REPORTAJE ESTADO DE MÉXICO

Héctor Javier Álvarez Ortiz
se perfila para gobernar Nicolás Romero

/facebook @twitt

Édgar Garduño

“¡Se ve, se siente, tenemos dirigente!”, “¡se ve, se siente, tenemos dirigente!”. Las porras y los aplausos terminan por arrancarle una tímida sonrisa al joven diputado, Héctor Javier Álvarez Ortiz, que no para de saludar a los asistentes. Sin embargo, al tomar la palabra, la timidez se transforma en un discurso certero, sin miedo alguno a señalar las injusticias que viven los nicolasromerenses y alentarlos a levantar la cara, a defender sus derechos; un mensaje diferente que se ha ganado el reconocimiento de la gente, sus aplausos y, lo más importante: su confianza.

Tras ocho años de realizar trabajo social en las calles de este municipio, de acercarse a las comunidades para conocer sus necesidades de forma directa, y de una vida entera en las filas del antorchismo, Héctor Javier se ha colocado a la cabeza de las preferencias electorales rumbo a las próximas elecciones que definirán al presidente municipal.

Hoy, encuestadoras reconocidas en todo el país, como Parametría,  lo señalan como el personaje político con mayor empuje y aceptación por parte de los habitantes de este municipio situado al noroeste del Estado de México.

El 67 por ciento de la población opina de manera positiva sobre el legislador y su trabajo, lo ven como el mejor candidato para buscar la presidencia municipal.

De acuerdo con los datos arrojados por Parametría, si hoy fueran las elecciones a presidente municipal de Nicolás Romero y Héctor Javier Álvarez Ortiz se postulara como candidato por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), obtendría el 34 por ciento de los votos, logrando así maximizar la ventaja del PRI de forma histórica en Nicolás Romero, colocándose 16 puntos por encima del candidato de Morena que se ubicaría en la segunda posición con 18 por ciento de los sufragios, y el tercer lugar seria para el PAN con 17 por ciento.   

Líder social con trayectoria
Con una trayectoria política que siempre ha caminado de la mano de la labor social, Héctor Javier Álvarez Ortiz ha desempeñado diversos cargos públicos en los niveles local y federal que lo ayudaron a conocer a fondo las condiciones sociales del noroeste mexiquense, pero sobre todo de Nicolás Romero, donde ha fungido como consejero político por el PRI  en 2006 y como síndico municipal en el trienio 2013-2015, cargos a los que se suma sus actividades actuales en el Congreso de la Unión como diputado federal plurinominal por la Quinta Circunscripción del Estado de México.

Y más allá de cargos públicos, su labor destaca por la cercanía con los habitantes de Nicolás Romero y la defensa de los derechos del pueblo trabajador, bajo una plataforma dirigida por los ideales del Movimiento Antorchista; Álvarez Ortiz sostiene que los servidores públicos de extracción antorchista son distintos a cualquier otro por su distinta visión, que prioriza el carácter social de cualquier proyecto, desde la gestión de un aula, hasta obras de gran impacto, plantando siempre la semilla de conciencia que genere ciudadanos críticos.

Hoy, no solamente la sociedad civil lo considera digno de confianza; su destacada labor ha despertado incluso la aceptación dentro de las filas del PRI, pues acorde a la encuestadora Parametría, el 48 por ciento de los priistas en el municipio lo ven como la mejor opción. 

Continuidad en el desarrollo social
Los cambios que necesita el municipio ya se trabajan desde la llegada de la organización social a Nicolás Romero hace 29 años, así define el legislador antorchista la labor que hoy encabeza. Entrevista por buzos, apunta que como parte de los valores que fomenta la organización social que representa, siempre se prioriza el trabajo colectivo, por ello, al hablar de los logros alcanzados asegura que se trata de un trabajo en equipo.

“Lo que hoy se consolida como un proyecto de desarrollo social que va ganando cada vez mayor aceptación entre los habitantes del noroeste mexiquense es la suma de esfuerzos que se han realizado a lo largo de más de 28 años de trabajo arduo, priorizando el bienestar de las clases más desprotegidas. Gracias a la confianza que me ha brindado la organización encabezo este proyecto, pero se trata de un gran equipo de trabajo que todos los días sale y se la rifa por el bienestar de Nicolás Romero”.
Sin ser gobierno

Esta visión de progreso ha permitido gestionar beneficios para miles de habitantes en todo Nicolás Romero en los últimos años sin ser gobierno. Los aportes históricos que se han realizado a través de la gestión social del Movimiento Antorchista y el diputado federal Héctor Javier Álvarez Ortiz en el noroeste mexiquense hablan por sí solos.

Tan solo durante su paso como síndico municipal en el trienio 2012-2015, logró atraer 200 millones de pesos en obras y servicios para beneficio de más de 15 mil familias, hecho sin precedentes en la administración de este municipio, pues estos recursos fueron adicionales a los entregados por el municipio; labor que lo llevó, incluso, a ganar el premio Palmas de Oro 2014, que cada año otorga el Círculo Nacional de Periodistas, quien reconoció su destacada labor social en Nicolás Romero y nueve municipios más.

Este trabajo, que cuenta con el aval y respaldo de los ciudadanos, le ha permitido continuar con su labor social desde su posición como legislador, periodo durante el que ha logrado gestionar más de 460 millones de pesos en el nivel municipal, estatal y federal, inversión que se ha traducido en una mejor calidad de vida para miles de familias en todo Nicolás Romero.

Así, a través de esta labor legislativa, Héctor Javier Álvarez Ortiz y el Movimiento Antorchista se han dado a la tarea de abatir el rezago social en Nicolás Romero mediante grandes avances en materia de educación, salud, deporte, cultura; infraestructura social, apoyo al campo, y servicios básicos como electrificaciones, pavimentaciones, drenajes, lecherías y muchos más.

Su lucha contra la injusticia social 

Lejos de las cifras, para el dirigente social lo más importante es que se camina en la dirección correcta: la defensa de los intereses del pueblo: “Mi mayor motivación es erradicar la injusticia social, para ello trabajamos día con día , buscamos educar políticamente a los ciudadanos para que despierten y sepan que unidos y organizados podemos lograr grandes cambios, para que metan las manos en la política y en las decisiones importantes.

No estoy de acuerdo en que nuestro pueblo se muera de hambre, que no tenga acceso a los servicios, que sufra por la injusta distribución de la riqueza social, sabemos que ése es el principal motor de la desigualdad social y por ello en Antorcha buscamos que se acabe desde la raíz”.

El cambio que Nicolás Romero espera
Ubicado al noroeste del Estado de México, Nicolás Romero es un municipio que apenas hace seis años dejó atrás la categoría de Villa para iniciar un proceso de urbanización que ha traído consigo un gran crecimiento poblacional y mayor demanda social de servicios y obras, situación que ha generado exigencias puntuales para la administración actual, que indiscutiblemente ha defraudado la confianza de sus gobernados.

Actualmente, la percepción de los ciudadanos sobre el gobierno municipal es negativa. De acuerdo con datos de la encuestadora Parametría, el 58 por ciento de la población, es decir más 200 mil habitantes desaprueban el actual gobierno encabezado por Angelina Carreño Mijares; un gobierno que arrastra antecedentes de cacicazgos y monopolización del poder y cargos públicos para una élite partidista en la que destacan nombres como Alejandro Castro Hernández, expresidente municipal, exdelegado estatal del programa federal Prospera y esposo de la actual presidenta; y Martin Sobreyra Peña, también expresidente municipal durante los periodos 2006-2009 y 2013-2015, y  operador político del PRI en las pasadas elecciones a gobernador.

Ante esta perspectiva, y respondiendo a la pregunta: ¿Cuál es el cambio que Nicolás Romero necesita? Héctor Javier Álvarez Ortiz asegura: “La gente necesita una nueva representatividad, un proyecto que de verdad luche por su bienestar lejos de los intereses personales.

Nicolás Romero es un municipio con bastante potencial, hay muchos jóvenes, trabajadores, estudiantes, amas de casa, obreros y campesinos que necesitan un gobierno que los apoye y les brinde mejores condiciones de vida. Hoy, gracias a nuestro trabajo, cada vez son más los ciudadanos que estrechan lazos de colaboración con nuestra organización y se convencen de que un municipio mejor, con mayores estándares de calidad, es posible y necesario.

La gente pide un cambio, está perdiendo confianza en la política, pero el pueblo no debe alejarse de la política porque es precisamente ahí donde se define todo, las partidas presupuestales y cómo le irá a los ciudadanos”.

Conocer de cerca los problemas sociales
Considerado por los ciudadanos como un político diferente, la franqueza caracteriza sus acciones; y respaldado por el cumplimiento de las propuestas en materia de obra social y bienestar de los ciudadanos, Héctor Javier considera que a Nicolás Romero le urgen cambios estructurales en materia de seguridad, cobertura de servicios básicos, mejoramiento de las vías de comunicación y apoyo a la educación.

Hoy, gracias a su arduo trabajo, cobijado por la fortaleza del antorchismo, se ha convertido en una voz autorizada que conoce a fondo los problemas que agobian al municipio de Nicolás Romero. Desde su óptica, esto es “lo fundamental para que los habitantes comiencen a creer que se puede lograr un mejor municipio.

Antorcha trabaja para que el pueblo viva mejor y se ha demostrado con hechos. Nicolás Romero es un municipio que se caracteriza por su gente trabajadora; pero hoy sufre por no poder caminar con seguridad en sus calles, porque no hay cobertura total de los servicios básicos, porque los tiempos de traslado a sus puntos de trabajo son agotadores; ésos son algunos aspectos que deben trabajarse para mejorar la calidad de vida en el municipio”.

Y agrega: “En Antorcha se trabaja en todo momento por mejorar las condiciones de vida de los habitantes del municipio y de todo el noroeste mexiquense; nuestro proyecto tiene que crecer para que cada vez más habitantes conozcan nuestro proyecto y se unan; claro que desde el gobierno o encabezando una administración se pueden implementar medidas como la administración eficaz de los recursos públicos en obras y servicios, el manejo directo de las dependencias municipales, priorizando siempre el bienestar social, pero nuestra organización ha sabido promover el desarrollo por el camino de la gestión social sin ser gobierno y eso lo sabe la gente, eso nos ha hecho ganarnos su confianza.

Sabemos que los gobiernos antorchistas son gobiernos progresistas, ejemplos de administración pública que velan por los intereses de sus gobernados y siempre que los ciudadanos nos brinden la oportunidad estaremos ahí para responder de la mejor forma”.

Así, ante una coyuntura política en la que se aproximan cambios, el líder antorchista en el noroeste mexiquense, Héctor Javier Álvarez Ortiz, se perfila como el posible candidato de los nicolasromerenses, de la voz popular que ya comienza a mirar en él, y en la organización que representa, el cambio que Nicolás Romero necesita para avanzar en la dirección correcta.