ENTREVISTA PUEBLA

Trabajo y trabajaré por Ajalpan, ése es mi sello: Edith Villa

/facebook @twitter
Adamina Márquez

“El problema de muchos políticos, la gente misma me lo dice en los recorridos, es que solo visitan las comunidades y los municipios en campaña; después de eso nunca más se les vuelve a ver. Yo soy diferente, ése es mi sello. Yo sí he trabajado y seguiré trabajando en el distrito de Ajalpan. Aquí está mi casa, abierta las 24 horas, los 365 días; no es demagogia, la gente te lo puede confirmar”, dice Edith Villa Trujillo, candidata del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la diputación local por el distrito 26 de Ajalpan, Puebla.

Edith nació en la Ciudad de México, en el seno de una familia de escasos recursos económicos. Su padre, don Jesús Villa Mendoza, fue un humilde trabajador de una empresa de teléfonos que siempre se preocupó por dar educación a sus cinco hijos para que pudieran estudiar y superarse. Su madre fue un ama de casa muy laboriosa que dedicó su vida a cuidar a sus hijos para hacer de ellos hombres y mujeres de bien.

Cursó la carrera de ingeniería agrícola en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Fue en este centro de estudios en donde entró en contacto con la organización en la que ha militado desde entonces: el Movimiento Antorchista.
Desde muy joven, Edith Villa se caracterizó por ser una mujer de mucho trabajo y voluntad, por lo que fue nombrada responsable antorchista en el municipio de Tepexi de Rodríguez, en el estado de Puebla.

Su buen desempeño la llevó también a ser lideresa de Santa Inés Ahuatempan, en la mixteca poblana, donde al poco tiempo fue electa presidenta municipal (2011 - 2013). Durante su administración trabajó por el desarrollo y bienestar de la comunidad al lograr la pavimentación de calles, la apertura de drenajes, la instalación del alumbrado público y la creación de una casa de cultura, centros educativos y deportivos.

Hace cuatro años que esta mujer, de carácter y semblante apacibles, comenzó su historial político en el distrito de Ajalpan. En 2014, Edith y su equipo de campaña recorrieron los 23 municipios del entonces distrito 16 de Puebla para pedir el respaldo de la gente a su candidatura a  diputada federal. Se comprometió a continuar un proyecto de trabajo social que tres años antes había encabezado Lisandro Campos Córdova, actual líder de Antorcha en Tehuacán y también candidato por el PRI a una diputación federal.

En aquella contienda, la gente le confió su voto por el trabajo que le heredó su antecesor y porque su compromiso de dar continuidad a este proyecto de desarrollo que se ha dispersado en la Sierra Negra, el Valle de Ajalpan, la Mixteca Poblana, la zona de Tehuacán y que poco a poco avanza hacia todo el estado de Puebla.

“Uno de mis mayores orgullos es haber trabajado gran parte de mi vida al lado de luchadores sociales como el licenciado Lisandro Campos, la maestra Hersilia Córdova Morán, a quien vi debatiendo asuntos en la Cámara de Diputados; como el ingeniero Juanito Celis y también como mis compañeros del Estado de México, entre ellos la licenciada Maricela Serrano, quien fue a pedir justicia por su padre asesinado arteramente en el Oriente mexiquense”, dijo a buzos.

Ahora la gente reconoce a Villa Trujillo por sus méritos propios y por haber cumplido su palabra.  En su primer año como diputada federal gestionó recursos financieros que se etiquetaron para 185 obras públicas entre las que resaltan electrificaciones, redes de agua potable, unidades deportivas y techos de instituciones educativas.

Durante su segundo año en la Cámara de Diputados tramitó demandas de miles de familias que vertieron en el financiamiento de programas para mejorar más de 300 viviendas, 46 pavimentaciones, 22 techados, cuatro redes de drenaje, dos unidades deportivas, 30 proyectos productivos y paquetes de apoyo técnico y pecuario a cuatro mil 300 campesinos.

En sus tres años como legisladora federal, Edith logró etiquetar más de 600 millones de pesos destinados a obra pública básica y a proyectos productivos que han beneficiado a poco más de 300 mil poblanos de 23 municipios.

“Yo trabajo con la convicción de que tenemos que dar resultados; tenemos que demostrarle a la gente que sí se puede tener representantes diferentes; que sí se puede tener a un funcionario en los diferentes niveles de gobierno que trabaje y que luche del lado del pueblo y para el pueblo”, asegura la candidata a diputada local.

buzos (b): ¿Cuáles fueron sus logros más significativos como diputada federal?
Edith Villa Trujillo (EVT): Por la cantidad de gente a la que ha beneficiado está la línea de conducción del agua potable en San Gabriel Chilac, una obra en la que se invirtieron ocho millones de pesos; la rehabilitación del campo de beisbol de San Antonio Cañada y dos unidades deportivas en Tepexi, ambas destinadas a los jóvenes; y alrededor de 15 techados en escuelas y plazas públicas, sobre todo para la Sierra Negra, pues ahí hace mucho frío, llueve constantemente y los niños no pueden salir debido al clima.

b: ¿Usted es candidata por un partido con muchas dificultades en la presente contienda? ¿Cómo sortea esta dificultad?
EVT: Sí, hay inconformidad. Pero yo no estoy en el PRI por conveniencia o por la marca; nosotros somos militantes conscientes del PRI, conocemos sus estatutos, su declaración de principios, sabemos sus normas y sabemos la historia del partido; no tenemos de qué avergonzarnos. Que se avergüencen aquellos que no han cumplido con los principios del partido; nosotros sí somos políticos con integridad. Por otro lado, conozco las necesidades de la gente, sus problemas; pero lo más importante es que conozco todos los pueblos y a la gente. Aquí vivo, aquí trabajo y le he dado resultados a la gente. Con base en este trabajo y con lo que ellos mismos han visto, porque las obras los están beneficiando, estoy segura de que van a confiar en nosotros nuevamente y van a votar por esta opción.

b: ¿Por qué quiere ser diputada local?
EVT: Porque quiero que el cargo me sirva como herramienta para resolver los problemas del distrito, en el que se encuentran los tres municipios más pobres de todo el estado: Coyomeapan, Eloxochitlán y Tlacotepec. En estos casos, los cargos de representación popular sí tienen peso político en las dependencias y los funcionarios ante quienes tenemos que acudir para que abran las puertas, aprueben los proyectos o presupuestos y resuelvan las demandas de la gente. Para mí una diputación es una herramienta de progreso y un instrumento con el que el pueblo tiene una representación política real.

b: ¿Entonces Edith Villa es garantía de triunfo?
EVT: Pero no Edith Villa o solo ella. La gente sabe que los resultados que he tenido y los triunfos que hemos alcanzado en los diferentes cargos públicos y representaciones populares se deben a que me respalda una gran organización, el Movimiento Antorchista, que siempre está dispuesta a luchar conmigo para que resolvamos los problemas y las necesidades que nos plantea la gente, y que no nos ha dejado nunca perder el camino correcto que es la lucha al lado de los más necesitados, de la gente humilde