Noticias del Gran Mundo (I de II)

La crítica cinematográfica la señala como candidata a ser nominada a varios premios Oscar. De lo que ha presentado recientemente Netflix, es lo mejor de todo su catálogo, pues se conjugan varios elementos que permiten apreciar un producto cinematográfico

Cousteau .

2021-02-22
Ciudad de México

Al momento de escribir sobre Noticias del Gran Mundo, este filme tiene apenas dos días de haberse estrenado en la plataforma streaming Netflix. La crítica cinematográfica ya la señala como candidata a ser nominada a varios premios Oscar. De lo que ha presentado recientemente Netflix, es lo mejor de todo su catálogo, pues en la cinta se conjugan varios elementos que permiten apreciar un producto cinematográfico de buen nivel. Noticias del Gran Mundo fue dirigida por el veterano realizador británico Paul Greengrass quien, después de dedicar varios años a la realización de series televisivas, se adentra en la filmación de una obra cinematográfica en el sentido más riguroso de la acepción. Greengrass –basado en la novela homónima de Paulette Jiles– nos narra la historia del capitán Jefferson Kyle Kidd (Tom Hanks), el cual participó en la Guerra de Secesión en el sur de Estados Unidos. Antes de la Guerra Civil norteamericana, Kidd tuvo una imprenta, pero con la derrota del ejército confederado, pierde su negocio y tiene que dedicarse a recorrer los pueblos y ciudades de Texas para ganarse la vida leyendo las noticias de los periódicos de diversas partes del país. En uno de sus recorridos por aquellos pueblos, en un camino, Kidd se encuentra con el cadáver de un funcionario del gobierno de Texas. Junto a una carreta destrozada está el cuerpo del funcionario colgado de un árbol. Aquel hombre victimado tenía la misión de llevar a Johanna (Helena Zengel), una niña de diez años –de origen alemán– con sus tíos que viven en un pueblo llamado Castroville; esa niña, a la edad de cinco años, fue secuestrada por miembros de la tribu Kaiowa  –emparentada con los apaches–, quienes antes de llevársela asesinaron a sus padres y a su pequeña hermana.

Kidd descubre que a unos pasos del cuerpo del ahorcado y de la carreta se encuentra la niña alemana (en la cartera del funcionario está el documento donde se le encomienda la misión de llevar a la niña con sus familiares más cercanos). Kidd decide llevarla a la ciudad más cercana para entregarla a las autoridades locales. Sin embargo, al exponer la situación de la pequeña a un oficial del ejército que atiende todos los asuntos civiles, éste le dice al capitán que sea él quien lleve a la niña a Castroville. Kidd decide llevarla. En una población en la que lee los periódicos (siempre cobrando diez centavos por cada espectador-escucha), al salir del salón y dirigirse al hotel en donde se hospedan, lo aborda un exoficial del ejército, el cual va acompañado por dos de sus secuaces. El exoficial, de forma por demás grosera, le pide a Kidd que le venda a la niña. Le llega a ofrecer 100 dólares. Kidd se niega rotundamente. El exoficial, en forma ofensiva, le dice a Kidd que seguramente él ya disfrutó del cuerpo de la niña en el desierto; Kidd reacciona queriendo golpear al truhán, pero intervienen algunos soldados. El exoficial es llevado ante un juez, no sin antes lanzar amenazas a Kidd. Éste decide salir apresuradamente de aquel poblado. El exoficial, con sus dos secuaces, se lanzan a perseguir a Jefferson y a la pequeña Johanna. Les dan alcance al pie de una escarpada pendiente rocosa. A pesar de su inferioridad en armas y número, Kidd sale victorioso de ese intento de asesinarlo y de secuestrar a Johanna y prosigue su camino a Castroville. Llega a un poblado llamado Thera; ahí viven cientos de cazadores de búfalos. El que dirige la “compañía” de caza de búfalos (el valor de las pieles era muy elevado por aquellos años), intenta obligar a Kidd a que lea un pasquín que presenta la caza de bisontes y el exterminio de los indios como algo heroico. En lugar de hacer esa lectura, Kidd lee una historia sobre como logra sobrevivir un grupo de mineros en algún lugar de Estados Unidos en un incendio de la mina donde trabajaban; la historia de Kidd conmueve a los cazadores y desolladores de bisontes. Se arma una trifulca ante el hecho de que el explotador quiere acabar con la reunión. Antes de intentar salir de aquel poblado, Kidd y Johanna son salvados –de ser asesinados– por un mozalbete que quedó maravillado con la historia narrada por Kidd.