Chimalhuacán e Ixtapaluca dan resultados pese a los recortes de la 4T

Las administraciones municipales de Chimalhuacán e Ixtapaluca, Estado de México (Edomex), rindieron sus primeros informes de gobierno, en los que reportaron centenares de nuevas obras de infraestructura pública, educación, salud, cultura y deporte.

Leyni Méndez León

2020-02-10
Ciudad de México

Las administraciones municipales de Chimalhuacán e Ixtapaluca, Estado de México (Edomex), rindieron sus primeros informes de gobierno, en los que reportaron centenares de nuevas obras de infraestructura pública, educación, salud, cultura y deporte para beneficio de sus pobladores. Sus recuentos contrastan con los de los ayuntamientos que no lograron resistir los recortes presupuestales aplicados por los gobiernos estatal y Federal en 2019.

Chimalhuacán e Ixtapaluca, dos de los 21 municipios con militancia del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que no sucumbieron al tsunami electoral morenista de 2018, cumplieron mejor sus objetivos de desarrollo urbano y social en el marco del complicado primer año del Gobierno Federal vigente.

Ante los ciudadanos chimalhuacanos que escucharon su informe de labores, el edil Jesús Tolentino Román Bojórquez reveló que el monto de las inversiones para obras públicas de 2019 disminuyó drásticamente, en comparación con 2018; pues solo se gastaron 340 millones de pesos (mdp), en contraste con los mil 40 mdp invertidos hace dos años.

El líder social afirmó que el año pasado, su administración recibió mil 150 mdp menos; y que esto se debió a los recortes presupuestales que aplicaron el Gobierno Federal y el estatal mexiquense, encabezado por Alfredo del Mazo Maza. El alcalde explicó que, entre las aportaciones fiscales faltantes, hubo una por un monto aproximado de 250 mdp.

Román Bojórquez señaló que la ausencia de estos recursos impidió a su gobierno la apertura de 10 farmacias comunitarias; la construcción de presas de gavión para evitar inundaciones; la entrega de 10 mil toneladas de cemento para pavimentar calles y callejones y la rehabilitación de escuelas dañadas por el sismo de 2017. Los recortes federales y estatales afectaron también programas de salud, seguridad pública, cultura y deporte.

El edil denunció que percibió una actitud hostil del secretario general de gobierno del Edomex, Alejandro Ozuna Rivero quien, entrevistado por el semanario Proceso, declaró que en Chimalhuacán había una malversación de fondos por 300 millones de pesos. Además de reclamar a Ozuna las pruebas en torno a lo dicho, la respuesta de Román Bojórquez a tal infundio fue contundente:

“Si existe un lugar donde no se puede sospechar de malversación es en Chimalhuacán”; y agregó que, del gobierno estatal no aceptará “trampas ni calumnias”. Esto último fue dicho en relación con una nota informativa de la prensa mexiquense de Toluca, en la que se afirmaba que, en materia de seguridad, Chimalhuacán parecía “un infierno”.

Con respecto a este asunto, el edil señaló que tal información periodística estuvo asociada a la siembra de cadáveres en el territorio de Chimalhuacán, al “mito de la degolladora” y a algunos intentos por comprar a líderes sociales para que traicionen al Movimiento Antorchista Nacional (MAN), cuyo objetivo, desestabilizar a su gobierno, por supuesto no lograron.

Román Bojórquez reconoció, sin embargo,  que “como consecuencia del bloqueo estatal, no pudimos cumplir con muchos compromisos. Los municipios dependemos en más del 90 por ciento de las aportaciones estatales”.

Esta explicación, por cierto, permitió a Román Bojórquez destacar que la concentración del gasto federal en los programas sociales de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) –cuya entrega en efectivo se realiza mediante tarjetas bancarias– y la eliminación del Ramo 23 perjudicó sustancialmente a la mayoría de los municipios del país.

Ésta fue la causa por la que, en noviembre de 2019, un grupo de presidentes municipales de diversas entidades y varias organizaciones sociales intentaron evitar que el Presupuesto de Egresos de la Federación 2020 (PEF 2020) fuera recortado, quitando presupuesto al campo y a los proyectos municipales de infraestructura urbana.

Resistencia generalizada a los recortes

En efecto, mientras el PEF-2020 se discutía en la Cámara de Diputados, varios grupos sociales –entre ellos Antorcha Campesina, el Frente Auténtico del Campo, la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos, el Movimiento Social por la Tierra (MST), la Coalición de Organizaciones Democráticas, Urbanas y Campesinas (Coduc)– se opusieron a los recortes presupuestales al campo y en programas de infraestructura urbana en municipios pobres y marginados.

Pero la mayoría parlamentaria del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y sus partidos aliados omitieron estos reclamos y el PEF 2020 fue aprobado en su redacción original. Previamente, en octubre de 2019, AMLO se había negado a recibir a presidentes municipales de diversos estados, que se manifestaron a las afueras de Palacio Nacional para demandar el incremento de los recursos destinados a obras públicas y para protestar contra un posible recorte de cuatro mil mdp al programa Fortalecimiento para la Seguridad (Fortseg).

Por esas fechas, el presidente municipal de Chimalhuacán, Jesús Tolentino Román Bojórquez, informó, en una conferencia de prensa, que su Ayuntamiento requería de más recursos públicos para reparar las escuelas afectadas por los sismos de septiembre de 2017; avanzar en la construcción del Hospital de Alta Especialidad del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y los servicios de agua potable y drenaje en el ejido Santa María, así como para pavimentar y dotar de guarniciones y banquetas en más de 100 calles de su municipio.

Román Bojórquez reveló que estas necesidades fueron presentadas y sustentadas con anterioridad para su aprobación en el PEF 2020 y anticipó que, como ante la nula respuesta a sus peticiones –y la indiferencia de las autoridades federales–, se manifestarán “para exigir, de nueva cuenta, la aprobación de recursos para la construcción y solución a cada una de nuestras demandas. Los chimalhuacanos merecemos ser tratados de forma digna y respetuosa”.

Dos semanas después, como lo previno el edil de Chimalhuacán, habitantes de colonias marginadas de este municipio, de Ixtapaluca, La Paz y de otras poblaciones tanto del Edomex como de los estados San Luis Potosí, Querétaro e Hidalgo, instalaron un plantón frente al Congreso de la Unión; pero la respuesta fue la misma: cero recepción de pliegos petitorios para obras y servicios.

Los miles de manifestantes –mujeres, hombres, jóvenes, adultos mayores– regresaron a sus poblaciones sin haber sido escuchados, ni mucho menos comprendidos, por el Presidente, autonombrado “defensor de los pobres” en México.

En su primer informe de labores, la presidenta municipal de Ixtapaluca, Maricela Serrano Hernández, hizo una denuncia pública similar a la de su colega de Chimalhuacán: “como alcaldesa de Ixtapaluca denuncio que el PEF 2020 no tiene un espíritu de apoyo municipal, que es el lugar donde se concreta el abatimiento de la pobreza, no hay recursos para ningún proyecto de desarrollo”.

Serrano Hernández, quien aclaró que su municipio no pedía “moches” sino presupuesto para mejorar el nivel de vida y la infraestructura del pueblo, enumeró varias obras de alto impacto social y económico que, por su relevancia, requieren de inversiones provenientes de los tres niveles de gobierno: la creación de un puerto seco, la extensión del Metro a  Ixtapaluca y la urgente dotación de servicios urbanos básicos –agua potable, drenaje, luz y vivienda– en colonias con pobreza y marginación extrema.

La lideresa, apoyada por Antorcha Campesina, advirtió que “el Gobierno Federal es insensible a las necesidades del pueblo, sus programas son serviles y electoreros, y lo peor es que el presupuesto no tiene una visión de crecimiento y desarrollo, y seguirá condenando a la miseria a los más pobres”.

El pueblo no debe vender su conciencia por una tarjeta

En Chimalhuacán e Ixtapaluca, los recortes presupuestales y el bloqueo económico redujeron significativamente la obra pública; pero no la detuvieron al cien por ciento, por lo que sus poblaciones tuvieron acceso normal a los servicios básicos que ya poseen y a otros que están en proceso de regularizarse en materia de salud, educación y cultura.

Este año, la agencia internacional de calificación crediticia Moody´s Investors Service otorgó a Ixtapaluca una calificación por su estabilidad en las finanzas; y recibió el Premio Nacional de Estrategia Urbana de parte de la Federación Nacional de Municipios de México (Fenam) en reconocimiento a sus labores de infraestructura social y planificación urbana.

La Guía de Desempeño Municipal 2019 ubicó a la administración municipal de Ixtapaluca en el primer lugar de los ayuntamientos del Edomex, debido a que el año anterior ejecutó 738 obras públicas –a un ritmo de dos por día–, de las cuales 198 fueron de infraestructura educativa, entre ellas una Casa del Estudiante.

Además, apoyó con transporte gratis a 750 estudiantes del municipio que asisten a las a las universidades Nacional Autónoma de México (UNAM) y Autónoma Metropolitana (UAM) y al Instituto Político Nacional (IPN); también entregó 64 mil chalecos en escuelas primarias. En materia de seguridad pública, pasó del lugar cinco al 68 entre los 125 municipios mexiquenses.

Por su parte, el alcalde Román Bojórquez, de Chimalhuacán, destacó que en su demarcación logró pavimentar 17 mil metros cuadrados de calles y construir 63 mil de banquetas para beneficio de 18 mil habitantes; el Hospital San Agustín recibió equipo médico; se inauguró un nuevo edificio de la Dirección de Salud y se inició el programa de Farmacias Comunitarias.

En el rubro de educación, se realizaron 160 acciones de construcción y rehabilitación; en agua y drenaje se perforaron tres pozos artesianos, se inició la construcción de uno nuevo en San Pablo, Xochitenco, se inauguraron dos tanques de almacenamiento de agua y se concluyó la red de drenaje de la avenida El Peñón. La Dirección de Seguridad Pública municipal aumentó a mil 62 sus efectivos policiales y estrenó 25 patrullas y 20 motocicletas nuevas, con lo que pudieron efectuar 15 mil 435 operativos de seguridad en 2019.

Al término de su primer informe de gobierno, el alcalde Román Bojórquez advirtió que Antorcha Campesina dispone hoy de una militancia nacional suficiente para crear un partido político con la capacidad para derribar el modelo neoliberal vigente, con mejores salarios, aplicar menos impuestos a los trabajadores e imponer mayores a los que más ganan para contar con el gasto social indispensable que beneficie a las clases populares.

Los líderes sociales de Ixtapaluca y Chimalhuacán coincidieron en que si continúan las acciones hostiles contra la organización donde militan, buscarán la creación de un partido político, por lo que abandonarían al PRI, postularían candidatos propios o en alianza con otras fuerzas políticas progresistas. Ésta sería, puntualizó el edil chimalhuacano, nuestra respuesta al gobierno de la “Cuarta Transformación” (4T). 

Por su parte, el dirigente nacional del MAN, Aquiles Córdova Morán, destacó que la excelente administración de los ediles Maricela Serrano y Jesús Tolentino Román Bojórquez son un exponente ejemplar de la propuesta social y política del antorchismo, la cual diverge de la aplicada por la actual administración Federal y AMLO que “fomenta el egoísmo y la dependencia de las personas al gobierno con tarjetas con dinero”.

Al analizar los informes de gobierno de ambas demarcaciones, Córdova Morán indicó que la política de la 4T no puede compararse con la antorchista, porque la entrega de tarjetas con dinero destinado a personas solo propicia gastos individuales, en contraste con el gasto social que anteriormente se destinaba a obras públicas, que beneficiaban a comunidades enteras.

El dirigente social explicó que las restricciones de dinero a los ayuntamientos antorchistas afectan a las poblaciones marginadas, no a los antorchistas, y que, pese a que el objetivo último de éstas es desprestigiarlos, no lo lograrán porque los pobres de México saben bien quiénes realmente los defienden.

Acerca del bloqueo de recursos del gobierno de Edomex, Córdova Morán advirtió que “Chimalhuacán es la suma y la síntesis de las contradicciones desatadas por la 4T, y el gobierno priista del Edomex no tiene por qué arriesgar nada en favor de los ‘descamisados’ de Antorcha. Hay un pacto nada secreto entre AMLO y Del Mazo para mermar el desarrollo”.