PAN pide atender crisis en salud

Con la salud no se juega, porque se trata de personas que no reciben de manera oportuna la atención médica: PAN

Redacción

2019-05-24
Ciudad de México

Ciudad de México.- El presidente del Partido Acción Nacional (PAN) Marko Cortés hizo  un llamado al Gobierno Federal a que dé a conocer la información real sobre la crisis que enfrenta el sistema de salud, debido al recorte irracional de más de mil 201 millones de pesos al presupuesto de ese sector.

“Con la salud no se juega, porque se trata de personas que no reciben de manera oportuna la atención médica y sus medicamentos; pudiendo evitarles el dolor evitable, este gobierno federal simplemente privilegia el presupuesto para los programas clientelares”, dijo.

Marko Cortés deploró que el Presidente desconozca o pretenda esconder información fidedigna sobre la falta de medicamentos e insumos en clínicas, hospitales e institutos, así como de los recortes millonarios de los programas de atención a beneficiarios y derechohabientes del IMSS, ISSSTE y Centros de alta especialidad.

Destacó que además del recorte presupuestal al sector salud, fueron despedidos más de 10 mil médicos, enfermeras y técnicos especializados, ordenados desde la Secretaría de Hacienda, cifra que contradice la afirmación del Ejecutivo federal en el sentido de que “no hay despido de médicos” en el sector salud.

De acuerdo con la información entregada a la Cámara de Diputados, la crisis en los servicios de salud, dijo Marko Cortés, es real y ya afecta significativamente a la población inscrita en los programas de Atención a la Salud Materna y Reproductiva; Control de Sobrepeso, Obesidad y Diabetes; Prevención de Adicciones; Vacunación; y Atención a pacientes con VIH.

Lo anterior, añadió, porque al no escuchar y atender los reclamos de pacientes y directivos del sector salud sobre la falta de insumos, recursos económicos y personal necesario en los centros de salud del país, el gobierno morenista demuestra que no le interesa procurar la salud de los mexicanos, especialmente de los más pobres, sino solo conseguir dinero para fortalecer su estructura clientelar y electorera.