Pierde México lo invicto en el octagonal final de la Concacaf

El equipo de Gerardo Martino cedió la iniciativa, sus delanteros lucieron aislados y la vulnerabilidad de su defensa quedó en evidencia hacia el tramo final de un partido jugado en una fría noche de Cincinnati.

Armando Archundia Téllez

2021-11-21
Ciudad de México

México fue borrado de la cancha por Estados Unidos (EE. UU.) durante una desteñida segunda mitad y perdió su condición de invicto en el octagonal final de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Futbol (Concacaf). El equipo de Gerardo Martino cedió la iniciativa, sus delanteros lucieron aislados y la vulnerabilidad de su defensa quedó en evidencia hacia el tramo final de un partido jugado en una fría noche de Cincinnati.

Este torneo, que se inició en marzo de 2021 y finalizará en el mismo mes de 2022, definirá las selecciones nacionales de la Concacaf que clasificarán a la Copa del Mundo Qatar 2022. Esta Confederación cuenta con 3.5 cupos para el Mundial del año próximo, después de que el Comité Ejecutivo de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) decidió no modificar la distribución de plazas entre las confederaciones de balompié que la integran.

El 10 de julio de 2019 se anunció el formato con el que se desarrolla este proceso. Con base en la clasificación de la FIFA de junio de 2020, los mejores equipos del ranking FIFA participarían en un sexagonal con partidos a visita recíproca; y los tres mejores ganarían directamente su boleto al Mundial, mientras el resto se mediría en una fase de encuentros entre ocho grupos (cinco de cuatro selecciones y tres de tres equipos) en partidos a visita recíproca, de los que el primero de cada grupo pasaría a una fase de eliminación directa. El ganador de la fase de eliminación directa se mediría contra el cuarto lugar del hexagonal en octubre de 2021 para definir el representante que participará en el repechaje intercontinental de la FIFA.

El 27 de julio de 2020, la Concacaf anunció un nuevo formato para la fase de clasificación en su región, de la que saldrían tres selecciones que se unirían a los cinco primeros equipos nacionales del ranking FIFA para disputar una tercera fase (octogonal) en una liguilla a doble vuelta, tras la cual los tres primeros clasificarían directamente para la fase final del Mundial, mientras que el cuarto clasificado disputaría un play off intercontinental contra un equipo de la AFC, la Conmebol y la OFC.

Cumplidas siete fechas de las eliminatorias hacia Qatar 2022, EE. UU. quedó en la cima con 14 puntos; México tiene la misma cosecha, pero con menor diferencia de goles. Canadá, el rival al que México visitó el viernes 16, derrotó uno a cero en calidad de local a Costa Rica, para afianzarse en el tercer lugar, con 13 unidades. Panamá es cuarto, con 11 puntos.

EE. UU. ganó la batalla en el mediocampo con base en fuerza, intensidad y un tridente conformado por Yunus Musah, Tyler Adams y Weston McKennie. México llegó a este partido con una crisis en sus marcadores centrales, ya que Néstor Araujo tuvo que purgar una fecha de suspensión, y Héctor Moreno y César Montes fueron descartados por lesiones. Vásquez y Julio César Domínguez acabaron formando la dupla central.

El Tricolor adoleció también de una alarmante generación de juego y calidad en su zona media, donde Luis Romo, Edson Álvarez y Héctor Herrera fueron destrozados. La noche acabó en fiesta para los anfitriones, quienes gritaron el “dos a cero”, el mismo resultado que la selección estadounidense logró contra México durante cuatro partidos consecutivos en las eliminatorias, entre 2001 y 2013, en la ciudad de Columbus que, como Cincinnati, pertenece al estado de Ohio. Esa racha se había roto en 2016, cuando México se impuso dos a uno en Columbus.

Gerardo Martino, técnico de la Selección Mexicana, no contempla poner la renuncia en la mesa, ya que argumenta que la crisis tiene que ver con una merma en el rendimiento del equipo y la falta de respuesta de los futbolistas al cuerpo técnico. Martino comentó además que el equipo jugó un primer tiempo más que correcto y que debió haberlo ganado en ese lapso; pero EE. UU. tuvo un poco más de supremacía en el segundo tiempo y aprovechó mejor las oportunidades de gol. Por ello, declaró, no hay razón para llegar a los extremos y hablar de renuncias. El partido de Cincinnati es el primero que México pierde en la actual eliminatoria; el equipo se mantiene en primer lugar con EE. UU. y con solo un gol menos de diferencia.

Este año ha sido complicado para el Tri, pues suma cinco de las seis derrotas que lleva en el proceso. Si se considera que lo ideal es siempre mantenerse por encima del 50 por ciento en cada “combo” de la eliminatoria, si gana en Canadá, será trascendente; y evitará no ligar dos derrotas consecutivas. Pero si pierde ante Canadá y esa derrota se combina con una victoria de Panamá, México podría ser enviado a la zona de repechaje.