Desplazados de Zacatecas exigen a AMLO paz y seguridad

“Les quiero informar que hay otras 14 comunidades de nosotros que también están completamente sin habitantes".

Abigail Cruz Guzmán

2022-03-12
Ciudad de México

Ante la violencia, despojo y agresiones que se han registrado en el estado de Zacatecas, los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Partido Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD) lamentaron que pobladores de 18 comunidades se hayan visto desplazadas por lo que exigieron a los gobiernos federal y local regrese el estado de paz a esa entidad.

El coordinador de la bancada del PRD en San Lázaro, Luis Espinosa Cházaro condenó la violencia exacerbada que se ha dado en el estado de Zacatecas e hizo un llamado desde la Cámara de Diputados para que el gobierno Federal y el gobierno estatal asuman su responsabilidad.

“El PRD condena la violencia en todas sus formas; pero ya cuando llega a los extremos de que los pobladores, hombres, mujeres y niños no puedan siquiera regresar a sus hogares parar recoger sus pertenencias, para levantar sus cosechas, pues es ampliamente preocupante”, denunció el perredista.

Por su parte, el coordinador del grupo parlamentario del PRI, Rubén Moreira, consideró una tristeza, “una terrible tragedia que la gente no pueda estar donde nació, donde nacieron sus padres, sus abuelos, donde está la tierra que cultivan, donde está su casa, donde están las escuelas de sus hijas y de sus hijos; porque se les impide llegar, porque se les obliga a salir, perdiendo todo su patrimonio”.

En conferencia de prensa, afirmó que los desplazamientos internos en México ya son una constante. Hoy sucede algo terrible en Ucrania y vemos cómo sale la población porque está la guerra, “bueno, esto no está pasando solamente en Ucrania, pasa en México y pasa en un gran estado que es Zacatecas”, apuntó.

En ese sentido, pidió a las autoridades federales tomen conciencia de la violencia y el desplazamiento que se está viviendo en el estado de Zacatecas.

La también presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados hizo un llamado a las autoridades federales en materia de seguridad, para que garanticen lo que dice la Constitución: Todos tenemos derecho a circular por este territorio, todos tenemos derecho a vivir, todos tenemos derecho a tener un hogar, un domicilio, una casa, y ellos tienen que tener ese derecho garantizado. No se vale decir: “Vamos porque hay que cambiar la tónica de la seguridad”. No ¡hay que hacerlo ya! Ellos tienen derecho a volver a sus casas. Estamos listos para cualquier iniciativa legislativa y legal para apoyar a nuestros compañeros zacatecanos”, señaló.

En tanto, el diputado Miguel Ángel Torres Rosales, reprobó que habitantes que nacieron y crecieron en Zacatecas hayan sido obligados abandonar sus hogares, abandonar sus parcelas, abandonar sus cultivos, lugar donde se producen más de seis mil hectáreas de durazno y que no han podido regresar a podarlo, pese a que están en la etapa de floración y esto tiene un impacto económico muy importante para sus familias y también para el estado.

Reprobó la respuesta del gobernador de esa entidad, David Monreal en el sentido de que esa “respuesta ni Obama la tiene” en referencia de cuándo podrían regresar los desplazados a sus casas y que es lamentable que un gobernador se comporte de esa manera cuando él tiene la obligación de garantizarle su seguridad.

Informó que los zacatecanos desplazados tuvieron el respaldo de la Guardia Nacional pero solamente para escoltarlos para que fueran a recoger sus cosas, donde una mujer desplazada le contó que les dieron seis horas para hacerlo y dice: “¡Imagínese! ¿cómo quieren que empaque toda mi vida en seis horas?”

“Exigimos al gobierno cumpla con su obligación de garantizarnos que podamos regresar a nuestros hogares, que podamos regresar a realizar nuestras tareas, entonces desde este espacio les decimos a nuestros paisanos que cuentan con el respaldo de la Cámara de Diputados y exigimos al gobierno Federal, al gobierno estatal y al propio gobierno municipal que hagan su tarea para que puedan vivir tranquilamente en sus hogares”, señaló el legislador.

Torres Rosales dijo que no es posible que el gobierno de Jerez esté dando prioridad a la organización de una feria, cuando con esos recursos pudieran garantirles que los habitantes desplazados puedan regresar tranquilos a sus hogares.

A su vez, el diputado Miguel Ángel Varela Pinedo de Acción Nacional (PAN) señaló que los desplazados acudieron ante el presidente Andrés Manuel López Obrador en la conferencia mañanera, donde estuvieron pidiendo al gobierno Federal que se les atienda que las autoridades de seguridad no les apoyen para recoger sus cosas, sino que les apoyen para estar ya permanentemente en sus casas que es su patrimonio y evidentemente que es una labor de toda una vida y de todo un trabajo.

Por último, exigió al gobernador al morenista David Monreal Ávila recapacite porque “su gobierno se está cayendo a pedazos y hay un estado fallido en el Estado de Zacatecas”.

A su vez la también diputada panista, Noemí Berenice Luna Ayala, dijo que lo que ocurre en Zacatecas es una escena de guerra y “es una escena que está pasando en Zacatecas y que lamentablemente, la única respuesta que se ha obtenido del gobernador es decir que la seguridad debería ser asunto de Estado”.

Consideró que el gobernador se equivoca, ya que es el Estado es quien debe garantizar la seguridad, quien debe garantizar la vida digna de las y los ciudadanos y mostró su solidaridad a los pobladores de las comunidades que han sido desplazados.

Desplazados viven con miedo y piden al gobierno federal que no mande a la GN para sacar sus cosas, sino recuperar sus propiedades

Uno de los desplazados de Zacetcas, Benjamín Carrillo Guzmán informó que llevan un año padeciendo inseguridad, además de que poco a poco se han visto en la necesidad de abandonar sus comunidades que, hasta hace un mes, se llegó al puto de ya no poder vivir.

“Les quiero informar que hay otras 14 comunidades de nosotros que también están completamente sin habitantes, en parte pensábamos que era por el control de drogas, nos tocó vivir muchos enfrentamientos, pasar muchos sustos, les puedo decir también a lo que nunca pensamos que llegara, es que fueran a saquear casas, que fueran a robarnos implementos agrícolas, tractores, camionetas y de la cocina se llevaron todo, hasta la olla de los frijoles. Nos han dejado nuestras casas completamente saqueadas, y no es un cuento de hadas ni una historia barata, es algo real”, denunció.

Descalificó la estrategia de seguridad del gobierno federal en el sentido de que esa frase de los “abrazos y no balazos” está dando mal resultado.

Yolanda Ahumado Valadez, también vecina de Zacatecas dijo que “estamos asustados, de hecho, estamos a manos de esa gente porque nosotros contra ellos no nos hemos puesto con ellos ni nos pondremos porque no podemos. Estamos a su disposición en cierta forma, porque ellos llegan y dicen: Sálganse, súbanse, tírense. A veces no dicen nada, simplemente se los llevan”, narró.

Agregó que mucha gente no encontró nada, algunos encontraron: una cama, un ropero; “mucha gente no encontró nada, no encontró puertas, no encontró paredes, entonces dice uno ¿qué sigue, ¿qué nos espera a nosotros? Por eso llegamos hasta aquí y queremos ayuda, ¿a quién le vamos a pedir ayuda? Ahora sí que la frase – ¿quién nos puede ayudar?”, demandó.

Informó que el campo de esa zona se está muriendo por la falta de apoyo y por los desplazamientos, además de que un número creciente de gente mayor está cayendo en depresión porque se acabó todo. “Nosotros tenemos recuerdos nuestra vida ahí está, bueno o malo, pero lo tenemos porque es algo especial para nosotros”, destacó.

Dijo que no van a recuperar a sus muertos, pero que si desean recuperar sus vidas.

“Nuestras cosas son para ellos basura porque lo dejaron como basura, pisotearon todo, entraron a nuestra privacidad, violaron nuestra privacidad, no respetaron nada, entonces quien nos va ayudar, quien nos puede ayudar a regresar a nuestra vida, si se puede hacer recuperar nuestra vida. Es difícil”, se quejó.

Finalmente, señaló que son muchas comunidades en esa entidad las que están en esa situación, además de que muchas de ellas no pueden hablar y aseguró que no quieren nada solo paz y regresar a su vida, pero que haya seguridad.

“Hay comunidades que nos las dejan hablar; pero nosotros estamos hablando ante la autoridad, nosotros no queremos nada, queremos paz y queremos regresar a nuestra vida y queremos que nos pongan seguridad, no sé cómo ellos son los especiales para eso, ellos van a saber dónde, cómo, pero queremos regresar a nuestra vida y queremos seguridad y paz”, recalcó la desplazada.