Antorcha Campesina

El deporte educa la voluntad, pone los nervios de acero, educa a la mente, enseña al individuo a concentrarse y a encontrar respuestas rápidas, sobre todo en los momentos de peligro

Armando Archundia

2020-01-06
Ciudad de México

El Movimiento Antorchista Nacional (MAN) o Antorcha Campesina es una organización política mexicana, cuyo objetivo principal es erradicar la pobreza en México. Fue fundado en 1974, en el municipio de Tecomatlán, localizado en la paupérrima región de la Mixteca Baja, en el estado de Puebla; fue conformado por un grupo de 40 universitarios y campesinos encabezados por Aquiles Córdova Morán, actual Secretario General del movimiento.

La mayoría de los fundadores del MAN eran profesores y estudiantes de la Escuela Nacional de Agricultura (ENA), que se habían agrupado desde los años 60 para luchar por la transformación de esta institución en universidad. Participaron activamente en la elaboración del Proyecto Universidad Autónoma Chapingo (Proyecto UACh.), hasta que el movimiento logró que la Cámara de Diputados mexicana la aprobara y se publicara la Ley Orgánica de la UACh en el Diario Oficial de la Federación el 31 de diciembre de 1974.

En 2015 se reportaron 300 mil afiliados del MAN en el Estado de México.

Los antorchistas impulsan la cultura y el deporte en las Espartaqueadas, porque para el MAN, el deporte es fundamental para coadyuvar a la formación del hombre nuevo. Las Espartaqueadas nacieron de manera espontánea en 1985, en Cuautitlán Izcalli, Edomex, con la idea de formar, en estos encuentros culturales y deportivos, al mexicano recio, inteligente, culto, progresista, patriota, orgulloso y seguro, no acomplejado, que sepa enfrentarse a los poderes extranjeros.

El deporte educa la voluntad, pone los nervios de acero, educa a la mente, enseña al individuo a concentrarse y a encontrar respuestas rápidas, sobre todo en los momentos de peligro. Por esta visión de la cultura y el deporte, los antorchistas organizan encuentros culturales que alternamos cada año con encuentros deportivos denominados Espartaqueadas, donde reunimos a miles de jóvenes y adultos que conocemos en las colonias, pueblos y escuelas con las que tenemos contacto, que despliegan su talento en las disciplinas deportivas y en artes como danza, canto, baile regional, teatro y poesía.

El Coloso de Santa Úrsula, el más grande de México y uno de los más grandes del mundo, fue testigo, el 21 de diciembre de la continuidad y fortaleza del antorchismo nacional, durante 45 años consecutivos. En ese emblemático espacio del país, el maestro Aquiles Córdova Morán, ratificó el proyecto de nación por el que pugnan desde la fundación de la organización. Estuvieron presentes antorchistas del centro de la República: Querétaro, Hidalgo, Edomex, Morelos y Ciudad de México. El evento cerró las celebraciones por los 45 años de fructífera vida del Movimiento Antorchista Nacional. ¡Enhorabuena para todos!