Uso político de los libros de texto gratuitos

Especialistas afirman que los nuevos libros de texto serán un medio de adoctrinamiento, un instrumento político e ideológico; la prueba de esto es la modificación de la historia a conveniencia del gobierno de la 4T.

Redacción

2022-02-12
Ciudad de México

El 30 de enero arrancó la Asamblea de Análisis de Planes y Programas de Estudio Para el Diseño de los Libros de Texto Gratuitos para la Educación Básica, asamblea convocada por la Secretaría de Educación Pública (SEP) y en la que participan funcionarios públicos, intelectuales, representantes de otros sectores y la cúpula del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), lo que provocó inconformidad y protestas de otras organizaciones magisteriales a quienes la Dirección General de Programas Educativos de la SEP tuvo buen cuidado de no invitar; entre ellas se encuentra Maestros Comprometidos por México, que está en desacuerdo con la modificación de los planes de estudio.

A cargo de las mesas de trabajo de esta asamblea quedaron la modificación de planes y programas de estudio y el diseño de los nuevos libros de texto gratuitos para la Educación Básica. Los resultados se conocerán cuando los planes ya se hayan puesto en práctica y los libros se encuentren en manos de los estudiantes.

Especialistas en educación entrevistadas por este semanario caracterizan esta asamblea como un acto de simulación, puesto que estos planes y programas ya fueron aprobados, lo que convierte en superflua la asamblea de análisis; opinan que ésta servirá solo para formalizar algo que el gobierno ya había decidido centralmente sin involucrar a los docentes.

Las declaraciones de Delfina Gómez Álvarez, titular de la SEP, durante la reunión con legisladores morenistas realizada el 29 de enero, y comunicados posteriores de la dependencia a su cargo dan la razón a las especialistas en el sentido de que la asamblea es una simulación.

Las entrevistadas también afirman que los nuevos libros de texto serán un medio de adoctrinamiento, un instrumento político e ideológico; y que la prueba de esto es la modificación de la historia a conveniencia del gobierno de la “Cuarta Transformación” y de su partido. Ejemplo de ello son los libros de historia: la presentación por escrito del primero de ellos corrió a cargo del Presidente y el segundo fue anunciado en su conferencia matutina. Este gobierno –sostiene una de las entrevistadas– “quiere imponer su particular punto de vista, lo quiere imponer para que ésa sea la historia nacional, la historia que ellos deciden, la historia de determinado grupo”.

Finalmente, las especialistas señalan que lo más urgente en el momento actual es recuperar lo que se ha perdido por la pandemia elaborando un plan emergente para enfrentar el rezago que sufre el sistema educativo, especialmente en la educación básica; estudiar las consecuencias de la pandemia, resarcir las pérdidas es lo urgente y no efectuar cambios curriculares. La realidad de la pandemia y de los problemas educativos existentes son el respaldo a las opiniones que recoge, esta semana, nuestro Reporte Especial.