Samuel García festeja a lo grande su triunfo en Nuevo León 

Samuel García Sepúlveda, candidato electo a la gobernatura de Nuevo León festejó dicho triunfo a su manera y con más de 20 mil personas que se concentraron en la Macroplaza. 

Redacción

2021-06-08
Nuevo León

Samuel García Sepúlveda, candidato electo a la gobernatura de Nuevo León festejó dicho triunfo a su manera y con más de 20 mil personas que se concentraron en la Macroplaza. 
Acompañado de su esposa, la influencer Mariana Rodríguez se llenaron de fotografías y ella mediante Instagram ha creado una industria con la difusión de contenidos relacionados con la promoción de la imagen de nuevo gobernador.
García Sepúlveda convocó a sus seguidores para celebrar en la Explanada de los Héroes, luego de su victoria del domingo, en la que se impuso con el 36.6% de los sufragios, por encima de su principal competidor, Adrián de la Garza, del PRI, con 27.9%.
Samuel será el gobernador más joven que haya tenido Nuevo León, con tan solo 33 años, ocupará el mandato en el sexenio 2021-2027. 
Con un concierto en el que se presentó a los grupos Ronda Bogotá, La Firma y El Duelo y Kumbia Kings, pero la progresión de agrupaciones no era tan importante para el triunfador, como captar las fotos del recuerdo.
El evento había sido convocado para las 19:00 horas, pero Samuel se dio media hora para posar, en el escenario, de espaldas al público, con su esposa, con su familia, con sus seguidores.
A un lado de los instrumentos musicales, había una veintena de personas, mayormente parejas, todas de gente joven, que eran los invitados especiales. El tono de la celebración era completamente juvenil.
Samuel posó abrazado con sus padres y sus hermanos. Entre ellos, ensayaron a cargarlo para arrojarlo al aire, mientras fotógrafos se ocupaban de reseñar todos esos momentos felices.
El ganador de la elección y su esposa, vestidos con elegancia, enteramente de negro, estaban a un lado de la escena. Cuando la cámara los captaba, hacían movimientos y ensayaban poses que parecían espontáneas. Y no escatimaban en selfies para quienes las pedían.