Tigres, auténtico rey en la última década

El año futbolístico de México concluyó con la coronación de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) en territorio esmeralda.

Armando Archundia Téllez

2019-06-03
CIUDAD DE MÉXICO

El año futbolístico de México concluyó con la coronación de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) en territorio esmeralda. Los Tigres hicieron valer el uno a cero que consiguieron en el volcán al empatar a cero goles con el León en su propio estadio, además de que lograron un doble siete: su séptimo título de liga y el séptimo título de Ricardo El Tuca Ferretti, quien en los últimos ocho años ha obtenido cinco campeonatos e igualó a Nacho Trelles como el director técnico con más preseas en la historia del futbol mexicano. El legado de los felinos parece no tener techo, ya que empató a Pumas y acecha a Cruz Azul en la lista de los clubes más exitosos.

Los Tigres estaban desorientados en el Estadio León, al verse sorprendidos por el planteamiento del equipo local. Un León revolucionado con Yairo Moreno acorraló a Tigres desde el primer minuto de la gran final. Ignacio Ambriz ajustó en la zona ofensiva, mientras que el colombiano y Rubens Sambueza se apoderaron del balón en media cancha, y Luis Montes probó la potencia de su zurda. El Tuca no encontraba cómo despertar a sus jugadores, ya que el medio campo tenía un dueño esmeralda. En algún momento, Joel Campbell remató con espectacularidad aunque sin dirección, después de una jugada en tiro de esquina.

Los Tigres apelaron a su estilo de juego para conservar el marcador uno a cero con el propósito de hacerlo global. La pelota estaba en las garras del líder, aunque el juego del León fue de más a menos en su cancha. Ya no se jugaba a ritmo vertiginoso en los últimos minutos del primer tiempo. Con sufrimiento, Tigres consiguió irse al descanso con el marcador a su favor. Los 15 minutos de tregua desencadenaron una partida más intensa en el complemento; el León buscó por todos lados la manera de abrir el candado norteño. Sin embargo, el equipo universitario dominó tanto su estilo, que hasta en los momentos de más apremio supo mantener la postura. La batalla se hizo de ida y vuelta.

Joel Campbell se desprendió nuevamente de los centrales amarillos para jalar del gatillo a un costado del arco de El Patón. Jean Meneses también penetró en el área rival y su servicio estuvo a centímetros de ser rematado por dos jugadores del León, pero al final abanicaron. Era perfecto el partido de León en zona defensiva, hasta que un parpadeo de los centrales habilitó al volante chileno Edú Vargas, quien perdió la oportunidad de anotar ante el achique eficiente de Rodolfo Cota, el valiente portero leonés, que evitó un gol que hubiera sido lapidario para la causa del equipo local.

Ricardo Ferretti ya no aguantó más la falla de El Turbo e hizo su segundo cambio. Enner Valencia relevó al delantero andino, quien no pudo asociarse con Gignac en la primera vuelta. En la recta final del partido, los Tigres se salvaron del empate en dos ocasiones. Nahuel Guzmán resolvió un remate a media vuelta de Jean Meneses con un manotazo y desvió un cabezazo de Vinicio Angulo. Los Tigres manejaron los hilos hasta el silbatazo final en el Estadio León. Sin encontrar su mejor versión, el equipo de la UANL rindió al líder del Torneo Clausura 2019 de la Liga MX.

César Arturo Ramos fue el árbitro central encargado de pitar esta gran final, partido en el que el colegiado del VAR no intervino, a pesar de que en territorio esmeralda hubo una jugada polémica en la que el jugador tico fue trastabillado y toda la afición reclamó su intervención.