Colapsa abastecimiento de agua en Ecatepec

La falta de agua potable en más de 120 colonias populares y 200 escuelas públicas de  Ecatepec, Estado de México, ha generado en la población focos de infección sanitaria, depresión, angustia y confrontaciones entre vecinos que no cuentan con ingresos par

Carolina Ruvalcaba

2019-04-08
Ciudad de México

La falta de agua potable en más de 120 colonias populares y 200 escuelas públicas de  Ecatepec, Estado de México, ha generado en la población focos de infección sanitaria, depresión, angustia y confrontaciones entre vecinos que no cuentan con ingresos para comprar el vital líquido, cuyo costo va de los 200 a los dos mil pesos por abastecimiento.

La desesperación de colonos y alumnos de educación básica en el municipio más poblado del país, se externa en las denuncias por la carencia de agua en redes sociales y medios de comunicación, contra las autoridades municipales encabezadas por el alcalde morenista, Fernando Vilchis Contreras.

Esta demanda común no respeta filiaciones partidistas; y entre los vecinos de la colonia Fuentes de Aragón, de conocida militancia morenista, el viejo eslogan “estaríamos mejor con López Obrador” (2011), hoy circula con una variable mínima pero adversa para el Presidente de la República: “estamos peor con López Obrador”.

El vuelco en las simpatías hacia el primer mandatario y hacia su partido se debe a que la administración municipal anterior proveía de  agua potable a través de las pipas, pero el actual alcalde Vilchis Contreras decidió restringir ese servicio.

La carencia de agua potable afecta directamente a más de 300 mil vecinos de Ecatepec, entre ellos los 17 mil de la colonia Fuentes de Aragón, quienes para contar con el líquido vital deben espiar y corretear el paso de las pipas para ver si alguna se apiada de ellos y acepta llenar sus cisternas.

En un recorrido que buzos realizó en la avenida Valle de Papantla fue posible constatar que la mayoría de las cisternas de los edificios multifamiliares, cada uno con nueve viviendas, carece de agua potable. Por ello se ha acabado la paciencia de los vecinos y amagan con bloquear la Avenida Central, como lo hicieron en administraciones municipales pasadas.

Para suplir el agua que falta en sus cisternas, los vecinos de Valle de Papantla tienen en sus casas docenas de cubetas listas para que en el caso de que pase una pipa puedan correr en demanda de que se las llenen. En estos recipientes y en las cajas de los sanitarios la almacenan, para después multiutilizar una misma dosis en lavado de trastes, ropa y pisos para finalmente destinarla al excusado y liberarla en el drenaje.

En esta colonia, como seguramente sucede en el resto del municipio que carece de agua, la población se baña cada tercer día y tarda semanas en lavar su ropa. Quienes tienen recursos económicos llevan sus prendas a la lavandería o bien pagan las cuotas “elevadas” que cobran los tanderos particulares, que van desde  150 a 200 pesos por mil litros a los dos mil pesos por 15 mil litros.

La representante de los vecinos de la avenida Valle de Papantla, Martha Castilla, quien no pertenece a ningún partido político, denunció que lleva casi dos meses sin recibir agua. Ella y sus vecinos ven pasar las pipas, pero los empleados municipales que realizan el tandeo solo proveen a las personas que simpatizan con Morena, el partido del alcalde de Ecatepec y el Presidente de la República. 

“No confiamos en ningún partido. Preferimos organizarnos con los vecinos y por ello nos han castigado mucho. Aquí no hay alumbrado público; la inseguridad es el pan de cada día y desde hace cuatro años sufrimos la falta de agua potable. Pero este problema se agudizó con Morena, ya que ahora no tenemos ni el servicio de las pipas porque solo llegan a algunas casas”, dijo la señora Castilla.

Comentó que el 31 de diciembre pasado llegó agua potable a una toma externa, como por arte de magia. “Nos emocionamos, creímos que ya se había resuelto el problema, pero no fue así, y de la noche a la mañana volvieron a cortar el servicio. La que logramos juntar casi nos duró 20 días y luego otra vez tuvimos que corretear a las pipas”, relató.

“Pudiera pensarse que es un hecho aislado –prosiguió Martha– pero la realidad es que nos están castigando debido a que antes de la campaña el presidente del fraccionamiento Roberto Collado trabajaba para el PRI; después se pasó a Morena y nos dijo que para que siguieran llegando las pipas nos uniéramos a él. Le dijimos que no, y ahora no tenemos agua”.

Al igual que doña Martha, sus vecinas Virginia Romero, Petra Jiménez y María Morales –por mencionar algunas– llevan más de 30 años viviendo en Valle de Papantla y aseguran que están al corriente con sus pagos al Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Ecatepec (SAPASE). Este año pagaron mil 200 pesos por un servicio que no llega a sus casas. Frente a su unidad, un espectacular de SAPASE, ubicado en la colonia Nueva Aragón, parece burlarse de ellas: “Rehabilitamos el sistema de agua para tu beneficio”.

La unión hace la diferencia

Y mientras la molestia de los vecinos crece, el gobierno municipal de Ecatepec celebra la implementación del programa Agua para tu colonia, con el que promete dar mantenimiento y rehabilitar 20 pozos que reabastecerán de agua potable a 150 mil ecatepequenses.

Esta revista solicitó una entrevista con el director de Comunicación Social del municipio, Gabriel Salazar, a fin de que detallara este proyecto, pero éste se negó a declarar al respecto; a cambio, prometió conseguir que el titular de SAPASE nos brindara la información solicitada. Hasta el cierre de esta edición Salazar no había cumplido su palabra.

Por ello fue necesario recurrir a la cuenta www.facebook.com/SapaseEcatepec/, sitio en el que se exhiben videos donde el alcalde promueve la inauguración de seis pozos y promete a los habitantes que en unos meses se restablecerá el servicio de agua. Pero esta posibilidad es remota, porque el gobierno municipal tiene una deuda de mil 300 millones de pesos; de los 85 pozos que tiene, 23 no funcionan; para el abastecimiento a todas las áreas urbanas sin agua requiere de la operación diaria de cuatro mil pipas y solo dispone de 80 cisternas, de las cuales 12 están colapsadas.

El disgusto más recurrente de los habitantes es porque pagan por un servicio que no tienen desde hace muchos años y que empeoró con la llegada al poder del gobierno morenista pues, como reconoció Fernando Vilchis, en Ecatepec sí hay agua, pero se requiere una inversión superior a los dos mil millones de pesos para resolver el 85 por ciento de los problemas relacionados con su funcionamiento.

Desde hace más de dos décadas los vecinos de Ecatepec comenzaron a organizarse con apoyo del Movimiento Antorchista Nacional (MAN) a fin de que pudieran conseguir las obras y servicios públicos de las comunidades sociales más humildes.

En 2017, Ecatepec encabezó la lista de los municipios con más mexicanos en situación de pobreza, pues el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) detectó a más de 780 mil ecatepequenses en esta situación, de los cuales 90 mil 438 padecen pobreza extrema.

Para combatir esta problemática, los dirigentes vecinales, asesorados por el MAN,  comenzaron a estudiar la realidad y a analizar las consecuencias de la aplicación del modelo económico neoliberal en México, América Latina y otras regiones del mundo. Gracias a este estudio pudieron conocer sus derechos al empleo, salud, seguridad social, al deporte y a la cultura; desde entonces decidieron que deben defenderlos de manera firme y organizada.

Los habitantes de Ecatepec organizados con Antorcha han logrado llevar a diversas comunidades obras de alto impacto social, como las canchas deportivas del jardín de niños Ameyalli y la primaria Tlacaélel, ubicada en Tepetzingo, Ciudad Cuauhtémoc; módulos administrativos del preescolar Xocoyotzin, en Santa María Chiconautla; un módulo de seguridad en la Nopalera; apoyos para vivienda a vecinos de la calle El Progreso, de la colonia Luis Donaldo Colosio y la pavimentación de calles y construcción de escuelas en la Laguna de Chiconautla.

El desabasto de agua potable es un problema que alcanza a los antorchistas ecatepenses, quienes presentaron un pliego petitorio al gobierno municipal y, después de agotar todos los medios de gestión, realizaron una movilización de más de cinco mil personas –desde el Puente de Fierro hasta la avenida Insurgentes– y un mitin político cultural con el que lograron ser atendidos por el secretario del ayuntamiento, Jesús Palacios Alvarado y el director de gobernación local, Armando Pérez Soria.

Camelia Domínguez Isidoro, dirigente social, informó que con la negociación realizada en esa oportunidad, a la fecha las comunidades de Laguna de Chiconautla y Cuauhtémoc empezaron a recibir agua potable mediante el uso de unidades cisternas que realizan 20 viajes a la semana en promedio, ya que se trata de colonias que carecen de servicios públicos.

Denuncia en redes sociales

El suministro de agua potable se realiza en 80 pipas con capacidad para transportar 10 mil litros cada una. El gobierno municipal atribuye el desabasto de agua a la falta de mantenimiento de los pozos en las administraciones pasadas.

En redes sociales llueven denuncias y críticas contra el sistema de agua y las políticas públicas del gobierno ecatepense:

Anitta Zaid: “Son pozos que se inauguraron en la administración pasada para ser exacto el 28 de diciembre y fue por la Comisión Edilicia de SAPASE o no amiga Yazmín Gutiérrez”.

Rodrigo Rafael Hernandez Rodriguez: “Edil Fernando Vilchis en Guadalupe Victoria No tenemos agua potable desde el 15 de Diciembre de 2017 y las pipas de #Sapase nunca llegan y hay que estar comprando agua y sale un (muy) caro y mejor digan si nos van a dar agua potable o no si no para no pagar ya un servicio inexistente no tiene caso gastar en un servicio que no tengo o es parte de la Cuarta Transformación???? Dejarnos sin agua”.

Guillermo Calderón Morales: “Pues al parecer su ‘sin descanso’ es muy chafa como su servicio... Un mes sin agua en Ecatepec y sus pipas cobrando a diestra y siniestra... y ustedes lo único que hacen bien es... presumir en redes que trabajan... claro los únicos que se la creen son sus achichincles”.

El gobierno de Fernando Vilchis también asumió el compromiso de establecer una agenda para llevar a cabo mesas de diálogo con cada una de las dependencias municipales a fin de concretar las obras y servicios públicos incluidos en el pliego petitorio que entregó el MAN, el 12 de enero de 2019, acompañado por más de mil 500 personas.

“Antorcha es una organización pacífica que busca mejores condiciones de vida para los habitantes de escasos recursos. La gente, consciente de ello, se ha sumado y convencido que solamente con la lucha organizada se logran mejoras en beneficio de las familias más desprotegidas en cada lugar donde Antorcha tiene presencia. Por eso hay que asegurar que las peticiones que hicimos en el pliego sean tomadas en cuenta dentro del presupuesto municipal de 2019”, dijo la lideresa.

 Camelia Domínguez agregó que el personal municipal se comprometió a dar resultados concretos a cada una de las demandas a partir del próximo 18 de marzo. “Aún no cantamos victoria, pues son 120 colonias de este municipio mexiquense que carecen de agua potable y 200 escuelas están afectadas por este problema. Nuestro compromiso es seguir luchando por el bienestar de la población más desprotegida y no descansaremos hasta que mejore la calidad de vida de todas las familias ecatepequenses”, apuntó.

La dirigente antorchista recordó que el resultado de la primera jornada de lucha, que incluyó una marcha y un mitin político cultural, las más de cinco mil personas regresaron satisfechas a sus hogares con la firme convicción de manifestarse una vez más e incluso permanecer en plantón afuera del Palacio Municipal. “Somos gente consciente y decidida a luchar por nuestros derechos, por el bienestar de la población, en caso de que el gobierno municipal no resuelva las demandas del pliego petitorio, o deje de llevar el agua a las comunidades de Cuauhtémoc y la Laguna de Chiconautla ”.