PEF 2022 prioriza Tren Maya; disminuye recurso a educación y vivienda

Megaobras son prioridad en el PPEF 2022, ya que contemplan más recursos. Mientras que el presupuesto para salud, vivienda y educación se ve disminuido, por lo que los más pobres serán los más afectados.

Citlali Abigail Ramírez

2021-09-13
Ciudad de México

El Tren Maya, la refinería de Dos Bocas y el Aeropuerto de Santa Lucía serán prioridad para el presidente Andrés Manuel López Obrador en 2022, pues en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) contemplan más recursos. En contraste, el presupuesto destinado a la salud, vivienda y educación, se ve disminuido, por lo que los más pobres serán los más afectados.

Pese a que los programas sociales también prevén un incremento, no se contempla inversión pública para infraestructura básica, como la introducción de drenaje, agua potable, luz eléctrica, caminos, vivienda, entre otras necesidades que demandan miles de familias.

El Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) dio a conocer las implicaciones del Paquete Económico 2022, el cual destaca los nulos cambios en la estructura tributaria: no tiene “expectativas de que los ingresos tributarios aumenten sustancialmente”, además “muestra una mayor tolerancia al endeudamiento” y “desaparece la idea de una reforma fiscal integral o de cambios profundos en la estructura tributaria”, sustancial para enfrentar los problemas que hoy afectan a la sociedad, tales como el desempleo y la pobreza.

En videoconferencia, Héctor Villareal, director del CIEP, afirmó que si bien el presupuesto para el próximo año aumentó 8.9 por ciento en comparación con este año, los 7 billones 88 mil 250 millones de pesos propuestos no tendrán en primer plano la construcción de drenaje en las colonias populares, la creación de nuevos empleos, de viviendas para millones de mexicanos que necesitan un hogar, etc.

Un punto importante que señala el organismo es el gasto mínimo, escaso, que se propone destinar a la infancia en comparación con los adultos mayores, pues se quiere destinar 0.5 por ciento del PIB y 3.9 por ciento del PIB, respectivamente.

“El incremento en el sector salud equivale a 0.37 por ciento del PIB, por debajo del compromiso gubernamental de 1 punto del PIB y de la recomendación internacional que apunta a 3 puntos del PIB adicionales”, añade el documento.

“No se propone ningún nuevo programa para la reactivación económica. Se propone un gasto de 390 mil 299 mdp para 8 de los programas sociales del Gobierno en 2022, 36 por ciento más a lo estimado para 2021, este incremento se debe en gran parte al aumento del presupuesto de las Pensiones para Adultos Mayores”, reporta el Instituto Mexicano para la Competitividad.

Mientras que el programa de Pensiones para Adultos Mayores contempla un aumento del 76.2 por ciento, es decir, un presupuesto de 238 mil 14 millones de pesos (102 mil 948 millones más que este año), los rubros de salud se quedan cortos, ya que se le asignaron 192 mil millones; al de Seguridad, 93 mil millones, y al sector Turismo, 65 mil millones.

Jóvenes Construyendo el Futuro, Becas Benito Juárez y Jóvenes Escribiendo el Futuro aumentaron su presupuesto de 2.9  a 3.99 por ciento, lo que evidencia que a mitad del sexenio de López Obrador, a este gobierno le interesa seguir entregando dinero a través de tarjetas. 

“A pesar de que el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 los enlista como prioritarios, el Programa de Mejoramiento Urbano y de Vivienda (-52 por ciento), el Programa Nacional de Reconstrucción (-4 por ciento) y Sembrando Vida (-2 por ciento) recibirán recortes en su presupuesto”, mientras que “el presupuesto de las transferencias federales a entidades federativas regresará a niveles de 2019 después de una serie de recortes”, agregó la dependencia.