Videojuegos: justificar la adicción  

En México, de los cuales uno de cada diez gamers ha jugado entre 12 y 24 horas. La situación es preocupante.

Alexander Méndez

2019-06-05
Ciudad de México

En 1958, Wiliam Higginbotha creó el primer videojuego con un simulador de tenis de mesa para entretenimiento de los visitantes de la exposición Bookhaven National Lavoratory. Tal videojuego permitió la partida entre dos jugadores humanos. Cuatro años después, un estudiante del instituto de Tecnología de Massachussets llamado Steve Russell, dedicó su tiempo para crear un nuevo distractor para la computadora.

Hoy en día, los videojuegos se han acomodado en la vida del ser humano sin que éste se dé cuenta de lo peligroso que aquellos pueden ser para la salud de nuestro cerebro. Muy conocidos a nivel mundial, los famosos “videojuegos” y la adicción que provocan en sus usuarios así como el sometimiento inconsciente sobre sus jugadores, ha sido declarado el mes pasado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), como un peligro para la salud, convirtiendo la adicción que provocan en una enfermedad mental.

Los países que obtienen millones de ganancias en el mundo por los programas de videojuegos son China, en primer lugar, con una ganancia de $32,536 millones de dólares; le sigue Estados Unidos con $25,426 millones; el tercer lugar la ocupa Japón con $14,048 millones. Junto con ellos se encuentran las compañías Microsoft  Sony, Nintendo, Apple y Activison Blizzard.

Según la última información de The Competitive Intelligence Unit, en 2017 se registraron 68.7 millones de jugadores en México, de los cuales uno de cada diez gamers ha jugado entre 12 y 24 horas. La situación es preocupante, porque cada vez son más frecuentes estos casos, la adicción a los videojuegos puede incrementar de tal forma que jugar se vuelva una prioridad, prevaleciendo así sobre otros intereses y actividades de la vida cotidiana, afectando la vida familiar, social y educativa entre otras.

Mientras la OMS sostiene que las consecuencias de un adicto a los videojuegos se deben al individuo y a su gusto por practicarlo, esconde  el lado económico,  es el modelo capitalista el responsable de generar este tipo de instrumentos para enajenar  y someter a millones de jóvenes. Es importante hacer conciencia de todas las cosas que pasan en nuestro entorno social y que las autoridades gubernamentales tomen cartas en el asunto, de lo contrario, nuestro país se transformara en un país lleno de ignorancia.