LITERATURA

Horror desde la cripta

La caída de la casa Usher

/facebook @twitter
Ana Kerlegan

En el siglo XIX el miedo a ser enterrado vivo se propagó a través de la literatura. Los periódicos informaban con encabezados sensacionalistas de inhumaciones en vida y artículos de revistas médicas analizaban casos de personas que morían o sobrevivían, así como de ataúdes preservadores de vida. No es de extrañarse que Edgar Allan Poe se inspirara en un entierro en vida para escribir tan breves y fabulosos cuentos.  

En La caída de la casa Usher, Poe presenta la historia del entierro en vida de lady Madeleine, uno de los relatos más populares del escritor; fue publicado en el Burton´s Gentleman´s  Magazine en 1839.  En este cuento, el genio del misterio estadounidense aborda con horror la relación incestuosa de Roderick y el deseo profundo de fundirse eternamente con su hermana Madeleine, que representa el mundo material y sensual.

La muerte en este caso es el ángel exterminador de una estirpe condenada y, paralelamente, la solución final a dicha maldición.

A largo del cuento hay una estrecha relación entre la mansión, el estado anímico de los personajes y la cripta familiar, pues están amalgamados por la muerte. Desde el comienzo, el escenario natural y las impresiones anuncian la estética gótica de la narrativa estadounidense que experimenta lo racional frente a lo irracional, lo tétrico, lo tenebroso y lo puritano:

“Durante todo el día de otoño sombrío, oscuro y silencioso, en el que las nubes bajas pendían plomizas del cielo, había estado cruzando solo y a caballo por una senda del campo especialmente lúgubre; hasta que, al fin, me encontré, frente a mis ojos, cuando ya caían las sombras de la noche, con la melancólica casa Usher…”.

La casa Usher es, en sí, la muerte narrada por el personaje-testigo del aparente fallecimiento de lady Madeleine, su entierro, exhumación y agonía, así como del miedo y horror experimentados por Roderick, quien está consciente de su partida pues en todo momento respira muerte en la casa antigua de estilo gótico que en realidad es una enorme cripta, en cuya parte baja descansan los restos de la familia ancestral.

Este relato tiene una estructura narrativa compleja y de significado abierto a la interpretación del lector; aloja paisajes fantásticos que poseen enigmas sin solución. Estructura confusa y enigmas incontestables denotan la pasión de Poe por el misterio. 

La caída de la casa Usher sumerge al lector en un ambiente lleno de decadencia y aniquilación  física que causa gran horror a Roderick, el intelectual hermético que solo encuentra paz en la biblioteca de la mansión llena de volúmenes científicos, metafísicos y enigmáticos. Personaje turbado y temeroso de la muerte que reclama la mansión y al último de sus habitantes. Al fin, la casa y la dinastía Usher serán engullidas por el estanque de agua turbia que engalana la propiedad y es, además, el espejo del alma de una dinastía condenada a la extinción.