Reclaman por mala calidad de bolsas ecológicas

Mientras que algunos supermercados ya adoptaron la medida de eliminar bolsas de plástico en sus establecimientos, ciudadanos reclamaron sobre la mala calidad de las bolsas ecológicas que ofrecen como alternativa.

Redacción

2019-10-07
Ciudad de México

Ciudad de México. - Mientras que algunos supermercados ya adoptaron la medida de eliminar bolsas de plástico en sus establecimientos, ciudadanos reclamaron sobre la mala calidad de las bolsas ecológicas que ofrecen como alternativa.

La medida fue aprobada el pasado 25 de marzo, el Congreso local reformó la Ley Ambiental del Estado para prohibir el uso de bolsas de plástico en la capital. Algunos establecimientos adoptaron la medida desde el pasado 1 de octubre y otros esperarán hasta el 1 de enero para atender esta nueva disposición legal.

Un cliente frecuente de una tienda alegó que las bolsas ecológicas se rompen fácilmente, “las bolsas se rompen muy rápido. Compré siete aquí en Walmart, cinco en la Bodega Aurrera y una en Sams y se me han roto la mayoría. No aguantan el peso, necesita ser más reforzada”, indicó Rubén Rodríguez, de 46 años.

Aunque la medida fue anunciada con antelación tomó desprevenidos a algunos clientes que se vieron obligados a comprar bolsas ecológicas de Walmart, con un costo de 10 a 18 pesos según el tamaño.

Otros clientes opinaron que las bolsas de plástico generalmente se reutilizan para colocar la basura en los hogares, por lo que opinaron que los supermercados también podrían optar por bolsas biodegradables.

Cabe agregar que en distintas tiendas de conveniencia como 7-Eleven, Oxxo y Bodega Aurrera, también han eliminado al 100 por ciento las bolsas de plástico.

Una medida “muy simplista” según refirió la Asociación Nacional de Industrias del Plástico AC (Anipac), la prohibición de dádiva y venta de bolsas de plástico en supermercados y tiendas de conveniencia es una medida muy “simplista” por parte de los diputados en el Congreso del Estado.

“Vayamos más al fondo, el fondo de toda esta situación no es el plástico en sí, es la gestión adecuada de los residuos para su atención, su revalorización y siempre de la mano con la industria. “La prohibición es una solución chiquita, no nos lleva a buen término y el esfuerzo que hicimos con las autoridades se hizo a un lado”, dijo Raúl Mendoza Tapia, director de la Anipac.