Independencia alimentaria, otra mentira de AMLO

“El Gobierno de la República adoptó medidas que no ayudaron a los agricultores y mucho menos a incrementar la producción de alimentos”, aseguró Álvaro Ríos, secretario general de la UNTA.

Abigail Cruz Guzmán

2021-09-13
Ciudad de México

El secretario general de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), Álvaro López Ríos, calificó de “mentira” los éxitos que pregonó el presidente Andrés Manuel López Obrador en su Tercer Informe de Gobierno, al señalar que hemos logrado la superación de la dependencia alimentaria en productos alimentarios básicos, como el maíz, frijol, trigo, arroz, leche, carnes de res, de cerdo y ave, así como la consolidación del campo como un lugar de bienestar para millones de mexicanos.

Como ejemplo destacó que “tan sólo en el primer semestre de este año las importaciones de granos y oleaginosas alcanzan un récord con un alza de 14.3%; las importaciones de fertilizantes crecieron en más del 60% y se perdieron esquemas de apoyo enfocados a rubros prioritarios como: comercialización, aseguramiento y desastres naturales”.

Si bien López Obrador llevó los programas sociales a rango constitucional, su cobertura actual es menor a la que él expone. La semana pasada dijo que 70% de los hogares mexicanos recibe al menos uno de estos apoyos, pero el Censo de Población y Vivienda 2020 del INEGI refiere que es solo el 25%.

López Ríos también criticó que el jefe del Ejecutivo se ufane del récord histórico en remesas que envían los migrantes mexicanos que laboran en Estados Unidos cuando estos connacionales salieron de México en busca de trabajo y ya no regresaron al país al grado de que existen tres generaciones mexicanas en la Unión Americana.

Al hacer un análisis del Tercer Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, hizo ver que el pequeño productor quedó prácticamente en la insolvencia para invertir en la producción de alimentos para la población como son maíz, trigo, fríjol, cebada y malta, resaltó.

Además, debe enfrentar la sequía, que en este año fue severa y afectó la siembra del ciclo agrícola primavera-verano 2021 así como las fuertes lluvias provocadas por los huracanes y que también impactan las siembras sin que los campesinos tengan seguros contra desastres naturales.

Precisó que desde 2018 han desaparecido los apoyos relacionados con desastres naturales, la comercialización y hasta lo referente a Agroasemex mientras que México eleva su dependencia de importaciones de fertilizantes en más del 60%.

Ante tales circunstancias, destacó Álvaro López Ríos, al cierre del primer semestre de 2021 las importaciones de granos y oleaginosas alcanzaron un récord de 19.84 millones de toneladas, lo que representó un alza de 14.3% y en valor, en 64.2%, es decir, se pagaron 7,611.3 millones de dólares.

Esta situación no la mencionó López Obrador ni tampoco que el pequeño agricultor tuvo un alza de entre 30% y 50% en los costos de insumos como son semillas, fertilizantes, herbicidas y, sobre todo, el hecho de que se ha eliminado el uso de glifosato para la agricultura señaló el líder de la UNTA.

“El Gobierno de la República adoptó medidas que no ayudaron a los agricultores y mucho menos a incrementar la producción de alimentos”, aseguró.

Por otro lado, advirtió que, de no otorgar apoyos productivos a los pequeños agricultores, la producción continuará a la baja como ha sucedido en los tres primeros años de gobierno de Andrés Manuel López Obrador.