El ayuntamiento de Morelia no atiende problemas de Antorcha

Los ciudadanos han visto que este programa en realidad está destinado a sectores muy selectos de la capital de Michoacán: los “cuates” de Morón Orozco.

Julían Mendoza

2019-11-24
Morelia, Michoacán

En agosto de este año, el Ayuntamiento de Morelia y el Instituto Nacional del Suelo Sustentable (Insus) acordaron crear el programa Escrituración Exprés, cuyo objetivo consiste en regularizar legalmente las viviendas e integrarlas al ordenamiento urbano. Paralelamente, la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) asignó 25 millones de pesos a la administración encabezada por el edil Raúl Morón Orozco para financiar la construcción de 148 pies de casa en áreas urbanas prioritarias en la capital michoacana.

Cuando se anunciaron ambos programas, el gobierno municipal advirtió que beneficiaría a la población de Morelia en general y que en el caso del proyecto de los pies de casa, habría apoyo técnico y asesoría para que las nuevas viviendas fueran “dignas”. Sin embargo, luego de tres meses, los ciudadanos han visto que este programa en realidad está destinado a sectores muy selectos de la capital de Michoacán: los “cuates” de Morón Orozco.

Pocos morelianos pueden mostrarse sorprendidos por esta actitud, ya que el favoritismo del edil se evidenció en noviembre de 2018, cuando activó el programa Piso Firme, cuyo objetivo es modificar 12 mil 183 viviendas de Morelia en áreas socialmente vulnerables. En esa fecha Morón expresó: “Vamos a incluir a las comunidades, que no les quepa la menor duda. Queremos ayudarlos y mejorar sus condiciones, pero también es necesaria su participación”.

Hay que destacar que en septiembre de 2018, dos meses antes del anuncio del programa Piso Firme, representantes del Movimiento Antorchista Nacional (MAN) en Michoacán entregaron a la administración municipal, presidida por Morón Orozco, un pliego petitorio en el que demandaban apoyos para el desarrollo de viviendas y obras de infraestructura urbana básica –agua potable, drenaje, pavimentación, etc.– en colonias vulnerables de la capital michoacana.

 De entonces a la fecha, de acuerdo con Rodolfo Lemus, el representante del MAN en Morelia, Morón Orozco, no ha atendido esas demandas ni otras posteriores que prometió responder, como fue el caso de las 70 láminas galvanizadas que el 12 de octubre de 2019 anunció que en breve enviaría a las 900 familias de la tenencia de Atécuaro, quienes todavía las esperan.

De acuerdo con una encuesta que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) realizó en 2010,  la localidad de Atécuaro, está clasificada como un área urbana con alto grado de marginación, ya que sus pobladores habitan en casas construidas a medias o con materiales de desecho, sin piso firme, servicios de agua potable, drenaje ni calles pavimentadas.

Por ello, los atecuarenses se preguntan aún ¿para quiénes realmente están destinados los programas Piso firme, Pie de Casa y Escrituración Exprés del gobierno del señor Morón Orozco?

Michoacán: entidad con alto rezago social

El estado de Michoacán está considerado como una entidad con alto grado de rezago social en el Informe anual sobre la situación de pobreza y rezago social 2019, recientemente publicado por la Secretaría de Bienestar (SB) del Gobierno Federal. De acuerdo con el análisis de este documento, el 55.3 por ciento de la población michoacana es pobre, el 9.4 por ciento vive en condiciones de miseria extrema y sus hogares reportan hacinamiento y graves deficiencias en sus pisos, techumbres y muros.

marcha

Es decir, el problema de la vivienda en Michoacán constituye un reto de gran dimensión para los gobiernos estatales y los municipales. Entre éstos destaca el de Morelia, que a decir del Anuario estadístico y geográfico de Michoacán de Ocampo 2017, publicado por el Inegi, en 2015 contaba con 215 mil 405 hogares, de los cuales un alto porcentaje –pese a albergar 784 mil 755 personas– reportaban deficiencias estructurales y carencias de servicios urbanos.

De estos déficits provienen, al menos en el discurso político, los programas emergentes creados por el edil Morón Orozco y el apoyo financiero que el Conavi le ha brindado tanto en su programa Pies de casa, como aquellos en donde intervino para financiar la creación de dos mil 515 viviendas nuevas y la reparación de otras 65. Sin embargo, aún en la asignación de estos apoyos federales, el edil de Morelia actúa con evidentes actitudes selectivas y discriminatorias.

El ayuntamiento de Morelia desfavorece a los grupos populares

En entrevista con buzos, Roberto Lemus, dirigente del MAN en la zona oriente de la capital michoacana, denunció que en “la administración de Morón no se ve el apoyo hacia los antorchistas. El presidente municipal, desde octubre de 2018, prometió techos, pisos y pies de casa, pero nada de eso se ha visto materializado. Nuestra organización sí ha gestionado obras en favor de los que menos tienen, ejemplo de ello fue la entrega de dos mil láminas por medio de la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroalimentario (Sedrua)”.

Lemus indicó que pese a esta manifiesta actitud discriminatoria Antorcha continuará en la defensa de los derechos de los ciudadanos más vulnerables, quienes han sido víctimas de la constante desatención proveniente de la administración municipal. “Morón no cumple. Aseguró que resolvería asuntos competentes a la creación de escuelas y casas, así como la implementación de servicios básicos; sin embargo, las condiciones de las zonas más vulnerables de Morelia están empeorando”.

El dirigente antorchista reveló que el MAN encabeza la demanda de atención y solución a más de mil problemas de vivienda en la capital de Michoacán y que una de sus principales ocupaciones políticas consiste en denunciar que el denominado “orden urbano” postulado por la administración municipal vigente no favorece de manera íntegra a la población en general y, mucho menos, a los ciudadanos en situación vulnerable.

Las críticas y denuncias de Lemus a la política de vivienda del edil de Morelia son reforzadas por la mayoría de los habitantes afectados por ésta. Por ejemplo, Moisés Reyes Contreras y Juana Ávalos Chávez, quienes viven en la colonia Verónica López, ubicada en la comunidad de Tarímbaro, afirman que la política de desatención y olvido aplicada por Morón agudiza sus carencias de vivienda y servicios públicos; y de hecho se declaran “damnificados” por la misma.

morena

Moisés Reyes, colaborador de la Comisión de Prensa y Difusión del MAN de Morelia, en cuya oficina se exhibe una manta con el lema Raúl Morón no cumple, denuncia que la actitud que éste asume contra su organización es de eminente y absoluta injusticia social: “En la colonia Ampliación Clara Córdova hemos realizado gestiones ante el gobierno estatal, que nos autorizó la venta de un predio para regularizarlo. Incluso, vecinos ya han realizado pagos, sin embargo, el problema que hemos enfrentado es la creación de organismos por parte de la nueva administración municipal de Raúl Morón”.

De acuerdo con Reyes, estos consejos ciudadanos se encargan de configurar acciones para la resolución de diversos rubros en la capital michoacana, entre ellos la regularización de viviendas. Sin embargo, su integración y funcionamiento son determinados por los dirigentes del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), y sus decisiones son tomadas de acuerdo con sus intereses políticos de partido.

Por ello, explica Reyes Contreras, “nos quieren dejar de lado en las negociaciones y gestiones que hicimos previamente. Pero nos estamos organizando con los vecinos para no permitir que ignoren nuestras peticiones. Queremos que los avances logrados sigan vigentes”.

En la región oeste de la capital michoacana se halla la colonia San Isidro Itzícuaro, en una de cuyas humildes viviendas habita la señora Juana Ávalos, activista de Antorcha Campesina. Su labor consiste en defender los derechos sociales de sus vecinos, quienes viven en situación de vulnerabilidad extrema. La señora Ávalos nos cuenta cómo se organizó en Antorcha, y de los resultados que ha obtenido en los últimos años.

“Me integré a Antorcha Campesina porque nos iban a desalojar violentamente de nuestro hogar. Imagínate, soy madre de tres hijos. Desde hace siete años Antorcha nos arropó; nos ha incluido dentro de su familia. Dentro encontramos protección, lo cual se ha traducido para nosotros en la implementación de servicios públicos, como agua, drenaje, electricidad y pavimentación”.

Juana es enfática al denunciar la política de Raúl Morón que ha afectado a todos sus vecinos; por eso, dice, cada que el MAN organiza marchas de protesta en la alcaldía moreliana ellos acuden a hacer su parte en el movimiento. “A partir de que entró la administración de Morón, todo se fue a la basura, o sea, como si no hubiera nada. El secretario del ayuntamiento, Humberto Arróniz, nos dice que no existe San Isidro y nos ha advertido que en lugar de regularizar nuestra colonia, probablemente sea desalojada”.

Tanto doña Juana Ávalos como Moisés Reyes aseguran que su lucha por la dignificación integral de las colonias antorchistas se mantendrá firme, igual que en años pasados. Reyes Contreras lo expresa de la siguiente manera:

“Nos hemos movilizado porque la administración municipal no ha cumplido sus promesas de campaña. En este caso vamos por la regularización de viviendas, que se nos apoye con material de construcción, así como el establecimiento y desarrollo de servicios públicos. Desde hace dos años llevamos este tema. Fuimos a la Secretaría de Finanzas y Administración, al IVEM (Instituto de Vivienda del Estado de Michoacán) y a la Sedatu (Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano). Esto quiere decir que sí hemos trabajado en favor de los habitantes afectados, quienes cada vez tienen menos”.

marcha

Moisés Reyes afirmó que los paquetes de vivienda prometidos por el gobierno municipal estarían integrados por tinacos, láminas y material para la construcción de pies de casas. “Sé de casos vecinales que fueron despojados del apoyo para la vivienda, que fue ejercido durante agosto de este año, debido a que son integrantes del Movimiento Antorchista. Las colonias más afectadas por este motivo son la Margarita Morán, Clara Córdova, Francisco Javier Clavijero, Verónica López y la 13 de abril”, denunció el activista.

Juana Ávalos, por su parte, señaló: “Organizamos marchas, plantones, nos dirigimos hacia distintas comisiones, buscamos el diálogo. Es mi trabajo como activista, pero, con el presidente Raúl Morón no se puede ni siquiera hablar. Siempre nos manda con el secretario Arróniz para que nos atienda, quien siempre lo hace de manera burlona e irónica. Si se trata de Antorcha Campesina, Morón y Arróniz voltean los ojos para otro lado; nos ven mal. Nosotros seguiremos protestando, cadenas humanas, plantones o lo que sea necesario”.

Entre el 14 y el 28 de octubre de este año, buzos intentó entrevistar a algún funcionario de la Secretaría de Desarrollo Metropolitano e Infraestructura de Morelia o de la Dirección de Orden Urbano, pero nuestra solicitud primero fue burlada mediante una serie de citas postergadas que finalmente se convirtieron en negativa absoluta.

Ante la clara evidencia de rechazo del gobierno municipal, el MAN de Morelia ha reiterado que no tiene otra opción que la planteada con claridad por la señora Juana Ávalos: “Sigamos unidos; luchemos y estudiemos. Así, uno se da cuenta de la realidad. Los compañeros tenemos que estar organizados e informados”.

Juana