Horizonte profundo

La cinta se basa en una catástrofe ocurrida en 2010, durante una exploración profunda de yacimientos petrolíferos en el Gofo de México. El accidente tuvo como saldo 11 muertos y 16 heridos.

Cousteau .

2021-09-05
Ciudad de México

Hace unos días hubo un incendio en la plataforma de extracción de petróleo Ku Maloob Sabb –ubicada en el Golfo de México–; hubo seis muertos, dos desaparecidos y varios heridos, esto solo en cuanto a pérdida de vidas humanas. Pemex dejó de producir un 25 por ciento de su producción total (pues afectó a 125 pozos de la empresa estatal), lo cual se traducirá en una pérdida de más de 240 millones de dólares (mdd), a los que se le sumarán otros 50 mdd que serán necesarios para la reapertura de la plataforma y los pozos afectados. El Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) ha señalado que “El incendio en la plataforma se debió a una mala gestión” o, en otras palabras, a la falta de mantenimiento en las instalaciones de la plataforma. ¿Falta de dinero de la empresa para evitar accidentes tan graves? En este caso se vuelve a manifestar el sello distintivo del gobierno de la 4T: se “ahorra” dizque para evitar dispendios y corrupción, pero esto se traduce en graves accidentes que matan a trabajadores y provocan enormes pérdidas económicas.

Este accidente me impulsa a escribir, en esta ocasión, acerca de una interesante película que trata sobre el peor accidente petrolero que ha sufrido Estados Unidos en toda su historia: Horizonte profundo (2016) del realizador –actor, productor y guionista también– norteamericano Peter Berg. En el año 2010, el Deepwater Horizon, una plataforma flotante dedicada a la exploración profunda de yacimientos petrolíferos en el Gofo de México (a 80 kilómetros al sur de la costa de Luisiana) en la zona que se exploraba en 2010, ocurrió una catástrofe que destruyó la plataforma y dejó un terrible saldo de muertes y heridos. El yacimiento tenía 16 mil millones de metros cúbicos de petróleo, equivalentes a 100 mil millones de barriles del crudo o 13 mil millones de toneladas de las mismas. La perforación se realizaba, nos cuenta la narración fílmica, a más de mil 600 metros de profundidad hasta el lecho marino y, a partir de ahí, la exploración llegaba a cinco mil 600 metros de profundidad por debajo del lecho marino.

La cinta se centra en la vida de Mike Williams (Mark Wahlberg), un obrero que trabaja en la plataforma; Mike deja periódicamente su hogar por 15 días y regresa a descansar. Las primeras secuencias del filme nos presentan a Mike en compañía de su mujer y su pequeña hija. Como una premonición, la hija de Mike ensarta un delgado tubo en un refresco de lata; la bebida gaseosa termina por lanzar con furia el liquido que contiene.

Sin embargo, ya en la plataforma lo que les espera a todos los trabajadores y directivos es un accidente terrible. El técnico experto en perforación de pozos a grandes profundidades Jimmy Harrell (Kurt Rusell) al darse cuenta de que no se hicieron las pruebas necesarias para evaluar si el recubrimiento de cemento que tiene la perforación (150 metros), se indigna y le reclama al responsable de esa mala decisión, que es el directivo Donald Vidrine (John Malkovich), quien piensa que ha ahorrado a la empresa 125 mil dólares; con justa razón, Jimmy le dice “¿Te quieres ahorrar 125 mil dólares, cuando aquí hay una inversión de miles de millones de dólares? (para darnos una idea sobre esto, la compañía está gastando medio millón de dólares diariamente y ya lleva 43 días trabajando). El reclamo de Jimmy obliga a Vidrine y a otros directivos a realizar las pruebas para ver si el recubrimiento de cemento puede soportar la presión del lodo y el gas que son expulsados por la perforación. El resultado es que, primero, el lodo sale con una presión brutal y atrofia la tubería e inunda la plataforma. Después sale el gas en grandes volúmenes, provocando estallidos por toda la gigantesca plataforma hasta destruirla. Jimmy está duchándose cuando lo golpea el estallido, dejándolo herido (en la historia real hubo 11 muertos y 16 heridos). Mike logra salvar a Andrea (Gina Rodríguez) quien, en medio de un ataque de histeria se niega a saltar desde una gran altura sobre las aguas que están incendiadas por las grandes fugas de gas.

Esos accidentes no son un producto de casualidades sino de errores humanos, pero, la diferencia entre la historia de Horizonte profundo y lo ocurrido en Pemex es que en la primera fue resultado de la ambición de capitalistas inescrupulosos y en el caso mexicano es producto de las ambiciones políticas de un gobierno que ha aplicado los recortes a todo tipo de gastos, provocando resultados criminales, como en la línea 12 del Metro y ahora en la plataforma de Pemex.