Política neoliberal en el sistema de salud pública

A punto de cumplirse los primeros seis meses del nuevo gobierno, su esencia neoliberal asoma en todas las medidas económicas, políticas y sociales que aplica.

Redacción

2019-06-03
CIUDAD DE MÉXICO

A punto de cumplirse los primeros seis meses del nuevo gobierno, su esencia neoliberal asoma en todas las medidas económicas, políticas y sociales que aplica. Mantener contento al capital internacional, otorgarle todas las libertades que éste demanda, no es sino la continuidad del sistema implementado por gobiernos anteriores; aunque la “Cuarta Transformación” haya “cancelado”, en el nivel declarativo, el modelo neoliberal en México, todas sus acciones están cargadas de neoliberalismo.

La política aplicada en el sector de la salud pública confirma que no se equivocan aquellos que afirman que el gobierno actual no se diferencia en nada de los anteriores, sino conserva su esencia neoliberal; esto ya no es un planteamiento hipotético, sino una verdad probada con hechos: tratados comerciales internacionales, concesiones a poderosos empresarios ligados al capital mundial, adjudicación de obras, compras, pago por servicios al capital privado y obediencia a las recetas neoliberales, como los recortes presupuestales y la reducción de prestaciones laborales, no son simples suposiciones, sino pruebas irrefutables.

Hace tiempo que desde estas páginas, especialistas en el tema y afectados denunciaron la acelerada tendencia a la privatización de los servicios de salud pública en México y la decadencia del IMSS y del ISSSTE, faltos de infraestructura, equipo, materiales y recursos humanos. Con los nuevos recortes promovidos en aras de una mal entendida “austeridad republicana”, la crisis en los hospitales públicos de todos los niveles se ha agudizado hasta el extremo de suprimir importantes servicios a millones de derechohabientes. Esta política ha desencadenado, en los últimos meses, una gran inconformidad, no solo de la población en general, sino entre el personal médico y los trabajadores de la salud.

Directivos y dirigentes sindicales de este sector, médicos y enfermeras, así como expertos en el funcionamiento del sistema de salud, caracterizan esta semana la política del actual gobierno como neoliberal, privatizadora y contraria al interés nacional. Las primeras movilizaciones de este sector comenzaron hace unos días; los líderes de los trabajadores de la salud denuncian la violación de los derechos laborales y las amenazas de despido contra el gremio y anuncian el inicio de una lucha general en defensa del derecho a la salud de la población, llegando incluso a sostener que el Gobierno Federal nunca tuvo un proyecto de nación en el que se contemplara este importante aspecto de la situación social.