EE.UU. presenta expediente incompleto sobre el caso Assange

Reino Unido dio hasta 12 de junio para que Estado unidos (EE.UU.), presente la información completa en torno a su solicitud de extradición del fundador de la plataforma WikiLeak.

Redacción

2019-05-02
Ciudad de México

Reino Unido dio hasta 12 de junio para que Estado unidos (EE.UU.), presente la información completa en torno a su solicitud de extradición del fundador de la plataforma WikiLeaks, Julián Assange.

Durante una audiencia que realizó este jueves ante el tribunal de Londres, el periodista australiano manifestó que no quiere ser extraditado a EE. UU. por la que luchará para evitar que ocurra su traslado.

Por su parte, su relacionista público, Richard Hillgrove, advirtió que esta audiencia para definir si se extradita o no a Assange sentará un precedente histórico para el periodismo.

Hillgrove destacó también ante a China Global Television Network (CGTN), que Assange es un periodista que dice la verdad por encima de cualquier cosa.

El relacionista público Richard evitó hacer referencia a la solicitud de extradición que tramita Estados Unidos, que quiere enjuiciar a Assange por filtrar documentos secretos sobre el espionaje de EE.UU. en el mundo, el asesinato de civiles y torturas en las guerras de Irak y Afganistán.

"Si un periodista puede ser extraditado a un país al que no le gusta lo que escucha sobre él en la prensa, esto establece un peligroso precedente para todos los periodistas en cualquier parte del mundo”, afirmó.

Dijo que la estrategia de EE.UU. respecto a la solicitud de su traslado tiene como propósito de demostrar que el fundador de WikiLeaks no es un periodista, de esa manear justificar su salida de Gran Bretaña, así para juzgarlo por haber participado en "actividades informáticas maliciosas" en complicidad con la exagente de inteligencia del Ejército estadounidense, Chelsea Manning, que suministró a WikiLeaks miles de documentos clasificados.

Assange fue condenado a 50 semanas de prisión por parte de la Corte de la Corona de Southwark en Londres, por supuestamente violar la libertad condicional cuando estaba en la embajada de Ecuador en Reino Unido.