Denuncian ante FGR “desaparición” de medicamentos oncológicos para menores 

“La formal denuncia es por la desaparición de cuatro tipos de medicamentos oncológicos en el Hospital Infantil de México, ’Federico Gómez’, por un monto de 6.7 millones de pesos”, aclaró la legisladora María Elena Pérez.

Abigail Cruz Guzmán

2022-06-22
Ciudad de México

La legisladora María Elena Pérez-Jaén acudió este martes a la Fiscalía General de la República (FGR) a denunciar ante la Fiscalía Especializada en Materia de Combate a la Corrupción, la “desaparición” de medicamentos contra el cáncer para menores de edad, lo cual habría ocurrido en el Hospital Infantil “Federico Gómez” en 2019.

En conferencia de prensa, luego de presentar la querella, la panista indicó que las pérdidas serían equivalentes a 6.7 millones de pesos. Además, denunció anomalías en el trabajo de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), que omitió información sobre una auditoría en materia de “Medicamentos para el Tratamiento del Cáncer Infantil”.

“La formal denuncia que estamos interponiendo es por la desaparición de cuatro tipos de medicamentos oncológicos en el Hospital Infantil de México, ’Federico Gómez’, por un monto de 6.7 millones de pesos”, recalcó.

La diputada federal recordó que en la presente administración se recrudeció el desabasto de medicinas, en particular para pacientes con cáncer.

Recordó que en marzo de este 2022, la Comisión de Vigilancia de la Cámara recibió en distintas reuniones a los auditores especiales de la ASF, quienes presentaron detalles de la revisión a la Cuenta Pública 2021.

En ese marco, surgió el tema de la eliminación de una auditoría al Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) en materia de medicinas oncológicas para menores de edad.

Al momento de verificar el hecho, se encontró que los datos sobre medicinas para cáncer nunca se integraron a la auditoría referida, que desde octubre de 2021 vencieron los plazos para que el INSABI aclarara los hechos y la ASF tampoco cumplió su obligación de denunciar las irregularidades y el daño a la hacienda pública en cuestión.

En ese sentido, Pérez-Jaén Zermeño, enfatizó que se decidió hacer lo que la Auditoría no ha hecho: llevar el caso ante la FGR.

Señaló que la ASF determinó en diciembre de 2021, dar de baja del programa de auditorías la referente a los oncológicos para menores de edad, pese a que su paradero aún se desconoce, con el argumento de que el monto involucrado, por 49.9 millones de pesos, no era “significativo”.

“Esta auditoría que se inició el 17 de febrero de 2021, en ninguno de los requerimientos de información al INSABI se hace referencia a los medicamentos oncológicos. Ahora desaparecieron”, remarcó.

 

Sin medicamentos en bodega 

 “Van desapareciendo el tema de los medicamentos oncológicos. Quieren hacernos creer que los medicamentos oncológicos se encuentran fiscalizados dentro de las intervenciones quirúrgicas lo cual también resulta falso”, abundó.

Respecto a lo sucedido en el Hospital Infantil ‘Federico Gómez’, indicó que la propia Auditoría Superior emitió observaciones por 6.7 millones de pesos por la falta de cuatro medicamentos oncológicos que se habrían adquirido para 2019.

La ASF dijo tener certeza de que los materiales llegaron a los almacenes de la institución, pero físicamente no se encontraron en bodega.

Explicó que detectó anomalías como recetas médicas dobles, irregularidades en las dosis recetadas y en las unidades de medicamento que salieron de bodega, así como diferencias entre las fechas de las recetas surtidas y el día en que los insumos habrían salido de los almacenes.

La también integrante de las comisiones de Vigilancia de la ASF, de Gobernación y de Transparencia y Anticorrupción de la Cámara de Diputados señaló que los dos hechos denunciados, la “desaparición” de insumos del Hospital Federico Gómez y las omisiones del organismo fiscalizador son graves, porque involucran violación al derecho de acceso a la salud de la población.

Por lo anterior se pidió la intervención de la FGR para que se esclarezcan las anomalías denunciadas y se proceda conforme a la ley, contra los responsables.

María Elena Pérez Jaén aprovechó para exigir al titular de la Auditoría, David Colmenares que el trabajo del organismo a su cargo no presente omisiones y “no le tiemble” la mano a los fiscalizadores, para denunciar los actos de corrupción y uso ilícito de recursos públicos que sean confirmados.

Por otro lado, los auditores especiales argumentaron que esa revisión se incluiría en otro apartado de fiscalización a procedimientos quirúrgicos.