Advierten que empresas presionan contra el etiquetado de productos procesados

Las empresas que tienen una amplia gama de productos y que están expuestos a los consumidores con un etiquetado poco claro, son Nestle, Coca-Cola Femsa, Pepsico, entre otras.

Trinidad González

2019-12-04
Ciudad de México

Ciudad de México.- El director general del Poder del Consumidor, Alejandro Calvillo, advirtió que diversas compañías se oponen a la iniciativa del etiquetado frontal, por lo que ejercen presión  ante las autoridades para que no se etiqueten  los productos con excesos de azucares, grasas y otros químicos.

Confió en que la actual administración no de un paso atrás en el etiquetado claro de los productos procesados, iniciativa que fue avalada por la Cámara de Diputados recientemente, y se encuentra en consulta pública, el cual concluye el próximo 10 de diciembre. A partir de ahí, tendrá un periodo de casi un año para su aplicación y a principios de 2021, se vea reflejado en los productos.

“Este proyecto del etiquetado esta en riesgo por las acciones que están tomando las grandes empresas, lo que quieren las compañías es que no sirva el etiquetado, estas mismas corporaciones son las que se oponen”, mencionó.

El Poder del Consumidor y el Centro de Orientación Alimentaría presentaron los resultados de una encuesta, en el que refieren que el 94 por ciento de los entrevistados están a favor de la ley, es decir avalan que los alimentos y bebidas contengan sellos de advertencia al frente de los empaques cuando los productos superen los limites establecidos de azúcares, grasas saturadas, sodio y calorías.

Un 90 por ciento afirmó esta de acuerdo en que las advertencia sea mucho más clara y se pronunció por un octágono. Otro 58 por ciento, eligió la opción de la palabra “Exceso” para ser utilizada en los sellos de advertencia para indicar cuando un producto excede los limites establecidos de azúcar, sodio, calorías y grasas.

En tanto, Julieta Ponce, directora de Centro de Orientación Alimentaría agregó que de aplicarse la iniciativa del etiquetado claro, podrá salvar la salud de 5 millones de niños, quienes están expuestos a los productos con gran cantidad de azúcares.

Mientras que 80 millones de mexicanos podrán reducir los niveles de enfermedad que ya tienen, como son prediabetes, diabetes y obesidad.

Las empresas que tienen una amplia gama de productos y que están expuestos a los consumidores con un etiquetado poco claro, son Nestle, Coca-Cola Femsa, Pepsico, entre otras.

Calvillo consideró que es una medida urgente a tomar, ya que es un derecho de los consumidores a la información, en medio de las declaradas emergencias epidemiológicas de obesidad y diabetes en México.

“Las grandes corporaciones son las que se oponen, las mismas que se promovieron el etiquetado actual que nadie entiende y tiene criterios de azúcar que representan un riesgo a la salud, las mismas que se opusieron a la regulación de alimentos y bebidas en las escuelas, las mismas que se han opuesto a toda política que logre reducir el consumo de los alimentos no saludables con los que inundan el mercado”, finalizó.