BIOGRAFÍA

Ricardo Calva Reyes

/facebook @twitter
Diana Pérez Rosales

Fue hijo de Catalina Reyes Díaz y Jorge Javier Calva Martínez, originarios de Puebla. Realizó sus estudios con mucho esfuerzo, ya que trabajaba en las mañanas en una bonetería y por las tardes asistía a una escuela privada. Su instrucción universitaria la sustentó con un trabajo más pesado. Ayudaba a su madre en el sostenimiento familiar de sus hermanos menores.

Entró en contacto con Antorcha Popular a través de un club deportivo creado por el Movimiento Antorchista Nacional (MAN) en La Paz. En 1997 se adhirió definitivamente al MAN porque trabajó como docente en diversas escuelas primarias de Ixtapaluca, Estado de México y se convenció de la labor educativa del movimiento social.

Ahí impulsó actividades deportivas y artísticas a fin de contribuir al desarrollo integral de los niños. Su esfuerzo lo llevó a convertirse en director de la primaria Margarita Morán, ubicada cerca de la Unidad Habitacional Cuatro Vientos de Ixtapaluca, donde organizó un comité vecinal con la finalidad de gestionar apoyos sociales para mejorar la vida de los residentes.

En el año 2000, convencido de que la suerte de la gente humilde cambiaría cuando un representante del pueblo accediera al poder político, se sumó a la campaña política del candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la presidencia de Chimalhuacán, el militante antorchista Jesús Tolentino Román Bojórquez, quien arrasó y ganó las votaciones a pesar del fracaso nacional priista que perdió la Presidencia de la República frente al candidato panista Vicente Fox.

Su trabajo durante la campaña electoral fue muy importante, porque después de cumplir con sus actividades escolares en Ixtapaluca viajaba a Chimalhuacán para hablar con la gente y convencerla de la necesidad de utilizar su voto en la elección de un candidato responsable y bien intencionado y no destinarlo a políticos corruptos que lo único que habían hecho antes era sumir a Chimalhuacán en la absoluta miseria. Román Bojórquez se convirtió en el primer presidente municipal antorchista de Chimalhuacán. Pero la alegría por el triunfo popular se ensombreció el 18 de agosto del año 2000 con la agresión asesina de un grupo armado comandado por la cacica de Chimalhuacán, Guadalupe Buendía La Loba, cuyos pistoleros mataron a 10 personas e hirieron a otras 98 personas.

Ricardo Calva Reyes, hombre bueno y esforzado, quien luchaba por un mundo mejor, perdió la vida durante el artero ataque que La Loba ordenó ese día contra la gente que se había reunido en el jardín municipal para festejar la victoria electoral del pueblo chimalhuacano.