Sigue crisis en México con renuncia de Urzúa; Trump se lanza con arancel al acero

Carlos Urzúa, renunció a su cargo y con eso se sigue abonando a la crisis que vive México en apenas siete meses del gobierno de AMLO

Miguel Ángel Casique Olivos

2019-07-09
Ciudad de México

A escasos 20 días de que se aprobó en el Senado el nuevo TLC (T-MEC) y cuando apenas nuestro país se está medio "alineando" y cumpliendo los caprichos que el país vecino de Estados Unidos impuso a México con el tema migratorio, cuando nuevamente el Departamento de Comercio de Estados Unidos, anunció que habrá nuevas cuotas compensatorias a las importaciones de acero provenientes de México y China que irán de 0.01% a 74.901% debido a presuntos subsidios al producto; por otro lado, este martes el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Carlos Urzúa, renunció a su cargo y con eso se sigue abonando a la crisis que vive México en apenas siete meses del gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Quizá la renuncia no es lo más grave, sino las razones de la dimisión del titular donde acusa a la administración de tomar decisiones de política pública sin sustento: “Discrepancias en materia económica hubo muchas. Algunas de ellas porque en esta administración se han tomado decisiones de política pública sin el suficiente sustento”; además, Carlos Urzúa dice: “Estoy convencido de que toda política económica debe realizarse con base en evidencia, cuando los diversos efectos que ésta pueda tener y libre de todo extremismo, sea éste de derecha o de izquierda. Sin embargo, durante mi gestión las convicciones anteriores no encontraron eco”. El gobierno de la “Cuarta Transformación” va en caída libre y su gabinete se está desmoronando con fuertes críticas hacia el principal orquestador del gobierno federal en la toma de decisiones políticas.

Y regresando al tema de Estados Unidos, se sabe que el Departamento de Comercio de EE.UU., vía comunicado, dijo que pronto dará la orden a las Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos para que "recolecten depósitos en efectivo de importadores de acero estructural fabricado en China y en México". Y aunque el contexto en que los tres países: México, Estados y Canadá́ buscan aprobar el nuevo TLC que va a sustituir al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), tras 19 años de vigencia, desde 1994, lo cierto es que esta nueva medida intentará ser un mecanismo más de presión para nuestro país.

En Esténtor del 18 de junio dijimos que el presidente Donald Trump ya está en campaña para buscar la reelección en noviembre de 2020; decíamos que el proceso arrancó con una economía en crecimiento y bajo desempleo, pero también en medio de problemas internacionales como la guerra comercial con China, algo que no solo afectará al país vecino, sino a la economía mundial; se sabe también que el PIB de Estados Unidos creció 3.2%, que comparado con el último trimestre de 2018 ganó un punto porcentual y eso podría ayudar al presidente Trump con votos para que sea reelegido.

Otro de los puntos que se había propuesto como estrategia era imponer su política contra otros países como el nuestro, donde ordenó al gobierno mexicano detener la migración en nuestra frontera o que se atuviera a las consecuencias con los aranceles de 5, 10 o hasta 15 por ciento; la resultante ya la sabemos, el envío la Guardia Nacional a nuestra frontera y "convencerlos" por alguna vía de que se regresen a sus países, no sea que el presidente Donald Trump se vaya a enojar.

Hoy volvemos a ver una amenaza más y el presidente gringo nuevamente se impone; lo bueno es que nuestro recién llegado, "y muy eficiente" gobierno de la Cuarta Transformación con su política en el exterior no debe tener problemas para resolver ese y otros asuntos; o a poco el presidente López Obrador o Marcelo Ebrard mordieron el anzuelo y pensaron que lo de los migrantes sería todo. Donald Trump es hombre en el que no se puede confiar porque un día dice una cosa y al siguiente otra; así que el gobierno morenista no se vaya a sorprender si mañana sale con que siempre si habrá impuestos a todos los productos mexicanos.

El gobierno de AMLO tiene muchos flancos débiles, el más reciente es el de la Policía Federal y ahora la renuncia de uno de los hombres más fuertes de su gabinete; incluso, ya hay quién dice que la titular de la Segob federal, Olga Sánchez Cordero, también ya tiene un pie fuera de la dependencia y solo es cuestión de días.

El gobierno gringo seguirá atacando; la falta de visión nacional e internacional del gobierno de Morena hacen más grandes la fragilidad política y económica del país; pero además no se debe olvidar que el vecino país imperialista lanza amenazas contra los países más débiles y más tarde las cumple; la intención y el objetivo es tenerlos sometidos y obtener ventajas políticas o económicas, por ahora la mira de Donald Trump es conquistar votos para ganar en noviembre de 2020.

El clímax no político...

A quien sí no le fue nada bien el lunes 8 de julio fue a la titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), Ana Gabriela Guevara, quien fue acusada por opacidad y malos manejos, por lo que diputados exigieron que renuncie a la dependencia. En este tenor, el secretario de la Comisión de Deporte, Falomir Sáenz, recordó que Guevara Espinoza “debe velar por los intereses de las atletas y los atletas” y que la mala distribución de recursos afecta el desempeño de los deportistas y pidieron explicación a la asignación de becas a modo.

Mientras, el diputado Eleusis Leónidas Córdova señaló a la titular de la Conade que el deporte en el país sigue estancado y que los deportistas no tienen las condiciones mínimas necesarias, incluidas las económicas para la práctica exitosa de su disciplina. Por el momento, querido lector, es todo.