Del Mazo ¿fuerte y con todo?

La ausencia de resultados en el combate al grave problema de la inseguridad pública es uno de los compromisos pendientes de Del Mazo Maza

Carolina Ruvalcaba

2019-09-08
Toluca, Estado de México

A unos días de que cumpla sus primeros dos años de gobierno en la entidad más poblada del país, el tercer mandatario de la dinastía Del Mazo no dice, no escucha y parece absolutamente ajeno a los graves problemas de seguridad, educación, salud, transporte y bienestar social que padecen los mexiquenses.

Durante su campaña electoral en 2017, el hoy gobernador del Estado de México (Edomex), Alfredo del Mazo Maza, enarboló una serie de compromisos que según él “cambiarían lo que hiciera falta… y mejoraría lo bueno que ya tenemos”… A un bienio de esa promesa política, en realidad únicamente se percibe el sentimiento de abandono y ausencia que el nulo trabajo de su administración ha generado en la sociedad mexiquense.

Con la finalidad de conocer la perspectiva de los mexiquenses sobre el desempeño del gobernador Alfredo del Mazo, buzos realizó un sondeo de opinión entre 50 habitantes de los municipios de Nezahualcóyotl, La Paz, Ecatepec, Chimalhuacán, Toluca, Cuautitlán y Tultitlán. El resultado fue el siguiente: 30 lo calificaron como malo; 19 como regular y solo uno como bueno.

Los entrevistados visualizaron así los programas sociales, servicios y obras públicas del actual gobierno mexiquense: 26 identificaron el Salario Rosa como su apoyo más “cacareado”; una persona aseguró conocer “algún avance” en la entrega de becas, despensas y el servicio de transporte, y las otras 21 dijeron desconocer las acciones del mandatario.

del Mazo

Las personas que calificaron como malo y regular el gobierno de Alfredo del Mazo, explicaron que la evaluación se debe principalmente a su lejanía con respecto a los principales problemas socioeconómicos de la población mayoritaria y a su falta de resultados.

Algunas de las respuestas textuales fueron: “Después de su toma de protesta, ya no se le vio”. “De hecho, creo que hay que lanzar una alerta Amber por su desaparición”. “Me han invitado a lo de las despensas y la Tarjeta rosa; he metido muchas copias y cero apoyos, puras mentiras”. “Desatendió problemas de seguridad pública, sociales, movilidad, económicos”.

Los compromisos pendientes

En entrevista para este semanario, el profesor de ciencias políticas y sociales de la Universidad Autónoma del Estado México (UAEM), Ricardo Ramírez Nieto, comentó: “El gobierno de Alfredo del Mazo necesariamente se divide en dos años fiscales; en el primero con saldo negativo; a consecuencia de que se registraron los sismos de septiembre de 2017, tuvo que destinar el presupuesto a tratar de solventar esa problemática; por lo que sería injusto juzgar a la administración de las cosas que no se hicieron. En el segundo año ya tenemos la posibilidad más objetiva para medirlo; también tenemos saldos negativos, entre ellos la seguridad”.

Del Mazo Maza afirmó que combatiría la delincuencia con la instalación de centros de mando en Naucalpan y en el oriente mexiquense; que colocaría botones de pánico y cámaras de vigilancia en todo el transporte público, pero no aclaró que quienes pagarían estos dispositivos serían los transportistas y que su habilitación estaría condicionada a la renovación de las concesiones, de lo cual solo pudieron enterarse hasta el 20 de marzo de 2018, cuando se publicó el decreto en la Gaceta oficial del Gobierno del Estado de México.

Según este órgano oficial, en junio de este año solo 10 mil 300 de las 155 mil unidades de pasajeros contaban con cámaras de video, botones de pánico y GPS. Según la Secretaría de Movilidad del Edomex, más de ocho millones de personas utilizan este sistema de transportación y, por lo mismo, están a expensas de robos, violaciones, secuestros y homicidios.

La ausencia de resultados en el combate al grave problema de la inseguridad pública es uno de los compromisos pendientes de Del Mazo Maza más sentidos por la población mexiquense.

ecatepec

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) reportó que en el primer semestre de este año, se levantaron cuatro mil 769 carpetas de investigación por el delito de robo, un 11.11 por ciento más que en el mismo periodo de 2018, cuando se denunciaron cuatro mil 292 casos. Las cifras de la Fiscalía Estatal refieren que casi cinco de cada 10 delitos se cometen en territorio mexiquense, lo cual lo posicionó en el primer lugar nacional en esta incidencia.

Una de las víctimas de robo es Daniel “N”, quien viaja todos los días de la Ciudad de México (CDMX) por la carretera México Texcoco, al municipio de Chimalhuacán, donde trabaja en una refaccionaria: “Me han asaltado varias veces. La más fea fue en diciembre del año pasado: dos tipos se subieron a la combi y nos quitaron los celulares; a un muchacho lo golpearon en la cabeza. En el municipio La Paz desviaron al chofer y nos fueron a dejar al fondo de las vías; estaba oscuro, teníamos miedo y dijeron que la cosa no era con nosotros que ya nos largáramos sin voltear o nos meterían un plomazo. Todos nos fuimos caminando entre la maleza; solo se quedaron con la unidad, el dinero y los teléfonos”, recordó.

El combate a los feminicidios también es otra de las promesas que hizo el mandatario estatal. Sin embargo, la estrategia de seguridad emprendida aún no logra frenar este flagelo social. El SESNSP reporta un feminicidio por día en el Edomex. De enero a junio se iniciaron 180 homicidios dolosos y 42 carpetas de investigación por el delito de feminicidio, mientras que en el mismo lapso de 2017 y 2018 se registraron 38 y 37 respectivamente.

feminicidios

Ricardo Ramírez, quien también es maestro en administración, afirmó que el Estado ya fue rebasado, y solo está reaccionando. Es decir, levanta el cuerpo, hace pruebas periciales, archiva y, si de casualidad detiene al feminicida, ya la hizo; si no, el delito queda impune. “Es un delito que está lacerando muchísimo a la sociedad, ya son 14 años de este problema porque se tiene capacidad de reacción; pero no de prevención… deben invertir en ciencia, compartir información con otras entidades, buscar patrones y actuar… No solo es tarea del Estado, también de nosotros, que debemos reflexionar qué estamos haciendo como familia para evitar estas situaciones”.

El investigador y analista aseveró que la zona sur del Edomex está casi perdida: “Tejupilco, Luvianos, Tlatlaya, Amatepec, San Simón de Guerrero, están controlados por el crimen organizado; cuando hablas con los presidentes, te enteras que les tienen que dar 10 por ciento… Es algo que está olvidado y nadie lo quiere tocar… Se sabe que financian campañas políticas en toda esa zona de tierra caliente, donde se junta Michoacán, Edomex y Guerrero, una zona muy conflictiva”.

Indicó que la inseguridad está impactando en el desarrollo económico, ya que los empresarios prefieren instalarse en estados como Aguascalientes o Querétaro, donde tienen menos problemas que el Edomex. “Hay naves industriales que ya están cerrando por el robo de sus productos; Toluca 2000, el parque industrial de Ecatepec y el de Lerma; la empresa Jumex amenaza con retirarse… Mientras no se solucione el problema que representa la inseguridad, no se podrá avanzar; es un fenómeno que le pega a todo y se desatienden otras áreas estratégicas”.

Agregó que el gobierno estatal tampoco cuenta con un esquema para promover la inversión privada: “El centro de distribución de Amazon en Tepotzotlán, inaugurado el 31 de julio, generó mil 500 empleos con salarios competitivos; pero fue por iniciativa de la empresa que realizó su estudio de mercado y se instaló ahí. Se necesitan alicientes para atraerlos y vías de comunicación en buen estado; de lo contrario se desalienta al empresario”.

Expuso: “Si tú ofreces empleos, prestaciones y un salario competitivo, entonces te condono impuestos por un año y, lo más importante, no te voy a estar pidiendo dinero. Ese aliciente se tiene que traducir de manera real y no es una pérdida para el Estado, porque las personas ganarían bien, les alcanzaría para cubrir la canasta básica. Aunque la inflación ha aumentado poco, la realidad es que el golpe se siente en la bolsa; si antes comprábamos kilo y medio de tortillas, ahora es un kilo, si era un kilo de carne, estamos en los tres cuartos, porque no alcanza”, precisó Ramírez Nieto.

Rezago social

Los programas sociales y las acciones emprendidas por el gobierno mexiquense solo han coadyuvado a disminuir cinco por ciento la pobreza en la entidad durante dos años, según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), pues el indicador pasó de 47.9 por ciento en 2016 a 42.7 en 2018. Pero si se compara con el 43.6 por ciento que prevalecía en 2008 la disminución real de este flagelo corresponde a 0.9 por ciento.

El registro histórico del Coneval muestra que de 2008 a 2018, el índice de pobreza extrema pasó de 6.9 al 4.9 por ciento, una reducción de dos por ciento en 10 años. En el mismo periodo aumentó la población que percibe un salario menor a la línea de pobreza por ingresos de 47.9 a 51.4 por ciento.

“Hace unas semanas, el Coneval dio un indicador nacional sobre la reducción de pobreza; pero la realidad es que sigue aumentando en municipios como San Felipe del Progreso y San José del Rincón. Para hacer frente a ello, los Gobiernos Federal y estatal emplean programas sociales que son un paliativo; no podemos dejar que las personas se mueran de hambre, pero deben impulsar proyectos productivos, los cuales permitan que con sus propias manos y medios tengan ingresos”, manifestó Ramírez Nieto.

salud

Aseguró que en el Edomex desde hace siete años se aplicaron proyectos productivos como la engorda de ganado, el enlatado de perecederos y la instalación de maquiladoras. La iniciativa privada ayudó con la apertura de tortillerías o panaderías: “En San José del Rincón tenemos algunos casos de éxito, personas que estaban en la pobreza alimentaria ahora son microempresarios. Pero se detuvieron porque políticamente son poco rentables comparados con las despensas y las becas que ganan la simpatía del electorado”, explicó el especialista.

El Salario Rosa fue el programa social que más promovió el gobernador, cuya meta consistía en beneficiar a medio millón de amas de casa, pero a la fecha solo se ha entregado a 160 mil féminas. “Uno pensaría que mientras más mujeres reciben la ayuda el programa es un éxito; pero para los economistas eso es un fracaso porque representa un gasto y no una inversión. En el centro de ese apoyo debe estar la generación de empleos”.

Una de las beneficiarias del Salario Rosa es Lidia “N”., quien pidió el anonimato para evitar represalias, vive en el municipio de Valle de Chalco, recibe el apoyo desde hace un año y, al igual que miles de familias, necesita recursos para cubrir alimentación y educación de sus tres hijos. Trabaja como gestora para el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y, en retribución a esta labor fue incorporada a dicho programa.

“Muchísimas personas formamos parte de la estructura del PRI; en este municipio somos como 200. Los coordinadores, enlaces y gestores del partido y el PT reciben un pago y a nosotras nos pagan con la Tarjeta Rosa. Puedes dar tus copias muchas veces; pero si no perteneces a un partido político no recibes nada; así que por necesidad prestamos nuestros servicios al PRI”.

Lidia aprovechó la entrevista para reclamar al gobernador la falta de apoyo al sector educativo en su municipio: “No es posible que aún tengamos escuelas damnificadas por los sismos del 2017; aulas provisionales que ponen en riesgo a nuestros niños; faltan techumbres, laboratorios, computadoras, hasta sanitarios. Es urgente que ponga atención en todas las escuelas como las primarias Justo Sierra, Hermenegildo Galeana, José Vasconcelos y Emiliano Zapata o la secundaria 107, entre otras. También hay muchas calles sin pavimentar. Urge que se pongan a trabajar en Valle de Chalco”.

Finalmente, el maestro Ricardo Ramírez recomendó al gobernador y a su gabinete que salgan a observar la realidad, que hagan un ejercicio de autocrítica: “El Estado de México no es la calle Lerdo; no se gobierna desde ahí, necesitan acercarse a la gente y a todos los alcaldes para hacer un trabajo conjunto, por lo menos para combatir la inseguridad; eso ya sería un gran logro. También debemos poner nuestro granito de arena; deseo que le vaya bien a nuestro gobernador que todo lo que diga en el informe sean éxitos porque si le va bien a él, nos va bien a todos”.