El recorte presupuestal a la Conade

En 2020, el presupuesto de la Conade tendrá una reducción del 35 por ciento que, comparado con el del año pasado, “tampoco” resultará gran cosa.

Armando Archundia

2019-12-29
Ciudad de México

Durante la campaña electoral para la Presidencia de la República, el candidato del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y ahora Presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), hizo promesas importantes, entre las que destacaron el retiro de las pensiones vitalicias a expresidentes de la República, el combate a la corrupción y, entre otras, la edificación de un nuevo aeropuerto.

Una vez en funciones, como titular del Ejecutivo, AMLO realizó recortes presupuestales a secretarías e instituciones públicas del nivel federal, entre los que no faltó un duro golpe al gasto del deporte mexicano. En su presupuesto de 2019, la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) sufrió una reducción equivalente al 24 por ciento, pues en lugar de los dos mil millones de pesos (mdp), que había ejercido en 2018, solo se le autorizaron mil 519 mdp. La nueva titular de la Conade, la exvelocista Ana Gabriela Guevara, comenzó su gestión de forma complicada, pues el monto de su presupuesto fue uno de los más bajos de los últimos años.

Una de las consecuencias de este recorte repercutió en el Comité Olímpico Mexicano (COM), cuya directiva anunció que en adelante no podría ofrecer alimentación, hospedaje y servicios médicos a los atletas de su principal centro de entrenamiento. Rara vez un mandatario había estado tan obsesionado con las medidas de austeridad, como lo está hoy AMLO. En sus primeros siete meses de mandato redujo las plazas y salarios de los empleados gubernamentales, además de acotarles prestaciones.

El recorte a la Conade se ha justificado con el argumento de que el Gobierno Federal está dando prioridad a los gastos y a los programas de mayor contenido social de la comunidad nacional. Estas prioridades serían mejor comprendidas por la población, pero en los sectores de Salud y Seguridad Pública, las cosas cada día están peor y la gente no puede entender el motivo de tantos recortes.

Otra de las consecuencias derivadas de la reducción del gasto en el deporte fue el anuncio difundido en agosto pasado: la Conade se hallaba en “números rojos” y, por lo mismo, no pagaría las becas otorgadas a varios de los atletas, entre quienes existe la impresión de que la pérdida de estos apoyos se debe a la necedad de AMLO. La exmedallista olímpica y ahora presidenta morenista de la Comisión de Juventud y Deporte del Senado, Lucía Meza, indicó que el presupuesto que la Conade ejerció en 2019 “quedó en mil 719 millones. Eso fue lo que se aprobó en la Cámara de Diputados, menos 70 millones que finalmente fueron reducidos. Obviamente que este presupuesto es insuficiente”.

En 2020, el presupuesto de la Conade tendrá una reducción del 35 por ciento que, comparado con el del año pasado, “tampoco” resultará gran cosa; ya que “hay esta disciplina financiera que nos obliga a tener que ir día a día”, añadió Meza. Por su parte, la titular de la Conade, Ana Gabriela Guevara, aseguró que no será cómplice de la corrupción; por lo que denunciará cualquier acto que se presente.

Ahora bien, el deporte es una de las mejores formas para fomentar los buenos principios, la convivencia, la disciplina, los buenos hábitos y puede ser la mejor alternativa para acercarse a los jóvenes sin distinción de su estatus social. Es decir, puede ser un instrumento eficiente para alejar a aquellos que eventualmente puedan sentirse atraídos por los vicios, la vagancia, las calles, la delincuencia organizada y a los que son afectados por presiones o preocupaciones. En 2013, durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, la Conade alcanzó su presupuesto más alto de la historia: siete mil 179 mdp.