Piden cabeza de Alejandro Moreno ante fracaso electoral

Militantes de tres corrientes al interior del PRI encabezadas por exdiputados federales, exigen la salida del dirigente nacional de su partido, Alejandro Moreno.

Abigail Cruz Guzmán

2022-06-09
Ciudad de México

Militantes de tres corrientes al interior del Partido Revolucionario Institucional (PRI), encabezadas por exdiputados federales, exigen la salida del dirigente nacional de su partido, Alejandro Moreno.

Lo anterior, al argumentar que los resultados de las elecciones del pasado 5 de junio en seis estados del país y las del 2021 donde se perdieron también varias gubernaturas “son malos resultados”, por lo que tanto Moreno Cárdenas como Carolina Viggiano, actual secretaria general del tricolor, deben renunciar al PRI.

Las agrupaciones Movimiento Líder, de José Encarnación Alfaro; Plataforma PRI, de Fernando Lerdo de Tejada; y Alianza Generacional, de José Ramón Martel López, afirman en un desplegado que el partido no puede seguir dirigido por un personaje que sólo trabaja para sus intereses personales.

“El PRI, nuestro partido, se encuentra en una profunda crisis como lo demuestran los fracasos electorales del 2021 y 2022, en las que sólo ganamos una de las 20 gubernaturas que se eligieron y, en cambio, perdimos 10 estados que gobernábamos”, reclamaron.

"Las urnas demuestran que no hemos sido capaces de recuperar la confianza de la sociedad ni de construir una propuesta atractiva para el electorado. La derrota ha sido apabullante", advierten en un pronunciamiento.

Por ello, las tres corrientes internas del tricolor hicieron un llamado a los priistas a movilizarse al interior, ya que la derrota electoral se suma a los escándalos del líder nacional sobre los audios filtrados por la gobernadora de Campeche, Layda Sansores, donde se escucha a Alejandro Moreno hablar en contra de periodistas y también sobre negociaciones con proveedores y ganancias.

"La dirigencia nacional del partido no ha podido cumplir con su responsabilidad primaria, que es ganar elecciones, y, en cambio, ha asumido una visión patrimonialista, con una actitud excluyente, autoritaria y centrada sólo en intereses y ambiciones personales”, denunciaron.

Agregaron que esos escándalos en los que se ha visto envuelto el presidente nacional del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI “son bochornosos escándalos que afectan nuestra imagen y prestigio", indicaron.

Los priistas proponen tres acciones inmediatas: renovación de la dirigencia nacional, a fin de iniciar una nueva etapa con un CEN incluyente y "de amplios consensos" para enfrentar los tiempos cruciales rumbo al 2023 y 2024.

También demandan se revise la integración de los consejos políticos nacional y estatales, pues actualmente, acusan, están en manos de quienes han afectado el partido.

Además de que se convoque a una asamblea nacional extraordinaria para actualizar estructuras, renovar estrategias y, sobre todo, para elaborar "un proyecto alternativo de nación".

"Hacemos un llamado a todos los priistas a una reflexión profunda sobre el futuro de nuestro partido. Invitamos a los dirigentes históricos, a los líderes actuales, a los excandidatos, y, sobre todo, a los millones de militantes y simpatizantes y no dejar que nuestro partido desaparezca ante intereses particulares", agregan.

Aseguran que un partido débil no conviene ni a México ni a la alianza Va por México.