Desde México, Othon Sigfrido Reyes iniciará defensa a acusaciones orquestadas por Nayib Bukele

Ha enviado cartas a diversos organismos internacionales para que conozcan de su caso, entre ellas dijo Naciones Unidas y la Organización Interamericana de Derechos Humanos.

Abigail Cruz Guzmán

2020-06-30
Ciudad de México

El fundador del partido político Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) de El Salvador, Othon Sigfrido Reyes, quien vive en México desde hace ocho meses, luego de que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador le concediera el asilo político, anunció que desde nuestro país iniciará su defensa y dará a conocer datos de una “persecución política” orquestada por el presidente de su país, Nayib Bukele.

Reyes Morales ha sido acusado en El Salvador por los delitos de peculado, lavado de dinero y fraude, delitos que, hasta el momento, según el propio Othón Sigfrido no le han comprobado y que las autoridades de ese país lo han perseguido desde hace 15 años, situación que se intensificó con la llegada de Nayib Bukele.

En entrevista con buzos, el también expresidente de la Asamblea Legislativa acusó de su persecución a los magistrados de El Salvador al denunciar la corrupción que imperaba en el órgano judicial y su enfrentamiento como diputado mantuvo con la Corte Suprema de Justicia de su país.

“La lucha contra la corrupción, la transparencia donde se crearon diversas leyes para transparentar los recursos, el respeto a los derechos humanos, fueron las causas de que hoy yo sufra una persecución política de parte del gobierno salvadoreño y que se ha intensificado de manera atroz en los últimos meses con la administración de Bukele”, precisó el también bisnieto de Farabundi Marti.

“Yo lleve incluso a un juicio internacional a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y les ganamos el juicio, pero quedo siempre la huella de venganza, cuando yo concluyó mi periodo como diputado y fue presidente de la Asamblea Legislativa”.

Agregó que como funcionario, diputado y militante del FMLN ha sido una de las personas más investigadas en El Salvador y pese a que la Corte Suprema de Justicia de ese país lo había exonerado. Además, la Fiscalía General de la República que paralelamente también lo había investigado, también había concluido que no había delitos en contra de Othón Sigfrido Reyes Morales.

Sin embargo, cerradas las investigaciones tanto en la Corte Suprema de Justicia como el de la Fiscalía de ese país, donde se había concluido que no había elementos contra él, al año siguiente se volvió a abrir el caso y se le acusó de utilizar recursos del erario. Se detuvo a su esposa y a su hermano, así como otros colaboradores durante su paso en la Asamblea Legislativa como presidente.  

El pasado 13 de marzo la oficina salvadoreña de la Organización Internacional de la Policía Criminal (Interpol) informó al Juzgado Quinto de Instrucción de ese país la captura de Reyes Morales, expresidente de la Asamblea Legislativa (2011-2015), sin embargo, no pudo ser detenido porque el gobierno de México le había otorgado asilo político.

El militante del FMLN informó que debido al coronavirus se ha mantenido callado en México, pero en los siguientes días dará a conocer las “fantasías” y acusaciones que le han fabricado.

Señaló que ha enviado cartas a diversos organismos internacionales para que conozcan de su caso, entre ellas dijo Naciones Unidas y la Organización Interamericana de Derechos Humanos, entre otros por lo que confía que pronto tendrá una respuesta favorable de su caso.

También detalló que ha interpuesto un amparo ante la Corte Suprema de Justicia y que a pesar de la comparsa que han hecho entre los magistrados y el presidente de origen musulmán, Nayib Bukele en El Salvador, “me voy a defender y les vamos a ganar porque todas las acusaciones son falsas”.

Por su parte, el abogado de Othón Sigfrido Reyes Morales, Pedro Cruz aseguró que su cliente es inocente y que se trata de una “persecución política” que jurídicamente sustenten las acusaciones.