China denuncia “persecución política” a sus estudiantes en EE.UU

Wang ha acusado a la Administración de Donald Trump de “violar gravemente los derechos y los intereses legítimos de los ciudadanos chinos” y de lanzar “una flagrante persecución política” contra sus compatriotas.

Redacción

2020-08-03
Ciudad de México

El Gobierno de China acusó este lunes a Estados Unidos de arrestar arbitrariamente y de hostigar a sus estudiantes e investigadores en el país.

“Desde hace algún tiempo, por motivos ideológicos, Estados Unidos ha estado monitoreando, hostigando y deteniendo arbitrariamente a los estudiantes e investigadores chinos, y presumiendo la culpabilidad de investigadores chinos”, detalló el portavoz de la Cancillería de China, Wang Wenbin.

El pasado 25 de julio, EE.UU. detuvo a Juan Tang, una investigadora universitaria china, acusándola de mentir sobre sus lazos con las Fuerzas Armadas de China durante su petición de visado.

Wang ha acusado a la Administración de Donald Trump de “violar gravemente los derechos y los intereses legítimos de los ciudadanos chinos” y de lanzar “una flagrante persecución política” contra sus compatriotas.

El portavoz ha rechazado las acusaciones de Washington relativas a que China tenía la intención de ayudar a la investigadora china a escapar y le ha urgido a “manejar el caso con justicia, apegándose a las leyes, y garantizar la seguridad y los derechos e intereses legítimos” de la mencionada mujer.

Tang, de 37 años, doctora en biología celular, ingreso en Estados Unidos el 27 de diciembre del 2019 para trabajar en la Universidad de California, y desde el 23 de julio permanece detenida sin derecho a fianza, tras salir del consulado chino en San Francisco, a donde había ido pidiendo atención médica para su asma.

Las relaciones entre China y Estados Unidos se agravan cada día más, China ordenó el 24 de julio el cierre del consulado de Estados Unidos en Chengdu, después de que Washington clausurara el consulado chino en Houston, acusando a los diplomáticos chinos de dedicarse a actividades de espionaje, algo que rechaza el gigante asiático.

La actual escalada de tensiones ha conducido a Pekín y Washington al borde de una nueva guerra fría de manera que analistas advierten que existe un riesgo creciente de una “confrontación no planificada” entre ambos países con el paso de los días.

Con información de HispanTV