Simulación, prepotencia y caos en campaña nacional de vacunación

El Plan Nacional de Vacunación avanza a cuentagotas y despierta inconformidad entre la población, debido fundamentalmente a que no ha llegado el número necesario de dosis.

Leyni Méndez León

2021-04-11
Ciudad de México

Al cumplirse, el pasado cuatro de abril, un año de haber iniciado la pandemia de Covid-19, México sumó, según el Gobierno Federal, 204 mil 147 muertes y dos millones 250 mil 458 contagios, cifras muy altas y que contrastan con la falta de vacunas y su caótica aplicación en el país, lo que ha desatado la inconformidad e indignación ciudadanas.

La intensa campaña propagandística que el Gobierno de la República ha desplegado para motivar que la gente acuda a vacunarse y las presiones de su propia familia, indujeron a un hombre de edad avanzada a procurarse este medicamento en la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas, ubicada en la Unidad Zacatenco del Instituto Politécnico Nacional (IPN), en la Ciudad de México (CDMX).

El adulto mayor llegó a la unidad médica; pero en lugar de recibir una vacuna contra el Covid-19 en el antebrazo, salió con el pinchazo de una inyección de aire.

Este caso de simulación, sin embargo, no ha sido el único, y hasta el momento se han difundido dos videos en redes sociales que muestran el momento en que el personal de enfermería de la Secretaría de Salud (SSa) finge aplicar la dosis de la vacuna, pero solo inyecta aire. Los videos fueron grabados en los primeros días de abril, aunque previamente se habían denunciado dos casos de personas adultas que fueron vacunadas con aire. Uno ocurrió en Sonora y el otro en Tlalnepantla, Estado de México (Edomex).

Así es como las autoridades de salud pretenden controlar el mortal virus que hasta la fecha ha provocado más de 200 mil muertes y los dos millones de contagios confirmados, sin considerar los casos de fallecimiento e infección no computados por el gobierno. Estados Unidos (EE. UU.), Brasil y México concentran el 38 por ciento de los 2.7 millones de decesos en el mundo. Morelos, Puebla y la CDMX suman la mayor cifra hospitalaria en el país.

El Plan Nacional de Vacunación avanza a cuentagotas y despierta inconformidad entre la población, debido fundamentalmente a que no ha llegado el número necesario de dosis. Hasta abril, en México solo se ha inmunizado al cinco por ciento de los 80 millones de personas que el Gobierno Federal se impuso como meta para antes de mayo.

Del 23 de diciembre a la fecha han llegado 14 millones 675 mil 920 dosis de vacunas Pfizer y BioNTech (dos dosis), Astra-Zeneca (dos dosis), Sinovac (dos dosis), Sputnik V (dos dosis) y CanSino (una dosis). Hasta el tres de abril se habían aplicado ocho millones 987 mil 190 vacunas; pero solo un millón 83 mil 530 personas cuentan con esquema completo de vacunación, según reportó la SS.

Adulto

Entre las causas del retraso en el Plan Nacional, el Gobierno Federal ha citado problemas en el envase de la vacuna Astra-Zeneca y la falta de insumos como las soluciones salinas, dificultad que comparte con Argentina, ya que este medicamento es distribuido en América Latina con base en un acuerdo de cooperación entre ambas naciones y con el apoyo de la Fundación Carlos Slim.

Esto derivó de una petición de López Obrador al gobierno de EE. UU. para que compartiera dosis de la vacuna de Astra-Zeneca. En el marco de un acuerdo de préstamo con Washington, habrá un lote de 2.7 millones de dosis de esta marca.

Cunden las manifestaciones de protesta

La falta de vacunas en el país, sumada a los excesos mediáticos en que incurre frecuentemente el Gobierno Federal para presumir sus “éxitos” en la adquisición de las mismas, ha provocado expresiones de inconformidad y protestas públicas en varias entidades de la República.

Ecatepec de Morelos llenó varios titulares del país, pues el desorden y el caos imperaron por la falta de organización de las autoridades municipales encabezadas por el morenista Fernando Vilchis quien, a última hora, cerró dos centros de vacunación.

Ante este acto arbitrario, adultos mayores y familiares bloquearon la Avenida Central para exigir la apertura del centro de vacunación en la Universidad Estatal del Valle de Ecatepec (Uneve), ubicado en la colonia Valle de Anáhuac. La protesta derivó en el enfrentamiento entre pobladores y policías, que retiraron con violencia a los manifestantes.

En Morelos, personas de la tercera edad bloquearon durante 20 minutos la carretera federal Cuautla-Cuernavaca, luego de enterarse de que la vacuna se había terminado cuando aún faltaban muchas personas formadas en la fila de espera desde la madrugada

En la costa de Oaxaca fue organizada una manifestación masiva ante las oficinas de la Secretaría de Bienestar, donde los quejosos prendieron fuego al mobiliario del edificio. En la comunidad de Zaachila, los pobladores retuvieron, el 25 de marzo, a Servidores de la Nación, médicos y funcionarios públicos, a quienes les gritaron indignados: “¿por qué engañan a la gente?”, luego de que no aplicaran las dosis anunciadas.

En los Valles centrales de Oaxaca, el alcalde y los habitantes de Santa María del Camino fueron amagados con armas por presuntos Servidores de la Nación, luego de protestar porque se suspendió la vacunación.

Fila

En Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, el programa de vacunación tampoco cumplió con las expectativas de los pobladores, ya que solo fueron enviadas 20 mil vacunas, pero la población de personas mayores de 60 años es de 74 mil 200.

En el estado de Puebla, varios adultos mayores y sus familiares organizaron, el cinco de abril, una manifestación digital vía Twitter con el hashtag #PueblaSinSegundaDosis, debido a que los adultos mayores que recibieron la vacuna de Pfizer en varios municipios de la entidad, debieron recibir su refuerzo entre 21 y 42 días después de la primera inyección, y ya habían pasado tres meses desde que les aplicaron la primera dosis.

El juez Octavo de Distrito en Materia Administrativa de la CDMX, Martín Adolfo Santos Pérez, ordenó al Gobierno Federal reformular la “Política Nacional de Vacunación contra el SARS-COV2 para la prevención de la Covid-19 en México”. El dictamen dice que el plan debe dar prioridad a personas con enfermedades crónicas, no usar la edad como única clasificación y ser actualizado constantemente de acuerdo a la adquisición y autorización de vacunas. El juez advirtió que dicho programa no se ajusta a los lineamientos establecidos por la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Esta orden surgió luego de que una mujer ganara un amparo para recibir la vacuna contra el Covid-19 antes de lo marcado por el calendario; ya que padece comorbilidades. El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en respuesta, declaró que los amparos no detendrán el plan de vacunación y los calificó como improcedentes.

Durante su conferencia mañanera del 12 de enero de 2021, afirmó que hay gente poderosa que recurre a los amparos para descalificar al gobierno. También aseveró que “los adultos mayores se vacunarán cuando se tengan que vacunar”.

Un informe de la propia SS, del 22 de marzo pasado, advirtió que el porcentaje de mexicanos con vacunación completa apenas alcanza el 0.58 por ciento de la población y que, a este ritmo, habría que esperar mil 857 días –cinco años– para vacunar a todos los mexicanos.

Ante la lentitud y las normas del Plan Nacional de Vacunación –que definen la aplicación de inyecciones según la edad de las personas– muchos mexicanos con poder adquisitivo han cruzado la frontera para vacunarse en EE. UU., especialmente en las ciudades de Texas donde la edad no es importante y no piden mayor requisito que llenar un formulario de registro.

Historias de éxito

Entusiasmada por la nueva oportunidad de vida que le ofrece el haber superado un grave contagio de Covid-19, Gertrudis Evangelista recibió la vacuna contra el mortal virus en el municipio de Chimalhuacán, Edomex. Con lágrimas recuerda cómo la enfermedad llegó a su casa y afectó la vida de su hija, de su esposo y la suya.

“Nos instalamos en Atizapán de Zaragoza y ahí pasamos el aislamiento. Mi hija requirió hospitalización, pero afortunadamente se salvó. Mi hijo mayor nos apoyó en todo, con la medicina y el oxígeno. Fue muy duro porque no teníamos para comer y solo comíamos una vez al día. Algunos vecinos a veces nos regalaban un taco”. Tras vencer al virus, Gertrudis regresó a Chimalhuacán, donde fue inmunizada. Siente que tiene una nueva esperanza de vida.

Vacunados

En Chimalhuacán, quienes salieron del confinamiento para acudir a alguno de los cinco módulos de vacunación instalados, cuentan sus historias de éxito. Muchos de los abuelos habían perdido ya a algún familiar cercano, un amigo o un conocido. La pandemia les había marcado la vida. Otros sufrieron las consecuencias económicas de la pandemia.

Memorio Ventura Cruz, de 60 años, confía en que el virus empiece a disminuir y que recibir la dosis de vacunación lo proteja mejor. La pandemia lo ha afectado moralmente porque le arrebató a decenas de compañeros de trabajo, 35 desde el inicio de la pandemia, pues se desempeña como agente de seguridad.

En los 16 municipios del Edomex conurbados con la CDMX, la vacunación de 650 mil adultos mayores se inició el 31 de marzo, entre ellos los más poblados: Chimalhuacán, Tlalnepantla, Naucalpan, Atizapán, Cuautitlán Izcalli, Ixtapaluca y Valle de Chalco.

El gobierno de Chimalhuacán fue uno de los que mejor organización mostró durante la jornada de vacunación, que duró cuatro días y en la cual se aplicaron 45 mil vacunas a adultos mayores, según datos oficiales. Jesús Tolentino Román Bojórquez, edil de Chimalhuacán, puso a disposición de los pobladores transporte gratuito para que se trasladaran al punto de vacunación y de regreso a sus colonias; acción que formó parte de la estrategia para acercar y facilitar la llegada de las personas mayores a los puntos de inmunización.

“Éstas y otras estrategias a corto plazo nos permitieron vacunar a un importante número de personas de la tercera edad, quienes tuvieron atención integral, además de que hubo vacunación casa por casa a los adultos mayores que están postrados en una cama, lo cual se realizó con apoyo de personal del Instituto de Salud estatal y la custodia de la Guardia Nacional”, difundió en un comunicado el gobierno local.

En Ixtapaluca, otro de los municipios con exitoso proceso de vacunación, la alcaldesa Maricela Serrano Hernández indicó que fueron inmunizados con el biológico Aztra-Zeneca 44 mil 450 personas de la tercera edad. La inoculación fue ordenada, rápida y sin aglomeraciones en cuatro sedes.

Morena politiza la vacunación

En Tamaulipas, un militante del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) invita a las personas a registrarse para recibir el programa de pensiones y la vacuna del Covid-19. Cuando es cuestionado si su invitación proviene de Morena o del Gobierno Federal, responde: “Es de lo mismo, Morena nos mandó, pero es del gobierno”.

El presidente de Morena en esa entidad, Enrique Torres, niega que el joven tamaulipeco sea Servidor de la Nación. Sin embargo, en los spots de campaña electoral de Morena, la vacuna contra el Covid-19 está incluida en los promocionales del Gobierno Federal cuando uno de ellos menciona: “ya está llegando a México y con ella la esperanza de un mejor futuro se levanta”.

Servidor

Este mensaje provocó que la Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral (INE) ordenara a Morena que se abstenga de volver a presentar el programa de vacunación contra el Covid-19 como si fuera una acción partidista.

En el Edomex, Morena, en un intento por sacudirse de esta inculpación, acusó a algunos gobiernos municipales gobernados por distintos partidos de adjudicarse la vacunación. En respuesta a esta falsa imputación, la alcaldía de Chimalhuacán publicó: “es falso que el Ayuntamiento de Chimalhuacán se haya adjudicado esta jornada de vacunación contra el SARS-COV2; por el contrario, trabajó en coordinación con personal estatal y Federal para instrumentar gran difusión y una logística para vacunar a miles de adultos mayores de manera pacífica y sin contratiempos”.

Durante la aplicación de las dosis en el país, personal de las brigadas llamadas Correcaminos es el encargado de registrar a cada uno de adultos mayores y los gobiernos municipales no tienen el control del proceso, por lo que no recogen ninguna documentación.

El alcalde Tolentino Román lamentó “que tras el gran esfuerzo que se desplegó en esta jornada de vacunación, se difunda información errónea y se intente desvirtuar cada una de las acciones del plan que fue supervisado por el municipio, el estado y la Federación”.