Control de Precios es erróneo para contener inflación

Gerardo Cleto, presidente del ConComercioPequeño, dijo que hay que tener cuidado para que “el remedio no resulte peor que la enfermedad”, en cuanto a la propuesta de “control de precios” de López Obrador.

Abigail Cruz Guzmán

2022-04-28
Ciudad de México

El presidente del Consejo Para el Desarrollo del Comercio en Pequeño (ConComercioPequeño), Gerardo Cleto López, dijo que hay que tener cuidado para que “el remedio no resulte peor que la enfermedad”, en cuanto a la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador de establecer mediante el “control de precios” una política de choque contra los efectos de la inflación.

López Becerra aseguró que este tipo de estrategias ya probaron su ineficacia en México cuando fueron promovidas por los gobiernos populistas en los años 70’s del siglo pasado.

“Para un gobernante es fácil imponer ‘topes’ en los precios de productos de consumo popular desde la comodidad de un escritorio, sin conocer los costos de producción, trasporte, mano de obra y comercialización que tienen todas las mercancías, pero esto ‘abre una puerta falsa’ que termina generando desabasto y mercado negro”, dijo Gerardo Cleto.

“Una de las crisis que viene a mi memoria fue la escasez del azúcar en donde se culpó a los comerciantes y empresarios de acaparar el producto para subir los precios, cuando en realidad la escasez se originó por la falta de producción y lo incosteable que resultaba”.

El representante de comerciantes recomendó que no sea la vía de ‘precios fijos’ y ‘subsidios’  la forma de enfrentar el problema de la inflación, aunque le quieran llamar ‘precios de garantía’; eso es control de precios.

 

Estabilidad de Precios

Para el presidente de ConComercioPequeño, “el mercado de abasto no necesita precios fijos, sino estabilidad de precios, esto es, que cuando el ama de casa vaya al mercado pueda encontrar los productos que requiere, y que, entre uno y otro puesto, el costo varíe dependiendo de la calidad”.

“La política de estabilidad en los precios se logra cuando los pequeños y grandes productores pueden invertir, hay seguridad para trasladar las mercancías, se abaratan los costos de traslado, los centros de abasto son seguros y los comerciantes consiguen las mercancías en buenas condiciones y además de que el salario del trabajador sea suficiente para adquirir lo que necesita, esto es, cuando hay libertad, respeto a las garantías, seguridad y responsabilidad. Es importante que en esta etapa de recuperación económica se ponga énfasis para que el salario de los trabajadores recupere su poder adquisitivo”.

“Necesitamos que la economía se mueva con más valores basados en el mercado socialmente responsable y menos bajo criterios de control por parte del gobierno y los grupos monopólicos”, concluyó López Becerra.