"Estos países no son subdesarrollados, son sobreexplotados": portavoz chino

El portavoz compartió en Twitter una caricatura para ilustrar cómo los países occidentales han estado tratando a América Latina y África.

Redacción

2022-05-13
Ciudad de México

"Estos países no son subdesarrollados, son sobreexplotados", escribió el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Zhao Lijian, citando al intelectual estadounidense de izquierda Michael Parenti.

El portavoz compartió en Twitter una caricatura para ilustrar cómo los países occidentales han estado tratando a América Latina y África.

En la imagen, ambos continentes están representados como dos gigantescos hoyos, dando a entender que todos sus recursos han sido saqueados.

Por otro lado, en los territorios de Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea, aparece amontonada la riqueza que habría sido sacada de África y América Latina.

No es la primera vez que el vocero chino recurre a ilustraciones para criticar distintas posturas políticas de los países occidentales.

En marzo Zhao compartió un mapamundi que simboliza el concepto que se tiene en Occidente sobre lo que consideran la comunidad internacional.

La imagen muestra solo a Norteamérica (sin México), la Unión Europea, Australia, Nueva Zelanda y Japón, conjunto que se aprecia pequeño frente al enorme telón de fondo azul del mar, mientras que la mayor parte del mundo, incluida China, Rusia, América Latina o África, simplemente no existe.

El portavoz chino es conocido por sus incisivas declaraciones dirigidas concretamente a EE.UU.

Este jueves, el representante de China expresó que "el maltrato a los nativos americanos es el pecado original estadounidense" y que el propio país norteamericano "se fundamenta en la atroz masacre y la persecución de la población indígena".

De esta forma Zhao comentaba el "muy atrasado" informe que el Departamento del Interior de EE.UU. difundió el 11 de mayo sobre las condiciones inhumanas de los internados especiales en los que se recluía a niños indígenas. Según él, esta historia es solo "la punta del iceberg de los problemas sistémicos de discriminación racial y de derechos humanos" en EE.UU.