Tenis abierto de Australia 2021

El domingo 17 de enero, la organización informó que dieron positivo 25 de los 72 individuos en cuarentena.

Armando Archundia

2021-01-24
Ciudad de México

El Torneo Abierto de Tenis de Australia –incluido en el Gran Slam con el Roland Garros, de Francia, el Wimbledon de Gran Bretaña y– inició mal su etapa preliminar a raíz de que el suizo Roger Feder, quien tiene 39 años y es una de las principales figuras, se negó a participar, aduciendo que no se ha recuperado de la operación en la rodilla realizada en 2020. Sin embargo, uno de los integrantes de su equipo advirtió que él y su esposa estaban inconformes con el reglamento del centro de hospedaje, que impide a las familias salir de sus habitaciones y que ellos no podrían imponer tal norma a sus cuatro hijos.

Otra de las posibles grandes ausencias es la del escocés Andy Murray, quien se encontraba listo para reincorporarse a la competencia después de una delicada operación en la espalda. En noviembre pasado comentó que esperaba que todos los participantes en el Torneo de Australia se vacunaran; pero el destino le jugó una mala pasada, ya que el 14 de enero dio positivo a Covid-19. El británico espera sanar con el tratamiento médico que está recibiendo y que los organizadores del torneo le permitan competir.

El 16 de enero se difundió que en dos vuelos charter procedentes de Los Ángeles, California y Arabia Saudita, el primero con 24 tenistas y el segundo con 23, reportaron dos contagios de Covid-19 y que, por esta razón, todos los recién llegados deberán guardar cuarentena durante dos semanas en sus habitaciones de hotel, lapso en el que solo podrán entrenar cinco horas diarias, pero no salir a platicar a los pasillos y comer en sus cuartos, en cuyas puertas les serán entregados los alimentos. Es decir, estarán totalmente aislados.

Entre los tenistas que llegaron de EE. UU. se encontraban Victoria Azarenka, campeona de este torneo en 2012 y 2013; Soland Stephens y la japonesa Kei Nishikori. En el chárter árabe-saudí llegaron Ángela Kerber, Svetlana Kuznetova y Bianca Andrescu, cuya entrenadora Sylvana Bruneau dio positivo. El domingo 17 de enero, la organización informó que dieron positivo 25 de los 72 individuos en cuarentena; pero que ninguno es jugador o jugadora, lo que evidencia que la pandemia es casi incontrolable.

En el hotel donde se hospedan los tenistas –con sede en Victoria– las reglas de cuarentena son estrictamente obligatorias y su infracción implica una multa que sobrepasa los 15 mil dólares. Esto se debe a que los primeros tenistas intentaron conversar en los pasillos y hubo uno que, incluso, compró alimentos que compartió con sus colegas instalados en el mismo piso. Todos estos hechos generan una sola pregunta: ¿Se iniciará el ocho de febrero el Gran Slam del Abierto de Australia 2021?