BIOGRAFÍA

Faustino Pérez Medina

/facebook @twitter
Laura Castillo García

La tierra que vio nacer a Faustino fue Comitán, Chiapas. Fue el único hijo varón de una familia humilde. A la edad de 18 años decidió buscar suerte en la Ciudad de México y llegó a vivir a Nezahualcóyotl, en el Estado de México.

Trabajó como ayudante en una empresa refresquera y después como chofer. Buscó un terreno barato para construir su casa y lo encontró en el municipio de Chimalhuacán. Contrajo matrimonio con María Belem Rojas Mora, con quien procreó cinco hijos. Al paso del tiempo, con esfuerzo y sacrificio, instaló su propio negocio de ropa en el mercado Santa Elena.

Los conocidos de don Faustino lo recuerdan como un hombre recto, bueno, que siempre buscaba lo mejor para sus hijos, a quienes inculcaba valores y principios morales a fin de que llevaran una vida honrada y responsable.

Don Faustino solo cursó el primer grado de primaria, por eso luchó por la creación de un municipio donde todas las personas pudieran disponer de los servicios urbanos básicos, llevar una vida digna y tuvieran oportunidad de estudiar. Ésta fue siempre su prédica ante sus hijos y las personas que lo rodeaban.

Con el paso de los años, don Faustino se dio cuenta que en el Chimalhuacán marginado no había oportunidades de tener una vida mejor, pues no había luz eléctrica ni agua potable; advertía que al municipio le faltaba casi todo y fue cuando conoció al señor Narciso Hinojosa y su organización Alianza Revolucionaria de Mercados, que luego se adhirió al Proyecto Nuevo Chimalhuacán impulsado por Antorcha Popular. De esa forma se fue integrando a la organización social que luchaba por servicios básicos para habitantes y comerciantes.

El 18 de agosto del año 2000, don Faustino se despidió de su familia de manera muy rara, abrazó a sus hijos y a su esposa; les pidió que se sintieran felices porque Chimalhuacán iba a cambiar por el bien de todos, que el esfuerzo había valido la pena y que regresaría muy pronto a casa.

Lamentablemente, la ambición del grupo caciquil de La Loba le quitó la vida a don Faustino; las balas le arrancaron la vida a una persona que buscó una vida mejor para su familia y vecinos.