Reinvención del Periodismo

Se han presentado diversas iniciativas referentes a impulsar la Cláusula de Conciencia. Pero ninguna a garantizar y reconocer el ejercicio periodístico como profesión

José Luis Palacios Islas

2019-09-10
Ciudad de México

La agresión hacia un reportero durante una marcha de protesta de mujeres en la Ciudad de México, quizá, el siempre quizá, fue el detonante para descubrir que no hay delitos contra el ejercicio profesional del periodismo. ¿Por qué? Porque no existe la figura jurídica del Periodista ni en la Ley General de Profesiones ni en el Catálogo General de Profesiones, ni en la Ley Federal del Trabajo. Existen 20 carreras consideradas como “profesionales” entre ellas la partera y el trabajo social.

Ante la irrupción del periodismo digital y la aparición de los ciudadanos con acceso a las nuevas tecnologías, se transformó la opinión pública a opinión publicada, se quebró el monopolio de la información, el monopolio del periodismo. Ahora cualquier persona hace lo mismo que un periodista: relatar los hechos.

Incluso, desde la “Silla del Águila” vino la advertencia hacia los periodistas: “Pórtense bien”. Ante las descalificaciones, insultos y hasta amenazas hacia los periodistas que discrepan o critican la forma de gobernar o no coinciden las cifras con las del “yo tengo otros datos”.

Además, con el cambio del modelo de negocio de las empresas de los medios de comunicación, y la aparición de portales de noticias propiedad de verdaderos periodistas. La publicidad oficial, sangre vital para los medios de comunicación se redujo y la principal revista crítica del gobierno, Proceso, tuvo que recurrir a la nota para luego bajarle de tono ante la invasión de planas de publicidad, sin ningún conflicto de intereses porque se vaya a pensar que el hijo del dueño y fundador de la revista sea parte esencial de la Presidencia de la Republica.

El doctor Emilio Alvarez Icaza, senador independiente, abrió la puerta y accedió a impulsar reformas que permitan distinguir entre las Fake News que promueven intereses particulares y políticos, y la información profesional que permita lograr una buena gobernanza.

 Por ello, un grupo de periodistas que participan en una redacción virtual, chat de Whatsapp nombrado 7/23, ha invitado al gremio a participar, primero que sea reconocida la carrera de periodismo como profesión y no como un oficio; para que se reconozcan los derechos, se tipifiquen los delitos que atentan contra el ejercicio profesional del periodismo, porque hasta el momento el único delito porque se investiga es la muerte provocada. No más.

Su separación de la ley de los defensores de los derechos humanos y los periodistas. Porque no son lo mismo, aunque las dos figuras tengan el mismo propósito, su labor es totalmente distinta. El periodista no debe ser la noticia, él da a conocer la noticia.

Hasta la fecha, se han presentado diversas iniciativas referentes a impulsar la Cláusula de Conciencia. Pero ninguna a garantizar y reconocer el ejercicio periodístico como profesión. Casi todas las iniciativas duermen en la “congeladora” de los palacios legislativos;  están guardadas, en tanto siguen aumentando las agresiones y ejecuciones de periodistas. Las amenazas desde el poder y de funcionarios públicos siguen sin ser sancionados, porque no hay delitos, no existe y por lo tanto no hay sanción, el mejor ejemplo, la amenaza que hizo el Secretario de Seguridad Ciudadana de la CDMX hacia un reportero, no pasó nada. Y eso es un atentado contra la libertad de expresión, contra el ejercicio profesional del periodismo.

La contradicción, la Dirección General de Profesiones (SEP) emite las Cédulas Profesionales en la que otorga la Patente para ejercer el Periodismo.

Por ello se debe precisar qué es un periodista, un comunicador (lector de noticias, conductor de radio o televisión), un comunicólogo, comentarista y analista, así como colaborador, a fin de evitar la confusión de militantes partidistas, de ciudadanía que opina y de los seudoinformadores.

*Doctor en Dirección de Organizaciones, miembro de la AMIC, periodista y director de paginaciudadana.com