"El cantor de tango", de Tomás Eloy Martínez

La novela de Tomás Eloy Martínez es rica en referencias históricas sobre la fundación de Argentina; un extraordinario mural pictórico y literario de la historia política argentina en la segunda mitad del Siglo XX.

Ángel Trejo Raygadas

2022-06-19
Ciudad de México

En esta novela, el famoso autor de Santa Evita (1995) y La novela de Perón (1985) cuenta la biografía novelada de Julio Martel (Julio Pedro Harispe, Buenos Aires, 1923-2009), cantante de tangos tan famoso como Carlos Gardel en su país pero que no alcanzó la misma proyección nacional e internacional de éste. Además de honrar su memoria y la del canto nacional argentino, el libro tiene otro objetivo que lo mismo pudo ser político y sociológico que psicológico: explorar los secretos de los personajes históricos de su país más connotados del Siglo XX, entre ellos Perón, Evita, el escritor Jorge Luis Borges, los dictadores militares que gobernaron esa nación entre los años 50 y 2000 y los guerrilleros de ultra izquierda y derecha. También se acercó, acaso involuntariamente, a la manifiesta vocación surrealista de la cultura política de Argentina.

Entre las expresiones políticas y populares con más contenido surrealista recogidos por Tomás Eloy Martínez (Tucumán, 1934-Buenos Aires, 2010) resaltan la momificación de Evita Perón; su secuestro y ocultamiento en Roma durante casi dos décadas; su rescate y embalaje de retorno solemne a Argentina: el robo del cadáver de uno de los militares golpistas por cuenta de una de las guerrillas de la izquierda peronista (Montoneros) y, por supuesto, el gobierno de María Estela Martínez, quien como vicepresidenta electa “heredó” la presidencia del país a la muerte de Perón, en 1973. La administración de esta señora –ex bailarina en Panamá– se caracterizó por su pésima gestión política y la creación de la Alianza Anticomunista Argentina (AAA), grupo paramilitar de ultraderecha destinado a asesinar a la izquierda peronista (políticos, sindicalistas, guerrilleros, etc.). La AAA fue dirigida por José López Rega, exsecretario privado de Perón, secretario de bienestar de María Estela y uno de los personajes más siniestros de la ultraderecha argentina.

La novela de Tomás Eloy Martínez es rica en referencias históricas sobre la fundación de Argentina y en la descripción detallada de las reacciones, particularmente originales, de los políticos argentinos en ese periodo histórico, entre ellos el general Juan Domingo Perón, el afamado dictador populista que lo mismo atrajo las simpatías de obreros, campesinos pobres y ricos ganaderos de las pampas, que propició la inconciliable antipatía de los capitalistas urbanos de Buenos Aires y otras grandes ciudades de Argentina. El cantor de tango es un extraordinario mural pictórico y literario de la historia política argentina en la segunda mitad del Siglo XX.

Tomás Eloy Martínez –periodista, ensayista y autor de 30 libros– vivió exiliado en Venezuela entre 1975 y 1983 debido a su manifiesta pero crítica visión de izquierda socialdemócrata y pese a la vuelta de los golpistas en los años 90 y el fin de Siglo XX, atestiguó el arribo del neoperonismo de los expresidentes Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015). Desde hace dos décadas, los gorilas fascistoides de Argentina se mantienen en sus cuarteles.