Corrupción de SEGALMEX permitiría a CNC plantear reelección

Ismael Hernández, dirigente de la CNC plantearía su reelección por segunda ocasión, con lo cual violaría los estatutos, ya que su artículo 50 afirma que no hay reelección para el cargo de presidente de esa organización.

Abigail Cruz Guzmán

2022-08-05
Ciudad de México

El abandono en que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador mantiene al sector agropecuario, forestal y agroindustrial, atacado por la corrupción de la empresa oficial Seguridad Alimentaria Mexicana (SEGALMEX), abrió la esperanza de Ismael Hernández Deras, dirigente de la Confederación Nacional Campesina (CNC) para plantear su reelección por segunda ocasión.

Sin embargo, Hernández Deras en ocho años sólo ha logrado mantener su condición de diputado federal por Durango, donde antes fue gobernador sin que haya hecho algo por defender a tres millones de campesinos de las afrentas que sufren de parte del gobierno federal, estatales y de instituciones del sector rural.

Además, el dirigente de la CNC pretende violar los estatutos al emitir una convocatoria en la que en el artículo 50 a la letra dice que no hay reelección para el cargo de presidente de esa organización. La no reelección es un principio fundamental que se instauró desde los tiempos de la Revolución Mexicana.

En el sector campesino existe la convicción de renovar los cuadros directivos de la Confederación Nacional Campesina, fundada desde 1937 por el entonces presidente Lázaro Cárdenas en 1937, por ello, los campesinos advirtieron que “no será reelecto e incluso ni por un decreto presidencial”, sobre todo porque como dirigente se ha pasado ocho largos años sin hacer nada en favor del sector rural.

Hasta el momento cuatro aspirantes han levantado la mano para dirigir a la CNC: José Antonio Rojo García de Alba, de Hidalgo; Francisco Javier Santillán Oseguera, de Jalisco, el diputado federal Roberto Carlos López García, de Michoacán, y Nabor Ojeda Delgado, de Guerrero.

En tanto, José Antonio Rojo, uno de los aspirantes, señaló que su actividad será intensa en las próximas semanas, para llegar al 28 de agosto, fecha del cambio de dirigencia de la CNC, con una plataforma para impulsar las actividades productivas y de organización, de gestión y lucha por la reivindicación de las demandas campesinas, frente a las instituciones federales y estatales.

Los cuatro cenecistas han prestado servicios al campo mexicano, tanto en diversas legislaturas como en comités directivos de la propia organización. Han sido dirigentes de las respectivas Ligas de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos de las entidades señaladas, así como legisladores del sector rural.

Por otro lado, presidentes de ligas de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos de varios estados de la República han manifestado su repudio a ese intento de reelección, además de que califican de nefasta su gestión al frente de esta organización, y afirman que, prácticamente, en sólo ocho años de gestión, ha desaparecido a la organización.

De igual manera, el diputado federal Roberto Carlos López García, del estado de Michoacán, está dispuesto a dar la batalla para erigirse como dirigente de la organización campesina. Posee una amplia experiencia en el liderazgo campesino y conoce los problemas fundamentales que se enfrentan en el sector rural del país.

Por lo que se refiere a Rafael García del Horno, dirigente con vasta experiencia en el sector dentro de la CNC y de la Liga de Guanajuato, por voluntad propia decidió no apuntarse en la lista de aspirantes a dirigir la CNC, y ofreció su colaboración con quien resulte ganador, a excepción de Hernández Deras, mientras que Gustavo Nabor Ojeda Delgado, exdirigente de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos de la Ciudad de México, también ha levantado la mano para anotarse en la lista de aspirantes.

Presidentes de ramas de producción han alertado que al interior del gremio cenecista hay intentos de morenistas para ser parte de la nueva estructura de la central campesina, aseguran que estos traidores desprecian a la noble causa de los ejidatarios, afirman que estos renegados se han arrodillado ante el presidente de la república para obtener un cargo dentro del gobierno federal.