“Cartas a una joven desencantada con la democracia”, de José Woldenberg

Los jóvenes deben cumplir su papel, son muy importantes, pues son factor social de cambio y decisión; “si le dan la espalda a la política, otros tomarán la decisión por ti”.

Editorial Esténtor

2021-02-10
Ciudad de México

Existen muchas encuestas que apuntan a un alto porcentaje de desencanto con la democracia a nivel Latinoamérica. En nuestro país, “este desencanto no toca solamente a los jóvenes, pero tengo la impresión que entre los jóvenes ese malestar es mayor que en el resto de la población”, decía José Woldenberg en una entrevista sobre este libro, realizada en el 2017.

Como resultado de una invitación de Eduardo Rabasa, que le puso como ejemplo el libro de Christopher Hitchens (cuyo título en español es “Cartas a un joven disidente”), nace esta obra literaria narrada de manera epistolar, que también recuerda a “Cartas a un joven poeta” de Maria Rilke.

 A diferencia de Rilke, este intercambio de cartas se da entre el autor y una joven hipotética que representa a la generación actual decepcionada de nuestra democracia. En este intercambio de ideas, Woldenberg plantea una serie de argumentos que tienen como objetivo dejar claro a su lector que, si bien es cierto que hay muchos desencantos con la democracia, hasta el momento no existe algo mejor que ella, entendiendo a la misma como “el régimen político que busca ofrecer un marco institucional y normativo para la expresión, recreación, competencia y convivencia de la diversidad”.

Aunque Woldenberg contrapone a la ideal democracia contra los regímenes autoritarios, poniendo a estos últimos como lo peor (tema absolutamente debatible), recomiendo el libro porque sí es importarte que la sociedad se adentre a conocer la historia política del país, que adquiera consciencia de que debe intervenir en los procesos políticos, y este ejercicio epistolario es un buen acercamiento, sobre todo para los jóvenes, pues Woldenberg es autoridad en temas sobre democracia en México.

 Woldenberg enfatiza mucho en que vale la pena valorar lo que se ha conseguido, puesto que, según él, el problema no es la democracia, sino sus causas; por mencionar algunas: 1) La corrupción que queda impune; 2) la espiral de violencia que ha vivido el país en los últimos años; 3) la economía no ha crecido lo suficiente.

 Aunque el libro fue escrito antes de la victoria del actual gobierno, es evidente que esas causas, más que eliminarse, se han acrecentado. ¿Cuál es la situación de la democracia actualmente? En la próxima recomendación, lo abordaremos.

Termino diciendo que es de suma importancia para la vida pública de México que cada día que pasa nos hagamos más conscientes sobre nuestro esencial papel en la política mexicana, especialmente si no queremos seguir siendo víctimas de grupos que sólo buscan su beneficio. En este sentido, las elecciones de este año son las más importantes en la historia contemporánea de nuestro país, no sólo por lo que está en juego, sino por las condiciones en las que se van a realizar. ¿Estamos preparados para ellas? ¿Saben la mayoría de mexicanos lo que está en juego?

Invito, también, a que los jóvenes cumplen su papel, muy importante, de factor social de cambio y decisión, ya que “si le dan la espalda a la política, otros tomarán la decisión por ti”.