", aseguró Varhelyi en una rueda de prensa en Viena dedicada a una conferencia internacional sobre la situación en Bielorrusia.
El evento, donde se discute la situación, fue convocado por Viena y se realiza hoy en un formato virtual. Minsk no participa en la conferencia.
Por su parte, la portavoz de la Comisión Europea, Dana Spinant, reveló en una rueda de prensa que mañana martes "los comisionados europeos discutirán posibles medidas contra las empresas de transporte" que podrían estar implicadas en el traslado ilegal de inmigrantes a la frontera entre Bielorrusia y la UE.
La agencia Bloomberg reportó a principios de noviembre que la UE podría introducir en diciembre sanciones contra las aerolíneas bandera de Rusia y Turquía, Aeroflot y Turkish Airlines, por su presunta implicación en el tráfico de migrantes hacia la UE vía Bielorrusia. Otros medios también mencionaron en este contexto a las compañías aéreas Belavia, FlyDubai (Emiratos Árabes Unidos) UTair y Nordwind Airlines (Rusia).
Belavia anunció días después que prohibía a nacionales de Irak, Siria y Yemen embarcar en sus vuelos desde Turquía.
La aerolínea turca Turkish Airlines, informó a Sputnik que también prohibió a los ciudadanos de Irak, Siria y Yemen, excepto a las personas con pasaportes diplomáticos y con permiso de residencia en Bielorrusia, embarcar en sus vuelos a Minsk.
A su vez, la rusa Aeroflot, negó implicación en el tráfico de migrantes hacia la UE vía Bielorrusia.
La situación en la frontera bielorruso-polaca, donde se congregaron miles de migrantes –en su mayoría procedentes de Irak y otros países de Oriente Medio, quienes pretenden cruzar a la Unión Europea– se agravó la semana pasada.
Las autoridades polacas han aumentado la seguridad fronteriza reforzándola con el ejército y frustrando los intentos de los inmigrantes irregulares de entrar en el país, y acusan a Minsk de provocar una crisis migratoria con fines políticos.
Minsk rechaza las acusaciones, alegando que Varsovia está expulsando por la fuerza a los migrantes.

Fuente:Sputnik