El PRD se pronuncia a favor de brindar a empresas incentivos fiscales

"Es urgente que el Gobierno Federal ofrezca alternativas claras, tanto para los trabajadores de todos niveles, como para que el sector empleador".

Abigail Cruz Guzmán

2020-04-02
Ciudad de México

Ante el cierre de actividades no prioritarias por la contingencia sanitaria por el Coronavirus, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) exigió al gobierno federal generar incentivos fiscales que hagan factible la recuperación económica, tales como: extensión de tiempo o facilidades para el pago de impuestos, condonación de multas y deudas, inyección directa de recursos vía programas especiales, que permitan a las empresas que no vayan a la quiebra. 

El Partido de la Revolución Democrática (PRD), sostuvo que de no tomarse esas medidas hoy a favor de este sector, el trabajo de los mexicanos no podrá garantizarse ni a corto ni a mediano plazo. 

Destacó que los trabajadores son la fuerza que mueve la economía de México y los empleadores, todos, sobre todo las micro, pequeñas y medianas empresas son parte fundamental de la economía, ya que son el motor del país al contratar al 80 por ciento de los empleos de nuestro país.

Es por ello que, "es urgente que el Gobierno Federal ofrezca alternativas claras, tanto para los trabajadores de todos niveles, como para que el sector empleador pueda garantizar las condiciones de empleo de la gente durante la emergencia de salud que estamos viviendo".

El PRD a través de un pronunciamiento público dijo que es importante que los apoyos lleguen directamente a las personas, pero también a las empresas. 

"La estrategia de cierre total de actividades no esenciales, situación que entendemos necesaria, pone en riesgo a los negocios de nuestro país, a pesar de que el gobierno exige que se mantenga el empleo de la gente. La realidad es que para muchos de estos negocios mantener el trabajo de la gente sin generar ingresos es prácticamente imposible", advirtió. 

Sostuvo que el gobierno federal priorice en las necesidades de la gente. Atender la salud pública es lo número uno, pero si no se acompaña esta emergencia de una estrategia que beneficie al sector económico del país (como ha comenzado a realizarlo el Gobierno de Michoacán) desde los autoempleadores hasta las grandes empresas, las consecuencias económicas generarán un escenario de crisis muy difícil de reactivar en el futuro. 

Por ello, debe de actuar con responsabilidad y deshacerse de proyectos faraónicos como el Aeropuerto de Santa Lucía, el Tren Maya o la Refinería de Dos Bocas. 

Hoy esos recursos son indispensables para el apoyo al sector salud y a los trabajadores y empresarios nacionales. De ser necesario, hacer uso de las líneas de crédito en instancias financieras internacionales para poder obtener recursos que aterricen directamente en acciones que permitan la supervivencia de los negocios, y la garantía de sustento de la gente como prioridad nacional para hacer frente a esta emergencia.