Clonación vegetal para salvar especies amenazadas

El cultivo de tejidos vegetales (llamado in vitro) es una herramienta que permite clonar o reproducir asexualmente plantas que antes no podían reproducirse de esta forma.

Claudio Augusto Castañon Suárez

2019-05-06
CIUDAD DE MÉXICO

Cuando hablamos de clonación normalmente pensamos en la clonación animal, como la de la oveja Dolly y en los problemas éticos detrás de la clonación humana, pero ¿qué es realmente la clonación? El concepto de clonación se refiere a obtener copias idénticas de un organismo, es un tipo de reproducción asexual en el cual los descendientes tienen exactamente la misma información genética, es decir, comparten el mismo ADN.

Muchas plantas tienen reproducción asexual de forma natural, como es el caso de los plátanos, la sábila y los agaves, cuyos hijuelos son idénticos a sus madres; o como los nopales, las plantas que producen bulbos y los tulipanes que dan lugar a más individuos iguales.

Muchos otros vegetales solo se reproducen sexualmente, es decir, mediante semillas que germinan para dar lugar a plantas nuevas, genéticamente diferentes entre sí, como ocurre con las coníferas como los pinos, varias cactáceas como la biznaga y muchas otras especies del desierto como las “pata de elefante”. Muchas de estas plantas se hallan en peligro de extinción porque alcanzan su madurez sexual después de los 60 años y su hábitat es objeto de saqueo debido a que se les usa de ornato y su valor comercial es muy alto en el mercado.

Si bien las semillas de estas especies en riesgo pueden ser reproducidas de forma natural, los avances en la biotecnología vegetal han logrado reproducirlas masivamente. El cultivo de tejidos vegetales (llamado in vitro) es una herramienta que permite clonar o reproducir asexualmente plantas que antes no podían reproducirse de esta forma.

Este cultivo consiste en colocar fragmentos de tejido vegetal –tallos, hojas e incluso raíces– en frascos de vidrio con una sustancia especial (generalmente un gel) que contiene todos los nutrientes necesarios para que el organismo siga creciendo aún separado de la planta madre. Los medios de cultivo también suelen contener reguladores de crecimiento, análogos a las hormonas vegetales naturales, que ayudan a que las células definidas de tallos u hojas se transformen en células indefinidas, capaces de formar plantas completas.

El cultivo de tejidos vegetales es una técnica que necesita ser adaptada a cada especie, ya que no todas las especies de plantas reaccionan igual a los mismos medios de cultivo, por lo que deben hacerse estudios minuciosos para determinar las condiciones exactas para propagar cierta planta. Sin embargo, una vez definidas las mejores condiciones de cultivo, pueden obtenerse cientos e incluso miles de plantas a partir de un solo trozo de tejido inicial.

Esta técnica ha sido de mucha ayuda en la reproducción de plantas en peligro de extinción, ya que tiene potencial para obtener gran cantidad de ellas en tiempo relativamente corto, en comparación con las técnicas de reproducción sexual tradicionales. Las únicas desventajas de este método es que se necesita un laboratorio, el equipo y los reactivos necesarios para llevar a cabo el cultivo in vitro.

A la fecha, el cultivo in vitro ha permitido la reproducción masiva de especies en riesgo de desaparecer y satisfacer, asimismo, la demanda de especies de ornato de alto valor comercial como las orquídeas. Sin embargo, es muy lamentable que muchas de ellas se hayan extinguido de su hábitat natural y que únicamente sobrevivan en colecciones privadas.

Algunas universidades –entre ellas la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)– han intentado reintroducirlas en su hábitat natural mediante clonaciones obtenidas en cultivo in vitro, pero muchos de estos ensayos han terminado mal debido a que no logran adaptarse a las perturbaciones del ambiente o, en el peor de los casos, a que los saqueadores se aprovechan de sus altos precios. La biotecnología aplicada a la reproducción de las especies amenazadas ha avanzado mucho, pero es necesario que también haya mayor conciencia de que es necesario frenar la pérdida de estas riquezas naturales y poner mucho más cuidado en la conservación de nuestro medio ambiente.